Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 17
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alicante

    'Ocho apellidos vascos' - Pura lógica

     

    En el momento en el que estoy escribiendo esta crítica, mientras la estás leyendo, 'Ocho apellidos vascos' continúa asentada en un éxito, casi, histórico. Taquillas reventadas, superproducciones extranjeras superadas, presupuesto más que rentabilizado y la certeza, por encima de todo,de que nos apetece reírnos. Y si es de nosotros mismos, más. Otra cosa no, pero nuestro cine siempre ha sabido hacer este ejercicio de relativizar, contextualizar con amabilidad, criticar con palmadita en la espalda, quitar hierro al asunto, con una especial habilidad. Se nos da bien. Ahí están los datos, esa frase tan terrible, para demostrar que los mayores taquillazos patrios son comedias, mejores o peores, pero comedias. El sentido del humor por bandera, aunque no deje de esconder un reír para no llorar, es el arma más certera para el público de un país que, ahora sí, necesita más de una carcajada para aguantar con más tranquilidad el chaparrón que le está cayendo encima. Si el año pasado, tan cercano y lejano, fue la notable '3 bodas de más', en este 2014 parece que 'Ocho apellidos vascos' será la encargada de revitalizar el género cómico por encima de los dramones cotidianos. 

    La película de Emilio Martínez - Lázaro, un director curtido en la materia al que, lástima, se le nota demasiado el piloto automático en esta ocasión, juega con agradable acierto la carta de 'se puede hacer humor de todas las cosas'. En esta ocasión, los nacionalismos, el sentimiento oculto detrás de las banderas, la defensa de la independencia, vital y política, son los temas utilizados como excusa para contar una comedia romántica para todos los públicos de manual. Y aquí es donde está su fallo y su acierto principal. Porque uno echa de menos algo más de atrevimiento, valentía y locura en el guion firmado por Borja Cobeaga y Diego San Jo, más allá de los chistes y réplicas amables que se suceden con un ritmo ameno pero desprovisto de cualquier pizca de pasión. Sin embargo, su valor real, y no por ello menor, es el de regalar al espectador un rato alejado de los problemas, ser un entretenimiento simpático, una comedia eficaz.

     

    Por eso, a pesar de momentos desaprovechados (la boda o la primera cena), 'Ocho apellidos vascos' convence a base de risas, buen gusto y estupendo reparto. Porque lo mejor de la cinta está en la vis cómica de Carmen Machi, la ternura de un estupendo Karra Elejalde y la química de sus dos protagonistas. Por un lado, Dani Rovira, que se confirma como uno de los grandes cómicos de este país y, por el otro, Clara Lago, actriz sobrada de carisma, desparpajo y talento, representante ejemplar de una nueva generación de actrices españolas sobresalientes. Este cuarteto inicial consigue superar los errores de una propuesta que termina ganando por pura lógica. Esa que dictamina que, cuando se destila simpatía y amabilidad con naturalidad, sin resultar forzado ni artificial, se obtiene como mínimo una sonrisa de verdad. Aquí hay un buen puñado de ellas. Y, con eso, las carcajadas casi que están de más. 

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook