Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 23
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Shame' - Cazador

     El cazador solitario observa el paisaje con una falsa calma en constante peligro de explosión. Analiza cada detalle, observa los rincones escondidos, estudia a las víctimas potenciales y, finalmente, encuentra su objetivo. Mantiene la mirada, fija, segura, contundente. En el otro lado encuentra respuesta. Una sonrisa, una caída de ojos, movimientos sutiles pero claves para mostrar el deseo, la impaciencia, el coqueteo, la búsqueda de un fin común. Sin embargo, los ojos del cazador se incendian hasta el límite, no ofrecen descanso, intimidan y el interés se convierte en miedo, la incertidumbre en terror, el encuentro en huida. El cazador solitario despierta de un letargo en el que jamás estuvo para correr tras ella, ansioso por tener la oportunidad de derrotar las barreras, de saciar su hambre, de liberar su cuerpo de la eterna prisión en la que se encuentra. Ha fracasado en su misión pero sabe que el día no ha hecho más que comenzar, que le esperan mil y una sensaciones similares, que el túnel no tiene final, que el laberinto no esconde salida, que su mente es un colchón en el que nadie encuentra descanso. Descansa sobre la resignación. Es un adicto. No tiene cura. Está encerrado.

    Una angustia y desolación que se confunde con lo cotidiano y las falsas apariencias en 'Shame', una película fría y, a la vez, profundamente conmovedora. La nueva película de Steve McQueen hipnotiza con su ritmo medido a la perfección, con escenas memorables que, sin embargo, uno desearía no volver a ver nunca más por la profunda tristeza que provocan. Estamos hablando de uno de los relatos sobre un adicto (en este caso sexual) que se hayan visto jamás en el cine. Protagonizada por Michael Fassbender, el cual reivindica una vez más su fama como uno de los mejores actores de nuestros días dejándose la piel en una actuación inolvidable, 'Shame' es cine directo, sin concesiones a la galería, centrado en contar de un modo natural una historia aterradora, observando con detalle cada paso que da su protagonista hacia la oscuridad más absoluta, la terrible mueca final de placer y dolor que refleja la incapacidad y conocimiento que puede llegar a tener un ser humano cuando se encuentra perdido en el infierno. 

     
    'Shame' se convierte en una de esas películas que se instalan en la cabeza y no terminan de desaparecer, una fuente de sensaciones intensas que convierten al espectador en testigo de algunos de los mejores momentos cinematográficos que nos vamos a encontrar en este año que apenas ha comenzado. La presencia inocente, frágil de Carey Mulligan, espléndida, cantando una versión fúnebre y melancólica de 'New York, New York' ante las lágrimas del cazador solitario provoca un eco que continúa sonando una vez abandonado el cine. La banda sonora de los presos que encuentran la libertad durante un instante lo suficientemente corto como para saber que jamás la podrán alcanzar. Desde ya, una de las películas del año. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook