Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 30
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Un método peligroso' - Dinamita Cronenberg

    El nombre del director nunca debería limitar una película, encorsetar una propuesta a lo que se espera de su realizara es una maniobra en la que la nostalgia por sus trabajos pasados, auténticos referentes si es esta la actividad realizada, imposibilita su disfrute presente y su futuro inmediato. Cuando uno va al cine a ver una película de Scorsese, Burton, Von Trier o Eastwood espera hasta lo inesperado y cualquier novedad se celebra como triunfo o riesgo, pero jamás como decepción. David Cronenberg es el caso contrario. ‘Una historia de violencia’ y, sobre todo, ’‘Promesas del Este', sirvieron para colocar su nombre entre los destacados autores con personalidad propia, tanto en su mensaje como en el modo de contarlo. Por eso, su nuevo trabajo, ‘Un método peligroso’, basado en la obra teatral de Christopher Hampton, ha sorprendido a propios y extraños, siendo criticada y castigada por algunos como una película alejada del estilo de su director, mientras que otros señalan directamente a Cronenberg de haberse vendido al cine académico.

    Es cierto que este triángulo de devociones entre Sigmund Freud, Carl Jung y Sabina Spielrein, apuesta por la formalidad estética y el clasicismo más reconocible del cine histórico clásico, perfecto en su ambientación y representación en la gran pantalla, pero eso no anula una historia repleta de elementos afines a la filmografía del canadiense. Aquí podemos encontrar la lujuria y la pasión, comedida y devota por partes iguales, el sexo, el lado turbio y perturbado de la psique humana, la tensión psicológica y hasta la opresión que la mente humana puede provocar a través de un concepto. Por lo tanto, se cambia el contexto pero no el mensaje o parte del mismo. Y, Cronenberg, narra todo esto con pulso firme y comedido, planos que respetan el origen teatral fundiéndolo con el poder cinematográfico, con una dirección de actores magistral donde su trío protagonista brilla con intensidad mayúscula, desde Keira Knightley con una interpretación arriesgadísima, de esas que se aman o se odian, hasta un excelso Michael Fassbender que cumple las expectativas que le sitúan como el gran actor del futuro, pasando por Viggo Mortensen, carismático Freud.

    La fotografía de Peter Suschitzky y la maravillosa banda sonora firmada por Howard Shore, redondea una película contundente y narrada con la intensidad que aporta una conversación interesante. Espléndida en todos sus aspectos, confirma el envidiable estado de forma y madurez de David Cronenberg, una situación que le coloca, a sí mismo, como principal enemigo y reto al que superar. Ser director y tener un sello personal provoca este tipo de cosas, incluyendo que una película como ‘Un método peligroso’, se confunda con un acercamiento al clasicismo cuando su función no es otra que la de dinamitar el cine académico desde la psicología perturbada que, no lo olvidemos, siempre fue su seña de identidad. La dinamita Cronenberg vuelve a estallar, esta vez, en forma de cine en estado puro.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook