Blog 
Para no callar
RSS - Blog de Anselmo Gracia Molina

El autor

Blog Para no callar - Anselmo Gracia Molina

Anselmo Gracia Molina

Catedrático de Universidad

Sobre este blog de Sociedad

Cuando la democracia es partitocracia, el Estado reino de taifas, se sospecha de la justicia, la Universidad se convierte en una burda copia de algo que quiso ser, y la excelencia ni está ni se la espera, déjenme que aproveche este resquicio de libertad PARA NO CALLAR.


Archivo

  • 12
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    granja sin animales

    En mi escuela había una granja.

    En mi escuela había una granja, la hierba crecía en el patio de los animales y los cuidadores barrían cada mañana el suelo limpio de las cuadras, porque era una granja sin animales. Los maestros nos llevaban por los pasillos de la granja y ponían mucho interés en explicarnos cómo era una vaca, una cabra, una gallina,… Después, en unas láminas con dibujos nos explicaban la diferencia entre una cabra y una oveja, entre una vaca y un caballo. Con el dedo señalaban el pesebre vacío y nos explicaban qué comía una oveja. También nos explicaban cómo se sacaba la leche de las cabras en una habitación grande en la que se hubieran ordeñado las cabras si hubieran estado.

    Un niño mayor me dijo una vez que antes había animales, pero que un día se los llevaron y ya no volvieron. Otro día unas personas con ropa azul vinieron y se pusieron a poner vallas alrededor de toda la granja. Y también pusieron un candado en una puerta con una cadena muy gorda. Como dentro no había animales, no podía ser todo ese trabajo para que no se escaparan, sino para que no entraran animales

    Una vez fui al pueblo de mis primos, que tenían una granja; una granja muy rara, pensé, porque olía un poco mal, y había moscas y un perro en la entrada, y además había animales como los que nos enseñaba el maestro en las láminas. Pero lo pasamos muy bien, y aprendí muchas cosas de los animales, del campo y de las personas que viven en el campo. Al poco tiempo vi un documental en la tele y salió una granja con animales, y una gran duda me vino: ya no sabía si una granja era algo como lo que me habían enseñado mis maestros o algo así como la granja de mis primos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook