Blog 
Pasando por los aros
RSS - Blog de Mario Braña

El autor

Blog Pasando por los aros - Mario Braña

Mario Braña

Redactor de deportes de La Nueva España

Sobre este blog de Deportes

Los Juegos Olímpicos de Londres desde dentro


Archivo

  • 28
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Jessica se quedó sin desfile

    Solucionados los problemas técnicos habituales, aquí estoy dispuesto a iniciar una aventura que tenía pendiente desde hace muchos años. Acostumbrado a seguir los Juegos Olímpicos pegado a la televisión, a miles de kilómeros de distancia, tengo una sensación rara. Supongo que a partir de mañana, cuando empiecen las competiciones en el Parque Olímpico, todo será más a o menos como imaginaba: una borrachera de deporte en sesión continuar hasta el 12 de agosto.

    Para empezar, una de esas coincidencias que sirven para confirmar que los asturianos están por todas partes. Nada más entrar en el parque olímpico, en uno de los bares del centro comercial que pasa por ser el mayor del mundo, me encontré con Jessica Alonso haciendo unas risas con algunas de sus compañeras de la selección de balonmano. Su alegría ayer estaba un poco ensombrecida por la negativa de su entrenador a que participasen en la ceremonia de inauguración. La verdad es que Jorge Dueñas tenía una buena razón: a las 12.15 (hora de Londres) tenían que dar el callo en el primer partido del torneo. Lo primero es lo primero.

    También yo me perdí el espectáculo del estadio olímpico, pero fue interesante seguirlo en la inmensa sala de prensa, con más de 600 puestos para periodistas, aunque a aquellas horas hubiese una mínima representación. Fueron muy celebradas algunas partes de la ceremonia, sobre todo el lanzamiento en paracaídas de la reina de Inglaterra ante las mismas narices del agente 007. Y con el desfile de los deportistas, algunos vítores aislados de los más patriotas, con una explosión de entusiasmo cuando le llegó el turno a Australia. La presencia de Gasol pasó desapercibida en la sala. Quizá se notó la hora de más en España. Apretaba el cierre de los periódicos. Como en el caso de Jessica, la obligación antes que la devoción.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook