Blog 
Rincón majorero
RSS - Blog de Cesar Lopez

El autor

Blog Rincón majorero - Cesar Lopez

Cesar Lopez

Sobre este blog de Fuerteventura

Blog dedicado a aspectos ecológicos de Fuerteventura: Senderismo, turismo ecológico e Historias de la isla majorera.


Archivo

  • 06
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Canarias Espirulina

    Espirulina en Canarias: Su consumo y algunas ideas

    Hace algunos años vino a mi despacho una persona que me planteó la posibilidad de cultivar espirulina a gran escala en Fuerteventura. Por aquella época acababa de terminar mi etapa como Agente de Desarrollo Local en un Ayuntamiento y la actividad a desarrollar por parte de este interesado encajaba perfectamente como "nicho de mercado" sostenible. El proyecto que me mostró este hombre me motivó muchísimo a nivel personal, puesto que me pareció una actividad muy brillante pese a su bajar rentabilidad. Decidí, por aquel motivo, profundizar aún más motivado fundamentalmente por mi ignorancia. No sabía qué demonios era la espirulina y, una vez satisfecha la curiosidad, me puse manos a la obra.

    En mis ratos libres decidí echar una mano en los trámites administrativos a quien hoy día es un gran amigo: Contacté con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias, Asociaciones especializadas en acuicultura e incluso planteé una consulta (esta vez sin éxito alguno en la contestación) a la Unión Europea.

    El resultado de tantas pesquisas fue, por lo menos, clarificador en parte. La especie vegetal "Arthrospira Platensis", a la que se conoce generalmente como espirulina, está recogida en el borrador del Catálogo de Nuevos Alimentos como "no nuevo alimento". ¿Que demonios quiere decir? Pues tan solo que no disponía de consumo significativo en la Unión Europea antes del 14 de mayo de 1957 ni como ingrediente alimentario ni como complemento alimenticio. Pero por alguna misteriosa razón está regulada su distribución en España (la encontramos hasta en el mercadona) pero no su producción, quedando en una especie de "zona gris".

    Lo que es la espirulina y lo que no es:

    Hace al menos siete años que tomo espirulina prácticamente a diario. Hoy resulta bastante frecuente que la gente lo compre inclusive en supermercados, pero por aquella época mencionaba a algún conocido cualquier aspecto sobre esta microalga y mi interlocutor dibujaba en su cara una expresión similar a la que esbocé yo la primera vez que escuché el principal argumento sobre la espirulina. Reconozco que se me pusieron los ojos como chernes cuando leí, de mano del experto Robert Henrikson, que "Tomar un gramo equivale a comer un kilo de verduras variadas".

    Al principio comencé por consumir grandes cantidades, convencido de los argumentos súper-alimentarios del producto y las propiedades "medicinales" de esta cianobacteria. Pero sin caer en el halago gratuito general, hemos de reconocer que, salvo que seas una persona con déficits nutricionales (anemia, por poner un ejemplo muy típico) no notas apenas nada.

    Una anécdota simpática: "Churra" sí y colesterol quizás

    Recuerdo un suceso simpático que tuvo lugar en un bar de Pájara mientras charlaba con otra persona. Le enumeraba, casi de memoria, la ristra de estudios que mencionaban las cualidades de este complemento alimenticio para mejorar el colesterol y la salud cardiovascular. Él tan sólo escuchaba. Pero en el instante en que mencioné que uno de tales estudios afirmaba que "la tendrías más tiesa" si la tomabas con regularidad cuando le faltó tiempo para pedirme un número de teléfono y hacer su pedido sobre la marcha.

    El Centro de Biotecnología Marina, ubicado en Taliarte (Gran Canaria), es un referente en lo que se refiere al cultivo de esta microalga. Pero aún son muchos los pasos que hay que dar para extender, sensibilizar y concienciar a la población sobre el consumo de esta y otras microalgas (chlorella, por ejemplo).

    Pese a las óptimas condiciones climatológicas para el cultivo de espirulina en Canarias, no es posible hoy día pensar en un cultivo orientado al mercado salvo el local como ocurre en la vecina Francia. Allí la tradición es muchísimo más antigua. En España, los hábitos saludables de alimentación son otros y aún su consumo es meramente residual, por mucho que se encuentre inclusive en los hipermercados.

    Conforme transcurre el tiempo soy cada vez más consciente de que la salud ha pasado a un segundo plano y la estética a un primero. De hecho, la espirulina se comercializa como "producto adelgazante" y yo ahí soy bastante escéptico. A mí nunca me funcionó de esa forma.

    Sin embargo, la lectura positiva de todo esto es que el público objetivo de la espirulina son las "personas conscientes" y en Canarias cada vez encuentro más. Solo por ellas merece la pena continuar.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook