Blog 
Salud y bienestar
RSS - Blog de Francisco Vera

El autor

Blog Salud y bienestar - Francisco Vera

Francisco Vera

Administro el magazine de salud www.lineaysalud.com

Sobre este blog de Salud

Posts sobre el mundo de la salud y el bienestar: dietas de alimentación, enfermedades, salud sexual, complementos alimentación, cosmética, deportes, etc. Artículos sencillos para gente sencilla...


Archivo

  • 03
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Copa menstrual o vaginal (preguntas frecuentes)

    Las copas menstruales o copas vaginales se están convirtiendo en un artículo de uso imprescindible en algunos sectores femeninos, sobre todo en aquellos que están preocupados tanto por el medio ambiente como por los efectos nocivos de las materias primas con que se fabrican las compresas y tampones y también con los peligros que dichos artículos de consumo puedan acarrear a la salud femenina.

    Cada día las personas son más conscientes de lo mucho que puede afectar a la salud la química añadida a todo lo que consumimos diariamente en nuestra vida, tanto en la higiene, como en la alimentación y procuran evitarla (en la medida que pueden). Pues las copas menstruales son un claro ejemplo de esa toma de consciencia.

    ¿Qué son las copas menstruales?

    Las copas menstruales o copas vaginales son unos contenedores de líquido menstrual reutilizables. Las copas menstruales de buena calidad están hechas de suave y blanda silicona médica (esto es muy importante a la hora de elegir una) y son hipoalergénicas, no favorecen la proliferación de microorganismos, son respetuosas con la naturaleza femenina, son higiénicas y  baratas a largo plazo, pues se amortizan pronto. Se lavan con un simple jabón neutro. También son altamente respetuosas con el medio ambiente, pues pueden llegar a durar más de 10 años. En vez de actuar absorbiendo el flujo menstrual, actúan recogiéndolo.

     

    Copa menstrual – Primera impresión 

    A primera vista puede parecer que las copas menstruales no son higiénicas. Incluso puede dar sensación de asco o ‘repelús’, pero nada más lejos. Basta con utilizarlas una vez para olvidarse de la sensación de tener una compresa húmeda pegada a la sensible piel de esa zona y del olor que desprenden con el calor del cuerpo. También se queda lejos la sensación desagradable de tirar del hilo de un tampón sucio que ha estado taponando la vagina para cambiarlo. Lo que sí está claro, es que el concepto es poco común. Conocemos a poca gente que se introduzca un recipiente para que cuando esté lleno vaciarlo, lavarlo y volver a introducirlo, en vez de taponar y tirar. Si lo pensamos bien, lo que realmente da asco, es el olor de una compresa en verano tras un par de horas puesta. Ni qué decir tiene el añadido de todos los productos químicos que intervienen en la fabricación de ambos: compresas y tampones tocando la piel.

     
    ¿Duele el ponerse una copa menstrual?

    No, aunque pueda dar esa impresión y es mucho más fácil aprender a poner la copa menstrual que un tampón normal. Generalmente tras un par de intentos, se aprende a ponerla. Puede que para sacarla se necesite de más habilidad. Lo mejor es una vez se tenga la copa menstrual en casa, ponerla sin estar con la regla. Ponerla y sacarla cuántas veces haga falta, para así, cuando llegue el momento de utilizarla, se haya cogido confianza y rapidez. Hay que recordar que no producen rozadura ni sequedad y se puede hacer con la vagina sin flujo. Es un objeto extremadamente suave y maleable.

    Copa menstrual – Ventajas respecto a los tampones 

    Todas las mujeres que empiezan a utilizar las copas menstruales opinan que hasta que no se prueba, no se puede establecer la diferencia, la cual es abismal. Si se prueba, se dice definitivamente adiós a los tampones. 

    • No está asociada al SST (Síndrome del SOC Tóxico)

    • No agrede la flora vaginal 

    • No produce sequedad vaginal (los tampones la desecan favoreciendo la aparición de hongos, irritación y sequedad)

    • No se nota al llevarla puesta. Los tampones si están bien puestos, no se sienten, pero siempre hay un hilo recordando que está ahí y al sacarlos, se produce una sensación tan molesta, que hay mujeres que no la soportan. 

    • Es discreta.

    • Con la copa menstrual no hay goteo. Cuando el tampón está saturado, produce pérdidas, con las copas no sucede, pues se produce vacío y se queda todo al otro lado.

    • La copa menstrual no se tiene que cambiar tan a menudo pues retiene durante horas el flujo (incluso en los días de más cantidad).

    • Lo pueden usar todas las mujeres alérgicas a los tampones o hipersensibles.

    • No daña el medio ambiente

    • La copa menstrual puede poner aún antes de tener la menstruación (si se sospecha que ‘toca’). Eso da seguridad. Así, cuando aparezca, no se producirán las vergonzosas manchas en la ropa. Eso no se puede hacer con los tampones y sería muy desagradable llevar puesta una compresa “por si acaso”.

    • Una cosa curiosa es que al no resecar la flora vaginal y al mantenerse sujeta mediante efecto vacío, las copas menstruales o copas vaginales, acortan el tiempo que dura la regla o menstruación. En muchos casos acorta el período en un día.

    • La copa menstrual se puede sacar y lavar cuántas veces se quiera, así, cuando se vaya a salir se puede ir dónde sea con ella recién limpia sabiendo que puede estar tranquila, porque aunque la copa esté llena, por el efecto de vacío no se rebasará por los lados manteniéndose el flujo en el interior hasta que se vacíe. Es decir, puede estar todo el tiempo necesario sin temor a manchas o se puede cambiar tan a menudo como se quiera sin miedo a que el tampón reseque o a gastar dinero en perder tampones o compresas limpias. Tampoco se tiene que estar preocupada de cuánto hace que se ha cambiado. La copa menstrual es lo más parecido a no tener la regla

    ¿Se puede dormir con una copa menstrual puesta?

    Si, igual que se dormiría con una compresa o tampón. En el caso de la copa menstrual, todavía es más cómoda, pues la silicona es suave y se adapta al cuerpo y a la forma que este tome. No se nota nada.

    ¿Se puede utilizar la copa menstrual para hacer natación? 

     Se puede practicar cualquier deporte con una copa menstrual puesta. La natación es el deporte que quizás más se noten sus bondades, puesto que al ser de silicona impermeable y no tener hilillo, el agua no la traspasará y no ocurrirá como con los tampones, que absorben también el agua de la piscina, si esta entra por la vagina y las compresas son absolutamente contraindicadas para el baño. ¿Se puede usar una copa menstrual si se tiene el suelo pélvico debilitado? 

    Sí, si empre que se encuentre una copa menstrual o copa vaginal de la medida adecuada. Lascopas vaginales NaturCup están fabricadas pensando en este hecho y las hay en 3 tallas diferenciadas. Las mujeres que tienen ese problema con el suelo pélvico, suelen estar encantadas tras el uso de las copas desde la primera vez.

    ¿Puede utilizar una muchacha virgen una copa menstrual? 

    El caso es el mismo. Es cuestión de tallas (NaturCup tiene una talla ‘0’ para jovencitas), pero por supuesto que sí. Quizás, sobre todo al principio, sería preferible utilizar algún lubricante con base de agua a fin de facilitar su entrada (sobre todo porque la tensión hará que se dificulte su entrada), pero lo que está claro es que es infinitamente más saludable que un tampón o que una compresa y si se evitan desde el principio, tanto mejor.

    ¿Cuánta capacidad tiene una copa menstrual? 

    Las copas menstruales parecen pequeñas, sobre todo comparadas con lo que abulta una compresa o un tampón saturado de flujo menstrual, pero tienen mucha más capacidad que una compresa, por lo que si tienes reglas abundantes, es otra gran ventaja. 

    ¿Qué pasa si hay que vaciar la copa menstrual en un baño público?

    Es una pregunta muy común. Hay que tomar en cuenta que una copa menstrual dura sin tener que vaciarla 10 horas aproximadamente y es muy difícil que haya que vaciarla y lavarla antes de llegar a casa, pero si por viaje, o por lo que fuera, se hiciera necesario, hay varias formas de hacerlo: 

    • Se puede comprar otra copa menstrual y llevarla en el bolso. Simplemente se cambia y la que se quita, se envuelve y se guarda en alguna cajita o envuelta en papel higiénico en algún bolsillo del bolso.

    • Se puede limpiar con papel higiénico o con una toallita húmeda de bebé o de las de WC y volver a poner

    • Se puede simplemente, vaciar y volverla a introducir.

    • Sabiendo esto, se puede llevar una botellita de agua y lavarla en el mismo aseo. No olvides que mojada entra mejor.

    No cabe duda de que la copa menstrual es una buena opción para que las mujeres se sientan seguras, cómodas, saludables y saber que se respeta el medio ambiente.

    ¿Dónde se puede comprar las copas menstruales NaturCup?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook