Blog 
Salud y bienestar
RSS - Blog de Francisco Vera

El autor

Blog Salud y bienestar - Francisco Vera

Francisco Vera

Administro el magazine de salud www.lineaysalud.com

Sobre este blog de Salud

Posts sobre el mundo de la salud y el bienestar: dietas de alimentación, enfermedades, salud sexual, complementos alimentación, cosmética, deportes, etc. Artículos sencillos para gente sencilla...


Archivo

  • 18
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El chocolate ¿Una alternativa al sexo?

    El Chocolate ¿sustituye al sexo?
    Siempre hemos escuchado y leído que elchocolate es la alternativa al sexo, o una consolación en días de melancolía. Pero ¿qué hay de cierto y qué hay de mito en esta afirmación?

    Sabemos que ciertos nutrientes existentes en algunos alimentos tienen un aporteafrodisíaco. Elchocolate no solamente se le conoce por lo delicioso que resulta al paladar, sino también por la sensualidad que despierta y sobre todo por ser el “quitapenas”, o “quitapesares” ideal en ciertos momentos de la vida de algunas mujeres.

    El chocolate (cacao o cocoa) puede llegar a ser un vicio o al menos es un sabor muy amado y deseado. Llegó a Europa por vez primera en el s XV tras la conquista de América por Colón. Para el pueblo maya, el cacao era la base en la que reposaba su cultura alimentaria y posteriormente su economía.

    A partir de que el cacao se introduce en Europa de la mano de Fray Aguilar, el cuál trajo las semillas del cacao hasta el Monasterio de Piedra en Zaragoza, el cacao ha sido considerado un manjar exótico y caro, llegó a formar parte de los ingredientes más selectos de las clases altas, para, posteriormente y hasta la fecha, ser uno de los ingredientes imprescindibles en la repostería y en la alta cosmética.

    El chocolate y los efectos que produce en nuestro cuerpoRespecto al chocolate, los expertos (basándose en estudios), han llegado a la conclusión de que los efectos físicos y psicológicos que el cacao de calidad tiene en el cuerpo son muy interesantes, como, por ejemplo, que el chocolate es considerado un antidepresivo.

    ¿Es realmente el cacao un antidepresivo?El cacao tiene unos componentes que desencadenan la producción de la serotonina, una hormona que el cerebro relaciona inmediatamente con el placer. La serotonina también es una de las sustancias responsables de provocar excitación sexual. 

    Las reacciones químicas que desencadena el comer un chocolate de calidad es que en el momento de ingerirlo, suben los niveles de insulina, la insulina a su vez, pone en marcha la producción de triptófano, un aminoácido que al llegar al cerebro, produce secreción de serotonina. En el momento en que la serotonina es segregada, nuestro cuerpo sentirá una sensación muy placentera.

    Este hecho es mucho más notorio en el caso del cacao de buena calidad y sucede igual en hombres que en mujeres, si bien es cierto que en las mujeres se puede ver más marcado por los ciclos hormonales, llegando a veces a ser rayano en la adicción. Durante las diferentesfases del período menstrual, hay mujeres que sentirán un deseo compulsivo hacia el chocolate. Muchas se consideran adictas al chocolate, pero no es algo privativo de ellas. Muchos hombres que confiesan lo mismo. Según estos estudios, antes y durante el período las mujeres sentirían un deseo compulsivo hacia el chocolate un tanto más elevada que de costumbre. 

    Chocolate y sexoIndependientemente de la leyenda o mito y de que el chocolate es un producto tremendamente sensual, la idea de que el cacao sustituye al sexo no es una realidad. Obedece más a un mito y como todos los mitos, parte de una realidad más o menos cercana que se ha distorsionado, dando sitio a interpretaciones erróneas. Se puede decir que el chocolate (obviamente a quién le guste) produce sensaciones placenteras, eso es indiscutible, también que puede producir leves adicciones, que efectivamente es afrodisíaco por su alto contenido en micronutrientes de alta calidad, pero ¿que sustituye al sexo?, ¡eso jamás!
    Quien quiera sexo, deberá practicarlo y dejar el chocolate para el postre.
     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook