Blog 
Shopping Love
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Shopping Love - Ana María

Ana María

Sobre este blog de Economía

Blogs acerca del comercio electrónico.


Archivo

  • 12
    Julio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Economia Las Palmas

    Errores habituales de una tienda online

    Si vas a abrir una tienda online empieza a tomar nota de lo que nunca tienes que hacer. Si lo que buscas es que la gente esté contenta con el servicio que ofreces y, sobre todo, con el producto que vendes, evita cometer errores de principiante que pueden llevarte al fracaso.

     

    Aunque vender a través de Internet parece, a simple vista, bastante sencillo, no lo es. Diseñar un site como la nueva web de imprentaonline24.es y programar una pasarela de pago no lo es todo ya que las reglas del juego que se dan en el mundo online varían bastante respecto a las que se dan en el comercio tradicional. Aquí tienes los errores que siempre tienes que evitar.

     Errores habituales de una tienda online

    - No cumple con lo esperado: Abrir la mercancía y que el cliente se dé cuenta que lo que ha pedido no es lo que necesitaba o creía es lo peor que puede pasarte. A veces, se tiene la mala costumbre de distorsionar el producto que se vende por la red. Las fotos se manipulan, las descripciones se exageran y, al final, el consumidor se siente engañado cuando lo recibe en casa. Evítalo y vende el producto tal cual es, sin que se preste a malentendidos o genere expectativas que después no pueden cumplirse.

     

    - Mercancía defectuosa: Puntualmente puede darse el caso de que la mercancía llegue a su destino completamente dañada, pero que se convierta en algo habitual tampoco nos va a beneficiar demasiado. Si piensas que nadie más se enterará, estás muy equivocado. No subestimes el poder que tienen los usuarios en las redes sociales para hacer comentarios sobre las condiciones en las que han recibido su compra.

     

    - Engaño en el precio final: Si estás marcando un precio desde el principio, mantenlo hasta que el cliente formaliza el pedido. No le hagas hacer todos los pasos y rellenar todos los campos que solicitas para finalmente encontrarse con que tiene que sumar los gastos de envío y transporte. Si los quieres cobrar, déjalo claro desde el primer momento, pero no lo hagas al final.

     

    - Proceso de compra largo: Hay negocios virtuales que olvidan que el consumidor de Internet quiere rapidez. Si lo hace vía online es porque su tiempo es oro y no quiere demorarse demasiado en la compra de un artículo. Por tanto, los e-commerce que dificultan todo demasiado, en los que el cliente tiene que dar muchos pasos hasta formalizar el pedido, están condenados a fracasar.

     

    Con estos sencillos consejos, puedes empezar a mejorar tu tienda online. No los subestimes porque cuando se tienen en cuenta, empiezan a notarse beneficios.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook