Blog 
Si las miradas hablaran
RSS - Blog de Dimas Gallardo

El autor

Blog Si las miradas hablaran - Dimas Gallardo

Dimas Gallardo

Desinquieto y soñador.

Sobre este blog de Sociedad

Una mezcla de crítica, siempre constructiva, y de arte. Una suerte de experimento postmoderno para situarnos en el mundo actual a través de la humanidad de la consciencia, si es que esto puede convivir en armonía en la misma frase.


Archivo

  • 23
    Marzo
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sociedad Las Palmas

    En la periferia.

    Que bien se vive cuando hay trabajo digno, cuando uno tiene esa sensación de seguridad que le permite llevar una vida tranquila y decente, aún si eres de la periferia de la ciudad, de uno de los tantos barrios marginales que son mayoría en nuestras islas, pero donde la gente está viva de verdad y mantiene vivo también los restos de ese espíritu comunitario que ha caracterizado siempre a las clases más humildes.

    Que suerte la tuya si vives en el centro, trabajas con contrato fijo y posees los elementos básicos que predica el estado de bienestar. Porque parece que nunca llegamos a salir de los años ochenta aquí en los suburbios del extraradio, donde el tiempo fue detenido y arrestado por intentar alterar el orden de las cosas. No solo veo en las calles a los mismos mendigos de siempre, sino que estos están ahora creando escuela para que su viejo antioficio no se pierda en la memoria histórica y pueda perdurar en el tiempo como parte de nuestro folklore natural de la ciudad, donde desgraciadamente los niños son los nuevos herederos de esta tradición.

    Por desgracia he tenido que ver llorar a grandes guerreros y guerreras en las plazas y los bares derrotados por la pesadumbre de un porvenir incierto que cada día ahoga más y más, no solo a la clase baja, sino ahora también a la clase media, apretando sin piedad la soga que llevamos al cuello por el simple hecho de haber nacido, como si fuéramos animales de circo a los que se pretende doblegar, provocándome una profunda tristeza en el alma que en ocasiones como esta se transforma en pura indignación.

    Como decía, el tiempo no pasa para los que vivimos en la periferia. Nos encontramos dando vueltas en un círculo vicioso en el que progreso económico y crisis significa exactamente lo mismo. En el barrio siempre hay pan para hoy y hambre para mañana para aquel que trabaja y nervios para hoy e incertidumbre para mañana para aquellos que no tienen esa suerte.

    Sin embargo debo admitir y admito la gran admiración que le tengo a mis vecinos y compatriotas, admiración por la decidida e incansable lucha que sufren día a día, no solo por ver una mejora en sus condiciones laborales, que afectan directamente a las relaciones sociales y familiares, sino también por la terrible y cruenta lucha psicológica a la que tienen que enfrentarse para combatir la depresión, el miedo, la ansiedad, la locura y el suicidio; por su lucha inconsciente pero real y sublime contra el sistema capitalista al que detestan en silencio y que arrasa con nuestra historia, que divide nuestra sociedad, que nos intenta volver terriblemente individualistas, egoístas y competitivos.

    Siento una profunda admiración por todas esas familias que salen adelante a pesar de todo, que mantienen vivo el espíritu comunitario y se resisten, contra todo pronóstico, a sucumbir a las artimañas sociales, económicas y políticas del sistema neoliberal predominante, adquiriendo cada vez más consciencia sobre la imperante necesidad de organizarse de forma independiente al estado para poder defender sus derechos y libertades que tanto trabajo costó conquistar a nuestros antepasados más próximos y que costaron y cuestan la vida a muchas mujeres, hombres, niños y ancianos del estado español y de todas partes del mundo. A todos ellos y a los demás van dedicadas estas palabras que salen de mi corazón, como un aullido de fraternidad y esperanza en pos de un mundo más justo para todxs.

    Salud, vida, tierra y libertad.

    En la periferia.

    http://tribunadecanarias.es/index.php/2876-uno-de-cada-tres-ninos-espanoles-esta-en-riesgo-de-pobreza

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook