Blog 
Si las miradas hablaran
RSS - Blog de Dimas Gallardo

El autor

Blog Si las miradas hablaran - Dimas Gallardo

Dimas Gallardo

Desinquieto y soñador.

Sobre este blog de Sociedad

Una mezcla de crítica, siempre constructiva, y de arte. Una suerte de experimento postmoderno para situarnos en el mundo actual a través de la humanidad de la consciencia, si es que esto puede convivir en armonía en la misma frase.


Archivo

  • 02
    Febrero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sociedad Las Palmas

    La haine

    Es tan fácil hecharlo todo a perder, tan sencillo tirar el presente a la basura como mirar a otro lado en el camino sabiendo que no es el correcto.
    Por que no se sufre el futuro sino la amargura de sentirse derrotado por el mal en el presente.
    Por que los días claros son una luz al final del túnel.
    Por que las horas pesan en tu cabeza como un saco de plomo líquido.
    Es tan sencillo perder el norte, es tan sencillo perder toda orientación que ya no es posible distinguir entre
    sombra o luz, entre pesadilla o realidad.
    Y aunque una mañana al despertar parezca que el peso de tu conciencia sigue soñando, volverán las cenizas del odio a relucir y el estremecimiento de las entrañas será imparable y se unirán las emociones en uníco sentimiento de incontrolable inquietud, de extraña vergüenza, de intensa inseguridad.
    Intranquilad crónica en estado crítico, es un muy probable diagnóstico. Obstrucción severa de las vías de la felicidad es otro.
    Algunos lo llaman San Pedro, otros Pepito Grillo, pero ahí está, día a día, puntual en su trabajo, ofreciéndonos la salvación. Cada día una oportunidad, cada día una elección para construir nuestro camino, a veces sobre los cuerpos de las personas, a veces sobre baldosas barnizadas en sudor, pero él no opondrá resistencia, se resignará a los hechos y lo anotará en el libro negro donde rezan todos los demonios del universo. Y se jugará a ser el alcaide del Tártaro con las almas que también sufren a nuestro lado si no se sosiega el espíritu y se ancaminan los caballos, por que el odio no conoce perdón ni compasión ni la felicidad de estar absuelto de remordimientos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook