Blog 
Tomas Morilla Massieu
RSS - Blog de Tomas Morilla Massieu

El autor

Blog Tomas Morilla Massieu - Tomas Morilla Massieu

Tomas Morilla Massieu

Poeta Pintor Escritor Escultor, “Académico de Merito y de Honor” por su Trayectoria Artistica y Literaria en la Accademia Internazionale “Trinacria” y la Accademia Internazionale “Ferdinandea” en Italia. “. “Ciudadano Honorífico” en Italia. Página Web Oficial Grupo Artemorilla www.artemorilla.es

Sobre este blog de

Articulos del autor publicados en La Provincia - Diario de Las Palmas a traves de su colaboracion, ademas de formar parte del contenido de sus libros.


Archivo

  • 15
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las Palmas Morilla Massieu Artemorilla Nicolás Matos Oleos Coleccionistas

    ÓLEOS DE NICOLÁS MASSIEU Y MATOS EN VENTA

    ÓLEOS DE NICOLÁS MASSIEU Y MATOS EN VENTA

    Fotografía: Nicolás Massieu y Matos (Pintor)

    Nicolás Massieu y Matos Antecedente Artístico y Familiar de los "Morilla Massieu"

    Enlace: http://www.artemorilla.es/1/nicolas_massieu_y_matos_937697.html

    Conocido también por Colacho Massieu, nació en La Angostura, Santa Brígida en la isla de Gran Canaria, el 12 de marzo de 1876.

    Sus primeros estudios los realiza en el colegio de San Agustín y su primer contacto con el arte fue a través de su tío Nicolás Massieu y Falcón, otro destacado pintor canario.

    Debido a presiones familiares viaja a Inglaterra para buscarse un futuro profesional como importador de frutas.

    Permanece en este país desde 1894 a 1901, pero no olvida por ello su afición artística sino que durante su estancia en Londres es un asiduo visitante de museos.

    En 1902 viaja a Italia lo que le permite conocer de primera mano el Renacimiento Italiano. Es entonces cuando decide ser pintor y empieza su formación.

    Se traslada a París en 1904, ciudad en la que permanece hasta 1909. Durante estos años está en contacto con el impresionismo. Monet, Manet y Degas, son sus favoritos. En Francia adquirió la parte más importante de su formación como pintor, sus maestros fueron Jean Paul Laurenz y Carriere.

    En 1909 regresó a Las Palmas. Ese mismo año participó en una exposición de autorretratos en Barcelona, donde recibe muy buenas críticas.

    Se traslada a Buenos Aires, ciudad en la que residió hasta 1914, y en la que consigue vivir de los encargos que le hacen.

    Retorna de nuevo a su isla natal en la que fija definitivamente su residencia. A partir de ese momento se dedica a pintar e impartir clases de dibujo en el Instituto de Segunda Enseñanza y a exponer con mucho éxito.

    En 1933 realizó su primera antológica de paisajes.

    En 1945 participó en una colectiva de pintores de la provincia de Las Palmas en Madrid, junto a César Manrique, Felo Monzón y Jorge Oramas.

    Una año después presentó sus bodegones en el Gabinete Literario, luego lo hizo en el Círculo de Bellas Artes de Tenerife.

    En 1952 tuvo lugar su última retrospectiva.

    Muere en 1954.

     

    CRÍTICA DE LILY LITVAK A NICOLÁS MASSIEU Y MATOS

    Lily Litvak
    Escritora Crítica y Comisaria

    Artistas Canarios Contemporáneos
    Nicolás Massieu y Matos. Un maestro canario

    Enlace: http://www.artemorilla.es/1/critica_de_lily_litvak_a_nicolas_massieu_y_matos_2117452.html

    ÓLEOS DE NICOLÁS MASSIEU Y MATOS EN VENTA 

    Fotografía: Autorretrato del pintor Nicolás Massieu y Matos

    El renovado interés por el arte de las primeras décadas del siglo XX justificaría una revisión a fondo de la obra del pintor canario Nicolás (Colacho) Massieu. Su apertura estética ejemplifica la encrucijada a la que llegó el arte en esa época y los novedosos caminos que tomó la figuración.

    Colacho nació en Las Palmas en 1876, viajó desde muy joven a Inglaterra e Italia y llegó a París a principios del siglo XX. Estuvo en contacto con el impresionismo, admirando especialmente a Monet, Manet y Degas, con quienes se identificó en su preocupación por la luz. No le interesó la técnica, pero sí la enseñanza de la pintura al aire libre. A la vez, su búsqueda de una expresión que quedase fuera de la simple imitación, y su falta de interés en la perspectiva tradicional lo acercó a las nacientes vanguardias.

    El pintor canario unió a las enseñanzas del extranjero la inspiración de su isla. A ella adaptó su trazo vigoroso y su técnica de espatula empastada y febril. Su gama de colores; azules, violetas y grises para las montañas, marrones y amarillos para los contrastes de luz y una infinita variedad de azules para el mar, refuerzan el poder de los elementos, y hacen de su pintura una celebración hedonista del poder de la naturaleza.

    Massieu era un apasionado explorador de la costa. Llevando consigo su inseparable caballete, buscaba paisajes inéditos y recios entre los arrecifes. El mar y las rocas, con efectos de espuma o de profundidades azules, conseguidos con materia rica e iridiscente son a menudo los protagonistas de sus cuadros. Otros rincones atraen particularmente su sensibilidad; las montañas y escarpaduras grandiosas, casi fantásticas y las gargantas con efusiones de color. Las pequeñas casas campesinas que se funden con la montaña, contempladas desde los más diversos ángulos, son interpretadas de manera lírica y dramática a la vez.

    Podemos detenernos en diversos cuadros que ejemplifican sus predilecciones. En Motivo Paisaje Roque Nublo el pintor ofrece su versión personal de lo sublime. Es una escena con un alarde de color y volumen que llega a ser fantasmagórica. Por medio de un pesado impasto en trazos verticales logrados con la espátula, modela la escarpada montaña que se yergue como un obstáculo impasable ante la mirada del espectador. Sobre el imponente fondo de un acerado azul destaca abajo una pequeña casita blanca que admite la sugestión del contacto humano en medio del titánico paisaje, y arriba, en el extremo, se ve un ángulo del cielo azul purísimo.

    Un boceto para un bravío Motivo paisaje montaña, deja de lado el fácil efecto decorativo, para dar una visión llena de tensión telúrica. El color es el único protagonista del cuadro, que podriamos calificar ya de abstracto por su insumisión al contorno y por su acendrado deleite en la materia. Una zona oscura en el centro invita a la mirada a pasar a través de esa apertura central, hasta la distancia, donde el mar y el cielo se confunden en una atmósfera casi tangible. Los colores ricos y opacos forman esas grandes áreas que reducen la naturaleza a tres elementos esenciales, el cielo, el mar y la tierra.

    El Atlántico es principal protagonista en muchos cuadros de Colacho. Acantilados del rincón, Costa norte de Gran Canaria (1935), coloca al espectador ante un precipicio, sobre las enormes rocas., mientras abajo el agua estalla en espuma. Contrasta el peso de la tierra y el mar con lineas rítmicas que capturan la sensación hipnótica del agua profunda.

    Es totalmente distinto a este dramático paisaje el diáfano Rocas en el mar, logrado con una calculada simplificación a base de transparencias y toques casi etéreos. Es el mar en una armonía de azules claros, y una atmósfera de tonalidades delicadísima, que da la sensación de primigenia frescura. Las formas grandes y planas de las rocas amarillas presentan el contraste, y permiten al pintor deleitarse en los toques de blanquísima espuma.

    Pintor de barcos desaparecidos y bahías ignoradas, en Motivo Paisaje de Pueblo costero Massieu construyela imagen de un arcáico barco que es parte integrante o mejor aún, emblema del pueblecillo dorado en cuyo muelle está atracado. La luz delicada, la frescura atmosférica del cielo enmarcan los mástiles de la embarcación, que flota sobre el mar infinito, igualmente espiritualizado. Colacho busca aquí la permanencia, no el movimiento, y las pinceladas amplias de esta zona inmovilizan la forma haciendo de las olas esquematizadas algo tan substancial como la propia costa.

    Ocasionalmente Massieu trata variaciones de un mismo tema. Peregrino de las montañas de su tierra, descubre el tesoro las casas aldeanas. Realza la figuración de las casa en forma casi abstracta, consiguiendo formar la estructura de esas humildes edificaciones a base de un elemental trabajo con espátula, lo cual da la impresión de lo agreste del paisaje. Las casitas se yerguen ante campos de jugoso color verde, entre las áridas piedras de la monataña, y aún, en un sorprendente efecto, vemos los tejados desde lo alto, en una vista aérea que hace pensar en los futuristas. En ese primitivismo voluntario, bajo la visible materialidad del pigmento dispuesto con espátula, hay infinitos y sutiles matices que se entrecruzan para componer la gracia de la luminosidad tranquila o el cielo nublado, la quietud de la atmósfera, la tersura del aire y una sensación de equilibrio cósmico.

    Los cuadros de Colacho resumen los nuevos caminos de la pintura europea y expresan a la vez su peculiar personalidad. Aire libre, paleta fuerte, exaltada rapidez de toque, afán innovador y capacidad ilimitada para el abocetamiento, esa obra, a pesar de referirse a lugares concretos describe un lugar eterno. Una isla siempre tiene alusiones mágicas, y míticas, una hermenéutica de temas, motivos y arquetipos de la literatura y del arte que participan del imaginario colectivo; espacio paradisíaco, locus amoenus por excelencia, sitio de variadas utopías, arquetipo de la felicidad, matriz y espacio interior. La isla de Colacho con su cualidad romántica de misterio, y sus formas del presente y del pasado de continuada imperturbabilidad y sobresaliente sugestividad pictórica dan sentido a la imanencia de la naturaleza.

    Lily Litvak
    Escritora Crítica de Arte y Comisaria
    Considerada una de las mejores Comisarias del Mundo

    University of California at Berkeley (Comparative Literature)
    Professor of Spanish an Portuguese, University of Texas
    Professor of Sanish an Latin American Literature
    Professor Emerita

     

    ALICIA MORILLA MASSIEU Y TOMÁS MORILLA MASSIEU (Marchantes Grupo Artemorilla)

    Marchantes especializados en la Obra del Pintor Nicolás Massieu y Matos

    ÓLEOS DE NICOLÁS MASSIEU Y MATOS EN VENTA 

    Fotografía: Alicia Morilla Massieu y su hijo Tomás Morilla Massieu 

    Enlace: http://www.artemorilla.es/1/alicia_morilla_massieu_y_tomas_morilla_massieu_marchantes_grupo_artemorilla_2119029.html

    Alicia Morilla Massieu y su hijo Tomás Morilla Massieu poetas, pintores, escritores, escultores y fotógrafos, “Rectora Honorífica”, “Presidente Honorífico” y “Académicos Leopardianos” de la Accademia Internazionale “G. Leopardi”, “Académicos de Merito y de Honor” por su Trayectoria Artistica y Literaria en la Accademia Internazionale “Trinacria” y la Accademia Internazionale “Ferdinandea”, “Ciudadanos Honoríficos” en Italia, nacidos en las Islas Canarias donde residen y crean sus obras, dan la bienvenida a quienes llegan hasta estos parajes... así comparten TODO lo que han Creado con las Almas que... disfrutan de la Poesía, de la Literatura, del Arte, de la Escultura, de la Fotografía...

    A su actividad Creativa, ahora Alicia Morilla Massieu y Tomás Morilla Massieu añaden la de Marchantes, especializados en la Obra de Nicolás Massieu y Matos, uno de sus Antecedentes Artísticos y Familiares.

    Si has llegado hasta aquí... tal vez disfrutarás de todo cuanto comparten los Poetas Pintores Escritores y Escultores que... han Creado esta Página Web con una única finalidad y propósito... "Compartir sus obras con el Mundo, con el Universo, con los habitantes de La Tierra y los que observan desde el Universo...

    En este Tiempo en el que... la Humanidad está asistiendo a una Transformación maravillosa de la Conciencia... la Cultura y el Arte es Faro que Ilumina el Camino...

     

    ÓLEOS DE NICOLÁS MASSIEU Y MATOS EN VENTA

    Artista Canario Contemporáneo
    Nicolás Massieu y Matos. Un maestro canario

    Oleo del pintor en Venta
    Colección Privada

    ÓLEOS DE NICOLÁS MASSIEU Y MATOS EN VENTA

    Fotografía: Óleo del Pintor Nicolás Massieu y Matos

    Enlace: http://www.artemorilla.es/1/ref_on001_venta_oleo_de_nicolas_massieu_y_matos_roque_nublo_y_montanas_2117972.html

    Cuadro 16
    neg. 33
    Título: Sin título
    Medidas: 60x8'5 cm
    Firma: Sin firma
    Fecha: Sin fecha

    Peritaje: Ángeles Alemán. Paisaje con el Roque Nublo y montañas. Pintura muy empastada, aplicada con el tubo directamente, excepto en la zona del cielo, que resulta algo gris por contraste con otras obras de este período. Estapa de los años 40.

    Autor: Nicolás Massieu y Matos

    Peritaje y Tasación: Doña Paloma Herrero Antón, catedrática de Arte, Académica correspondiente de Bellas artes de San Fernando (Sección, Técnica en Arte), de las Asociaciones Española, y Artistas Españoles, de El Museo Canario, de la SAF ferrolana, cronista de Honor de la Asociación de Amigos de Luján Pérez, certifica:

    Que este óleo sobre lienzo del Roque Nublo con montañas de tonos grises, típicos de las rocas volcánicas, es original de Nicolás Massieu, creador del paisaje grancanario al aire libre, adoptando su estancia en París y en donde trató a sus principales figuras. Tejeda fue, quizás el paisaje que más representó, ya que amaba las montañas del interior de la isla.

    No está firmado, pero es propiedad de la familia del artista.

    Las Palmas de Gran Canaria, 15 de Marzo de 2012

    Precio actual:300.000,00 euros

    Enlace: http://www.artemorilla.es/1/shop_923367.html?product=21916


    Oleo del pintor en Venta
    Colección Privada

    ÓLEOS DE NICOLÁS MASSIEU Y MATOS EN VENTA

    Fotografía: Óleo del Pintor Nicolás Massieu y Matos

    Enlace: http://www.artemorilla.es/1/ref_on002_venta_oleo_de_nicolas_massieu_y_matos_paisaje_2117973.html

    Cuadro 1
    neg. 18 y 22
    Título: Sin título
    Técnica: Oleo/tabla
    Medidas: 13x18 cm
    Firma: No tiene
    Fecha: Sin fecha

    Peritaje: Ángeles Alemán. Paisaje con montaña de fondo con tono violáceo, posiblemente en Gran Canaria. En primer plano una casita de campo. Tiene la pincelada ligera y suelta pero compacta. Conservación bastante buena. Pertenece a la primera época del autor.

    Autor: Nicolás Massieu y Matos

    Peritaje y Tasación: Doña Paloma Herrero Antón, catedrática de Arte, Académica correspondiente de Bellas artes de San Fernando (Sección, Técnica en Arte), de las Asociaciones Española, y Artistas Españoles, de El Museo Canario, de la SAF ferrolana, cronista de Honor de la Asociación de Amigos de Luján Pérez, certifica:

    Que esta obra es original del gran pintor Colacho Massieu, que realizaba sus paisajes al aire libre, en la mayor parte de ellos, con un toque impresionista de manchas.

    Representa unas montañas volcánicas de colores azules grisáceos y al pie de ellas una pequeña y blanca casita cúbica.

    No tiene firma, pero figuró en la exposición dedicada al artista en Mapfre Guanarteme de Arucas y en la de La Laguna, siendo reproducida en el catálogo.

    Las Palmas de Gran Canaria, 1 de Diciembre de 2011

    Precio actual: 150.000,00 euros

    Enlace: http://www.artemorilla.es/1/shop_923367.html?product=21919

     

    El grupo Artemorilla actúa como intermediario (Marchante) entre la parte vendedora (poseedora de los cuadros) y la parte compradora (Recomendado para Coleccionistas).

    Antes de realizar la compra de esta Obra, recomendamos que nos escriban al correo electrónico para concretar los gastos de envío. Poseemos Certificación que Avala la Autenticidad de las Obras de los autores. (www.artemorilla.es)



    ...el ascendente impresionista y la captación del "plein air" de su ubicación atlántica irá calando plenamente hasta convertirlo en el pintor grancanario por excelencia.

    Antonio Zaya

     

    En 1952, cuando se celebró el 469 aniversario de la incorporación de Canarias a la Corona de Castilla, Pedro Cullen del Castillo en su libro sobre Nicolás Massieu recogía el sentir propio y el de la comisión organizadora de aquellos fastos, manifestando que la intención conmemorativa y el homenaje al insigne pintor debía interpretarse “como una voz alzada sobre las cumbres, como un eco solemne de todo el paisaje de la Gran Canaria”. Y seguidamente añadía:

    “La isla entera es amiga del pintor; palmo a palmo él la conoce como pocos; escaló y anduvo caminos vírgenes para robarle al paisaje la entraña misma de la naturaleza dejándola vibrante en el lienzo –ya inmortal por el prodigio de su arte- que rubrica esa forma suya clara y segura como su persona, cordial, íntima y grande”.

    Los que conocemos la Isla en profundidad, sabemos que los paisajes pintados por Massieu a golpe y trazo de espátula y colores interpretados por algunos como imposibles son tan reales como la propia naturaleza canaria; que unas veces nos deja ver imágenes impresionistas, difuminadas tras la sahariana calima, y en otras ocasiones vierte matices azules, rojos y violetas que resaltan el perfil de las montañas. Todos esos tonos extraños, playas ignotas, riscos inaccesibles y barrancos coloristas los podemos ver en cualquier tarde sosegada, cuando el sol refleja inmensidades únicas que sólo la mirada ávida es capaz de apreciar y comprender.

    Así miraba el pintor un paisaje que escapa al raciocinio y huye de la explicación, porque es el resultado de la conjunción de los deseos con la más absoluta realidad.

    El Alcalde
    Jerónimo Saavedra

     

    Los fondos artísticos del Cabildo de Gran Canaria, custodiados en el Centro Atlántico de Arte Moderno y en la red insular de Museos, se caracterizan por su diversidad, reflejo de la riqueza de nuestro patrimonio cultural. Constituyen también testimonio de la generosidad de los propietarios que han legado sus colecciones al Cabildo de Gran Canaria. Asimismo, son testigos del apoyo que la institución ha dado a los artistas plásticos. Una vocación que ahora renovamos desde una firme convicción: nuestro patrimonio se engrandece con las propuestas públicas contemporáneas.

    De las 55 piezas de Nicolás Massieu Matos (1876-1954) que tiene la Casa de Colón en su colección, se exhiben en esta muestra siete óleos significativos de la trayectoria de uno de los pintores más significativos del tránsito del XIX al XX: un autorretrato temprano, varios retratos de lugares y el magnífico retrato de su madre. El largo periplo permitió a Massieu convertirse en conocedor profundo de ls novedades plásticas y las corrientes de la nueva pedagogía; aportes que transmitirá a la primera generación de la vanguardia canaria a través de su labor en la Escuela Luján Pérez de Las Palmas.

    Nicolás Massieu ejemplifica así el beneficio que para nuestro crecimiento cultural tiene el viaje, el contacto con la diversidad de maneras de sentir y entender al arte y la vida, una experiencia que nos permite avanzar a todos.

    El arte es un valor social y cultural necesario, que debe ser compartido. Por ello, para el Cabildo de Gran Canaria constituye un gran placer colaborar con las instituciones que contribuyen a la puesta en valor del patrimonio cultural. Tal es el caso de la Fundación Canaria MAPFRE Guanarteme, comprometida desde siempre con la reflexión y comprensión del mundo contemporáneo.

    José Miguel Pérez García
    Presidente del Cabildo de Gran Canaria

     
    Nicolás Massieu y Matos (1876-1954). Nacido el 12 de marzo de ese año en su cada de La Angostura, el maestro don Colacho, como le llamaban en su entorno familiar, se convirtió en el pintor de Gran Canaria. Sus primeros estudios los realiza en el colegio de San Agustín y con su tío el pintor Nicolás Massieu Falcón. Tras una estancia en Inglaterra dedicado a la importación de frutas, traslada su residencia a Italia y entra en contacto con el arte clásico y con los maestros del Renacimiento. Luego se traslada a París (1904-1909) y se dedica enteramente a la pintura cn sus maestros Jean Paul Laurenz y Carriere y otros grandes pintores impresionistas Manet, Monet, Degas y Rendir. Durante su vida dibujó más de un centener largo de retratos, paisajes, bodegones y rincones de Santa Brígida, entre ellos destaca este “Bodegón con piñas de maíz” realizado en 1947 y que actualmente pertenece a la Colección de Arte del Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria.

    Juan José Benítez de Lugo y Massieu
    Presidente del Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria

     

    La luminosidad rica en cualquier época del año, en las Islas Canarias, la captó Nicolás Massieu proyectándola con gran alarde de color en los paisajes de Gran Canaria, enmarcados casi siempre en una visión instantánea, diáfana y transparente, como la misma atmósfera canaria. El hermanamiento y complementariedad de Arte y Naturaleza en cualquier latitud es aquí completa.

    La Fundación Canaria Mapfre Guanarteme con esta exposición de Nicolás Massieu y Matos, vuelve como cada año por estas fechas, y mediante su programa Artistas Canarios Contemporáneos, a difundir otras que hacen historia.

    Existe un doble objetivo, dar la oportunidad al público de acercarse y gozar de la obra de los artistas canarios, parte de la cual nunca ha estado expuesta y, de forma muy singular para los alumnos del as islas contemplen a maestros muy destacados. La Fundación Canaria Mapfre Guanarteme observa a la sociedad canaria y da respuesta a su demanda y al interés de nuestro pueblo por el arte, como lo demuestra con su asistencia activa, año tras año en este programa. En esta ocasión en la que se ha decidido abordar el paisaje, la luz, el latido mismo de la vida y la naturaleza de nuestra tierra, a través de la obra de Nicolás Massieu, donde el sentimiento se une al arte esperamos que su respuesta sea aún mayor y más rica en matices porque la obra de Nicolás lo merece.

    La colaboración de otras Instituciones y coleccionistas particulares que, desinteresadamente, ceden las obras de su propiedad para ser expuestas hacen de esta exposición una singular y única muestra del pintor por lo que damos las gracias a todos.

    Julio Caubín Hernández
    Presidente del Patronato
    Fundación Canaria Mapfre Guanarteme

     

    Se dice de Nicolás Massieu que es el pintor de gran Canaria, lo cual es evidente en gran parte de su obra.

    Recorrió la isla inmortalizando sus mejores paisajes: urbanos (Pambaso y Risto de San Nicolás); rurales (El Roque Nublo, Almendros de Tejeda, Paisaje con montaña); el mar (El Rincón). Todos ellos con un denominador común, la atmósfera romántica de la zona del centro y norte de esta isla.

    Retrató a sus habitantes. Sus retratos son de destacados personajes de la sociedad grancanaria del a époa: políticos, escritores o artistas (Agustín Millares, el Pianista Romero Spínola). Pero también toma como modelo a personajes populares (Malacara), a su familia (Mi madre) y en varias ocasiones así mismo.

    Sus bodegones son una sencilla muestra de los utensilios de cualquier cocina canaria. Frutas, flores y bronces son los elementos dominantes (Bodegón con piñas de maís, Bodegón con olla de bronce y naranjas).

    Aunque también fue un pintor universal, es a su condición de pintor de Gran Canaria, a la que se dedica esta muestra.

    El título de la exposición, Nicolás Massieu. Un mestro canario, (lo de canario ha quedado suficientemente explicado), responde a la doble acepción de la palabra. Fue un maestro que dominó la técnica de la pintura, pero además fue maestro de maestros. Como profesor enseñó a algunos pintores canarios de la primera mitad del siglo XX e influyó en otros; Santiago Santana y Jesús Arencibia, entre ellos. Sin olvidar que fue el que introdujo en la pintura a su sobrina Lola Massieu.

    Su obra aspira a ser un espejo de la realidad, nunca aburrida, pero de la que no se aparta, y que su mirada de artista transforma y convierte en propia. Su ojo sensible penetra en la esencia de las cosas, pero siempre con una observación emotiva de la naturaleza. Prescinde del detalle para plasmar la visión más directa observada en cada momento. Sus obras de paisajes, mil veces representados por muchos pintores canarios, como el Roque Nublo o el Risco de San Nicolás, no son simples escenarios sino que adquieren su propia personalidad mediante la luz y el color que, independientemente del tema, son los recursos más importantes de este pintor. Dominan los azules, los violetas, los marrones, los amarillos y los anaranjados. Le gusta investigar sobre un mismo tema, innovando, interpretando, recreando paisajes de mañanas, de tardes de verano, de invierno. Los riscos y casas de Tejeda, simplemente esbozados y sombríos, de Paisaje con montaña, se convierten años después, en Casas de Tejeda, en un paisaje definido. Donde antes había oscuridad ahora hay una explosión de luz. El blanco es el protagonista de la composición. El color está subordinado a la luz, el efecto luminoso sobre el almendro es el tema del cuadro. Es la luz de los pintores impresionistas: de Manet (En la playa), de Monet (Damas en el jardín), o de Degas. es el contraste de color y los árboles en flor de la pintura japonesa de Kokei Koboyashi.

    Al igual que para los impresionistas franceses, lo importante para él es pintar al aire libre, el cielo, el mar, la luz, con la que Nicolás Massieu cuenta a raudales en su isla. La importancia es tal, que todo cambia según la iluminación. Sus paisajes responden a una opción personal. Hay una gran quietud en todos ellos. Sobrevive, como en otros paisajistas españoles, un grado de emotividad romántica pero al contrario que los artistas románticos, Nicolás Massieu tiene una ejecución fresca y ágil. El mar, como es natural, es un tema primordial en su obra. Es el mar del norte de Gran Canaria, que no se puede concebir sin rocas. Es más un mar de acantilados que de playas. Son rincones, algunos desaparecidos, que su obra inmortalizó.

    En sus retratos donde el autor es más fiel a la realidad. Fue su primera elección como pintor y quizás por ello se observa mejor su dominio de la técnica. Aquí vuelve a jugar con el color y la luz como recurso principal para lograr el resultado deseado. En el retrato de su madre la fuerza pictórica está concentrada en el rostro de la retratada. La luz enfocada en éste y, en menor medida, en las manos desaparece en el cuerpo, que enfundado en un vestido negro, se fusiona con la silla. La luz y la ausencia de color que vemos en el retrato de su madre, se expande paulatinamente en los retratos de Romero Spínola y de Agustín Millares y a medida que ésta aumenta se va perdiendo la intimidad con el personaje. Sus retratos son espejos en los que se refleja el alma del retratado. Los ojos de Malacara describen perfectamente el carácter vivaracho y socarrón del personaje, al igual que los ojos de su madre transmiten una infinidad de sentimientos: ternura, resignación, sufrimiento…

    El empleo de la pintura con trazos vigorosos a golpes de espátula, los empastes jugosos de los paisajes contrasta con su interpretación recia en los bodegones. En la obra Bodegón con olla de bronce y naranjas se aleja de la pintura tradicional, prescinde del claroscuro, empleando el color para representar lo más importante de la naturaleza.

    Su estilo va cambiando y madurando a través del tiempo, se va adaptando a sus necesidades. Investiga, estudia y elige aquello que mejor se adecua en cada momento. Su técnica es cambiante pero también lo es su estilo, en su vida como pintor jamás dejó de aprender ni de enseñar. Para él, como para todos, “la educación es infinita, incesante y el arte es un aprendizaje perpetuo” como señaló Pedro Cullen.

    La selección de obras para esta exposición responde a su principal objetivo, que los escolares de las islas conozcan de cerca de los pintores canarios. Y que al mismo tiempo aprendan a diferenciar entre las distintas técnicas, estilos, géneros, etc.

    Las obras propiedad del Cabildo de Gran Canaria están expuestas de forma permanente en la Casa de Colón, en la sala que lleva el nombre del pintor.

    El retrato de Don Agustín Millares Carló propiedad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria fue encargado al pintor por la Comisión Permanente, en julio del año 1926, con motivo del homenaje al Dr. Don Agustín Millares Carló, para ser colocado en el Salón Dorado de las Casas Consistoriales. Una vez concluido el trabajo el pintor donó la obra al municipio.

    Bodegón con piñas de maíz lo ha cedido el Gabinete Literario. Este bodegón fue expuesto por primera vez en el año 1946 cuando el pintor presentó sus bodegones en dicha institución. La obra ha sido restaurada por la Fundación Canaria Mapfre Guanarteme para esta exposición.

    El resto de las obras son propiedad de coleccionistas particulares y es la primera vez que exponen.

    Milagrosa Caubín Martín

     

    Paloma Herrero
    Catedrática y Crítica de Arte
    Tasadora de la Obra de los Pintores
    Nicolás Massieu y Matos
    y Tomás Gómez Bosch

     

    LA PROVINCIA / DIARIO DE LAS PALMAS
    Domingo, 24 de junio de 2012

    HIJA ADOPTIVA
    Paloma Herrero

    _______________________

    Historiadora y crítica de arte

    “Recuerdo a todos los artistas canarios que llevé a la Península”

    La historiadora y crítica de Arte Paloma Herrero apuntó que esta distinción le ha hecho sentir muy orgullosa de toda su labor pedagógica. “Esta tarde recuerdo a todos los alumnos que he tenido, a los que les sigo guardando un gran cariño”, así como “a los artistas canarios que pude llegar a Madrid o Barcelona”. “Llegué aquí con cinco años, y me siento de aquí. Mis nueve hijos y cuatro nietos también lo son”. Apuntó la flamante hija adoptiva.

     

    CATEDRÁTICA Y CRÍTICA DE ARTE
    Paloma Herrero

    _______________________

    Paloma Herrero, Catedrática de Arte y Académica correspondiente de Bellas Artes de San Fernando (Sección, Técnica en Arte), de las Asociaciones Española, Madrileña e Internacional de Críticos de Arte, de la de Escritores y Artistas Españoles, de El Museo Canario, de la SAF ferrolana, cronista de Honor de la Asociación de Amigos de Luján Pérez, nombrada recientemente Hija Adoptiva, ha llevado a cabo la Tasación y Certificación de los óleos de Nicolás Massieu y Tomás Gomez Bosch.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook