Blog 
Turistiando
RSS - Blog de Míchel Jorge Millares

El autor

Blog Turistiando - Míchel Jorge Millares

Míchel Jorge Millares

Periodista. Ejercí en La Provincia durante 18 años. Autor de varias guías turísticas de Gran Canaria y colaborador en diversas publicaciones relacionadas con la actividad turística.

Sobre este blog de Economía

Meditaciones, experiencias y sensaciones de un turista ocasional.


Archivo

  • 06
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Aire... el nuevo souvenir

    La irrupción del low cost en las comunicaciones aéreas ha dado lugar a un sinfín de líneas de negocio por parte de las compañías aéreas para poder obtener del pasajero el máximo de dinero posible. Una de las consecuencias que tiene este nuevo modelo de negocio del transporte (en particular sobre el turista) es el rechazo del usuario a pagar más por el servicio y, en particular, la reducción del equipaje a la mínima expresión para no tener que pagar por el peso del equipaje o por una segunda maleta.

    Esta situación perjudica a los comercios de souvenires y la venta de productos que en otros tiempos era rentable su compra en el lugar de destino (por ejemplo la sobrasada o las tortas mallorquinas), dado que conlleva un sobre coste en el momento de acceder al avión.

    De ahí que, cada vez más, los recuerdos y regalos de viaje van disminuyendo en cantidad y tamaño según sea más barato el pasaje (curiosa contradicción), lo que ha puesto de moda la venta de imanes para la nevera y otros artilugios de pequeño tamaño y simbólico precio.

    Lo último, aunque no tan pequeño, es la venta de aire de Praga, como recuerdo de la ciudad. El aire, supuestamente recogido en varios puntos de la capital de la República Checa, va guardado en una lata bien diseñada y se puede comprar también por Internet, con lo que el viaje no es necesario, pero bueno… Lo cierto es que ya hay gente que vive del aire, del cuento o estamos ante una campaña que complementa el lema de la conocida ciudad como museo al aire libre…

    Visite el blog del autor Islas bienaventuradas

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook