Blog 
Turistiando
RSS - Blog de Míchel Jorge Millares

El autor

Blog Turistiando - Míchel Jorge Millares

Míchel Jorge Millares

Periodista. Ejercí en La Provincia durante 18 años. Autor de varias guías turísticas de Gran Canaria y colaborador en diversas publicaciones relacionadas con la actividad turística.

Sobre este blog de Economía

Meditaciones, experiencias y sensaciones de un turista ocasional.


Archivo

  • 26
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Canarias. No apto para menores

    Puede que la facilidad con la que se llenaban las camas de los complejos de apartamentos y hoteles tuviera la culpa de todo. O que no estábamos preparados para sueños Disney u otras aventuras. Lo cierto es que menos del diez por ciento de los turistas que llegan a Gran Canaria son menores de quince años. O sea, que no nos hemos preocupado por atraer turismo de familia a pesar de ser uno de los destinos 'seguros' más apreciados en Europa… Y es que a los chonis no les podemos decir que amarren a sus chiquillos a la pata de la hamaca, o que les matriculen en un Master de figuras de arena porque ellos, que para eso son niños, se aburren soberanamente de nuestro clima, el sol y la naturaleza macaronésica.

    De hecho, las estadísticas nos dicen que a Gran Canaria llegaron entre septiembre de 2009 y el mismo mes de 2010 unos 318.000 turistas menores de quince años, mientras que los que superaban los 65 años fueron más de 464.000 (me imagino el catering del vuelo low cost cargado de bebidas para la tensión). Aunque las cifras, así contadas, parezcan importantes, niños y jubilados no alcanzan el 25% de los turistas que llegan a Gran Canaria… Pero tampoco es que atraigamos a los muchachos, en la edad del pavo… ya que entre 15 y 24 años, la cifra es similar a la de los niños.

    No estamos ante un problema coyuntural, sino que seguimos enviando turistas para otros destinos ya que esos niños y jóvenes se harán mayores y cuando tengan descendencia no querrán ir donde sólo se atiende a los adultos clasificados en numerosos perfiles de turistas que, por muy segmentados y marketinizados que estén (que para eso nos gastamos un pastón en consultoras que se lucran con nuestra estupidez), esos estudios que se toman como dogma de fe no nos advierten de que hemos de apostar por el niño, el joven o la familia con niños.

    No quiero decir con esto que no sea importante ni interesante el turismo adulto y sus diferentes variaciones. Pero siempre me ha llamado la atención el gasto que hacemos para buscar nuevos ‘mercados emisores’ y no atendamos uno de los sectores más importantes y de mayor consumo (no de copas, licores, tabacos y perfumes) que son los niños y jóvenes (juegos, parques temáticos, excursiones…). Así, sin contar lo que gastan los cabildos, ayuntamientos, Gobierno de España... sólo la empresa autonómica Promotur, destinó 95 millones de euros en 2010 a promocionar Canarias para atraer unos diez millones de turistas... 

    O sea, como novedad nos metemos en ferias y acciones promocionales en los países de la antigua Unión Soviética, con idiomas que ningún camarero o empresario local conoce, gastándonos una pasta considerable…, pero no somos capaces de crear una oferta que haga venir a Canarias a los padres que quieren disfrutar de sus vacaciones con sus hijos y encuentren una oferta para la familia, para los niños o, incluso, para descansar mientras sus pequeños se entretienen sin tener que estar vigilándolos.

    Puede que la tradición nos pueda, que nuestros orígenes como destino turístico de naturaleza y salud sea un sambenito difícil de quitar. Puede que esa obsesión por hacinar en hamacas a los turistas para que apenas puedan hacer otra cosa que darse vueltas al solajero, nos impida ver otras alternativas. Que esos museos que nos aburren, envejecidos y sin una chispa de diversión y pedagogía lúdica, sean intocables para nuestras mentes conservacionistas… Pero, lo cierto es que maltratamos a los niños.

    En Gran Canaria, poco podemos ofrecer a los turistas con niños, sean padres o abuelos. Basta con visitar la página web del Patronato de Turismo para entrar un una profunda depresión. Castillos de arena y avistamiento de delfines (si se dejan ver), Aqualand y Palmitos Park son los únicos motivos para atraer el turismo familiar. Tenerife tiene una oferta un poco más atractiva (Loro Park, Siam Park, Aqualand, Parque las Águilas, Pueblo Chico...) pero tampoco es un destino para familia con niños.

    Basta con echar un vistazo a los resultados de Disney World, que ya debe haber superado los 1.000 millones de visitantes desde su apertura en 1971 (Sioux City, en el sur de Gran Canaria, se construyó en 1972), con sus diversos parques temáticos y hoteles... Eurodisney, desde su creación en 1992 ha recibido 175 millones de visitantes...

    Visite mi blog Islas bienaventuradas

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook