Blog 
Turistiando
RSS - Blog de Míchel Jorge Millares

El autor

Blog Turistiando - Míchel Jorge Millares

Míchel Jorge Millares

Periodista. Ejercí en La Provincia durante 18 años. Autor de varias guías turísticas de Gran Canaria y colaborador en diversas publicaciones relacionadas con la actividad turística.

Sobre este blog de Economía

Meditaciones, experiencias y sensaciones de un turista ocasional.


Archivo

  • 15
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    De aloes, dragos y turismo canario

     Un amigo me comentaba asombrado que en el popular programa de televisión CSI (no sé cuál de ellos, ya que la investigación forense criminal en USA -donde la Constitución ampara el uso de armas- da para mucho: Miami, Las Vegas, Nueva York…) uno de los actores comentaba que entre los productos que se habían elaborado para capturar huellas digitales, ninguno superaba la sangre del drago. Una planta originaria de Canarias, territorio al que identifica internacionalmente y que ha sido representada en obras tan conocidas como el Jardín de las delicias, de Hieronymus Bosch (El Bosco).
    Otra planta canaria con gran éxito internacional es el aloe, la ‘pomada canaria’ como lo conocen en Hispanoamérica, donde fue introducida por Cristóbal Colón que incluyó esta planta en el botiquín que llevó desde Canarias al nuevo mundo, territorios a los que llegarían también desde Canarias la caña de azúcar y el plátano, entre otros.
    Actualmente, el aloe canario goza de una extraordinaria reputación. Su indiscutible acción frente a quemaduras o problemas en la piel hace de esta planta un elemento habitual en las viviendas y espacios libres de nuestras islas para echar mano de ella en cuanto se necesite, así como uno de los productos más demandados por los turistas; si bien la falta de apoyo y control de las instituciones que dicen defender a Canarias y a España, ha dado lugar a la proliferación de listillos que importan polvos y los mezclan con agua o cualquier otra sustancia para venderlo con la etiqueta de aloe canario, dinamitando el prestigio de la planta canaria. Otro ejemplo, sangrante, es el de los champús, jabones, yogures y otros productos que afirman contener aloe, cuando en realidad, están añadiendo productos importados desde lugares donde la planta no tiene –ni por asomo- los principios activos que logra el aloe en Canarias por su temperatura y horas de sol…
    Este problema no sólo atañe a las empresas productoras y transformadoras del aloe canario, ya que este es un producto muy demandado por los turistas y no es extraño encontrar puestos de venta de aloe en las zonas turísticas de nuestras islas, incluso se realizan visitas a las zonas de plantación y transformación. También se está utilizando el aloe canario en spas y centros de masaje con un gran éxito. Toda una industria floreciente que puede irse a la porra.
    Pero ¿Canarias sólo tiene el drago y el aloe? En absoluto… “Canarias es un centro de endemismos vegetales de interés mundial. Es un territorio de alta biodiversidad en cada una de sus Islas, en su Archipiélago y en su entorno macaronésico. La flora canaria se compone de 2469 plantas vasculares de las cuales 528 son endémicas del Archipiélago” (Cluster de aloe vera, biodiversidad y plantas medicinales de Canarias. Cabiomed). Los profesionales y empresas del sector advierten que este alto número de endemismos "no refleja los ya desaparecidos para siempre, ni que el 75% de la flora canaria endémica se encuentra amenazada, fundamentalmente por la presión humana y urbanística, así como por actividades relativas al turismo alternativo que comienza a presionar con peligro en zonas medias y altas, hasta ahora menos afectada”.
    Durante siglos, desde que aparecen los primeros textos de historia y los mapas en Europa, estas islas fueron consideradas el paraíso, el lugar escogido para la salud y el bienestar. Todo esto se puede ir al traste si no somos conscientes de que hemos de rescatar, defender y promocionar la industria biotecnológica y el aprovechamiento de nuestros endemismos con una economía sostenible. Si no lo hacemos nosotros, otros lo harán, engañando a la gente, ya que los endemismos canarios de dan en Canarias y esta tierra es donde mejor pueden desarrollar sus propiedades y principios activos.
    Si considera que este asunto es de su interés, le sugiero acudir a estas jornadas:

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook