Blog 
Turistiando
RSS - Blog de Míchel Jorge Millares

El autor

Blog Turistiando - Míchel Jorge Millares

Míchel Jorge Millares

Periodista. Ejercí en La Provincia durante 18 años. Autor de varias guías turísticas de Gran Canaria y colaborador en diversas publicaciones relacionadas con la actividad turística.

Sobre este blog de Economía

Meditaciones, experiencias y sensaciones de un turista ocasional.


Archivo

  • 03
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El circo del empleo turístico en Canarias

    Hace unos años escribí la biografía de Pinito del Oro para la 'Enciclopedia de Canarios Ilustres' (CCPC, 2005) y con ese motivo acudí a la vivienda que dicha artista (la más importante que ha tenido las artes circenses en el mundo, aunque aquí continue ninguneada). La frase que me impactó tras el agradable rato que mantuvimos de conversación fue: "En el circo te tienes que entregar más cuando menos público hay en las butacas, ya que es la única forma que tenemos para que puedan acudir más espectadores a la siguiente función".

    Hoy hemos conocido la dramática cifra de parados en las Islas al cerrar el año con 265.569 personas registradas en las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (INEM). Y hemos vuelto a escuchar la misma matraquilla de los políticos que se quejan que el auge del turismo no se traduzca en más empleo, como si de una fórmula matemática se tratara: a tantos turistas, tantos empleados...

    No voy a hacer aquí un detallado estudio sobre cómo han sobrevivido los establecimientos turísticos en la temporada crítica de 2008, ni de cómo se llegó a tal estado de esquizofrenia constructora con las diferentes normas insulares, moratorias, etc. Tampoco creo que nadie haya acertado con sus análisis sobre la crisis turística (me refiero a los políticos que tan dados son a saber de todo...). na crisis que sirvió para sacar del mercado a una planta obsoleta que se ha quedado enquistada en los mejores espacios de nuestro Archipiélago y sin que se haya tomado -hasta ahora- cartas en el asunto.

    Mi conclusión es más simple: los establecimientos turísticos con niveles de ocupación ínfimos y con caída en picado de su rentabilidad, disponían de plantillas sobredimensionadas para  el volumen de ocupación y así poder mantener abiertas sus puertas y ofrecer al turista un servicio de calidad. Como el circo: con todos sus empleados, levantado y abierto, con todos sus artistas, arriesgando sus vidas, para un patio de butacas con apenas espectadores. El circo, como el hotel, necesita una mano de obra determinada, estén o no ocupadas sus butacas o sus habitaciones. Un personal que se refuerza en la época de máxima ocupación, pero que no se multiplica como panes y peces. No se puede pedir milagros a la realidad laboral y económica.

    Mejor que echar balones fuera, los políticos deberían dejar de despilfarrar el dinero en políticas 'de empleo' clientelistas, improductivas y subsidios de brazos caídos. Es el momento de apostar por la reconversión de las zonas degradadas; de la apuesta por nuevos productos; de ejecutar los equipamientos que precisan los destinos turísticos... No se puede insultar a la inteligencia y condenar a los empresarios turísticos por el paro existente para que la ciudadanía encuentre una cabeza de turco sobre la que descargar sus frustraciones y su ira.

    Les adjunto unas imágenes de la exhibición de natación sincronizada en mar abierto con la que el Ayuntamiento de Las palmas de Gran Canaria despidió 2011, en colaboración con Paola Tirados, en un alarde de originalidad para mostrar al mundo la gran calidad de la playa de Las Canteras y el clima del que disfrutamos un 31 de diciembre.

    Salud y feliz año.

    Para ver más artículos visite el blog Islas bienaventuradas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook