Blog 
Turistiando
RSS - Blog de Míchel Jorge Millares

El autor

Blog Turistiando - Míchel Jorge Millares

Míchel Jorge Millares

Periodista. Ejercí en La Provincia durante 18 años. Autor de varias guías turísticas de Gran Canaria y colaborador en diversas publicaciones relacionadas con la actividad turística.

Sobre este blog de Economía

Meditaciones, experiencias y sensaciones de un turista ocasional.


Archivo

  • 10
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El turismo familiar, asignatura pendiente de Gran Canaria

    Gran Canaria, por fin, ya tiene un estudio que reconoce que una de sus grandes debilidades es el turismo de familia, una realidad incontestable que ahora ha sido cuantificada y comparada, lo que ha permitido demostrar que hay otros destinos que nos toman delantera, tanto insulares (Tenerife, Lanzarote y comienza a notarse en Fuerteventura), como españoles (Valencia y Barcelona, principalmente) o extranjeros. El trabajo de campo, con 439 encuestas a turistas (en temporada de invierno) y numerosas entrevistas a profesionales de distintas actividades en zonas turísticas (comercios, transportes, incluso farmacias...). El trabajo ha sido realizado por la empresa Codexca (Consultorapara el desarrollo exterior canario), cuyo director Sebastián Peñate fue el encargado de presentar un resumen del mismo.
    El Patronato de Turismo de Gran Canaria promovió el estudio Investigación de Mercado sobre oportunidades de negocio en el segmento familiar, cuya financiación ha sido posible gracias a la colaboración de la Viceconsejería de Turismo del Gobierno de Canarias.
    Estudiar el sector/perfil o productos para turismo de familia es, en la práctica, abordar todo el sector turístico. De ahí que muchas de las conclusiones, DAFO, sugerencias, etc. Sean útiles para casi todos los segmentos del mercado turístico del destino Gran Canaria. Igualmente, queda de manifiesto en el resultado de las encuestas el rápido crecimiento de internet como medio de información y gestión de los viajes, superando ya la mitad del negocio contratado en la Isla, según los encuestados.
    Otro resultado interesante de la investigación es el alto grado de fidelidad de los turistas ‘de familia’ con Gran Canaria en sus vacaciones invernales, acudiendo a otras islas (principalmente Tenerife y Lanzarote) como segundo destino, pero en época estival. Asimismo, se destaca la alta valoración de las infraestructuras, el ámbito de los servicios de salud y la seguridad alimentaria.
    Evidentemente, en media hora de rápida y resumida presentación no pudimos conocer en profundidad el documento, si bien el mismo debería estar disponible para su consulta por la sociedad grancanaria, dado que ha sido realizado con fondos públicos y para que se puedan aportar sugerencias al mismo.
    Aún así, al escuchar al director de la investigación surgieron diferentes cuestiones, acotaciones, apuntes o sugerencias que espero poder comentar y trabajar con el equipo profesional de Codexca.
    En un principio, creo que la definición de turismo de familia y destino de familia debe ser analizado y definido, así como valorar las singularidades que ofrece un destino insular para este segmento del negocio turístico. Sería muy esclarecedor elaborar una pirámide de edades de los turistas que nos visitan y que, lejos de tener un presente o futuro inmediato del que debamos sentirnos orgullosos respecto a nuestro protagonismo en el ‘mercado’ del turismo de familia, deberíamos tomarnos con más interés y preocupación el sector familiar por tener importantes ventajas para el negocio turístico: más gasto, más visitantes, más activos, los niños son más fieles y su experiencia les hará retornar incluso cuando sean adultos, tengan sus propios hijos o nietos…
    Pero, para ello, el destino Gran Canaria tiene que cambiar profundamente, tal como quedó de manifiesto en la exposición. De hecho, Peñate apunta que es opinión general que Gran Canaria ha de tener uno o varios iconos de atracción (Eurodisney ha recibido desde su apertura en 1992 más de 150 millones de visitas, y todos los parques Disney del mundo han superado con creces el billón de visitantes), que sitúen la Isla entre los destinos con gancho para las familias.
    Además, los recursos existentes son insuficientes y no están preparados para este tipo de visitantes: Los museos deben dejar de ser escaparates pasivos y reconvertirse en centros dinámicos que atraigan el interés de toda la familia y no sólo de los despistados que se arrepienten al poco de entrar. Los volcanes, producto turístico que se pretende impulsar desde el Gobierno Autónomo, se citan en el informe como un elemento de gran potencial, pero a pesar de tener la más completa y rara (con alguna exclusividad) variedad de volcanes en la Isla, no nos acordamos de ellos salvo cuando escuchamos alguna noticia de Islandia. La cultura como complemento para el sector turístico, está dirigida al público local (votante, por supuesto) y como el turista ni los niños votan, la oferta existente apenas tiene interés alguno para el turismo de familia… así numerosos casos.
    Otra carencia es la necesidad de una guía o mapa con todos los recursos de interés para turismo de familia (parques infantiles, animación, actividades periódicas…), que aunque sean pocos, deberían divulgarse y facilitar una coordinación mínima que pueda suponer el inicio de un sector con grandes posibilidades de crecimiento.
    Y, por supuesto, la necesidad de productos propios, parques temáticos que no imiten lo que ya existe, sino que supongan un revulsivo de impacto global. En este sentido, el estudio propone un concurso de ideas y una determinación institucional y empresarial para intentar ser más audaces que los competidores, ser capaces de superarnos como hicieran Néstor Martín Fernández de la Torre o César Manrique cuyas visiones permitieron el milagro turístico de Gran Canaria y Lanzarote, respectivamente.
    El estudio, en sí es una advertencia y un reto, y quien no lo vea no entiende tampoco que el futuro del destino Gran Canaria está en peligro de convertirse en algo sin atractivo frente a los competidores que luchan por superarnos y que hacen caer progresivamente la rentabilidad del sector.

    Vea más artículos del autor en el blog Islas bienaventuradas

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook