Blog 
Turistiando
RSS - Blog de Míchel Jorge Millares

El autor

Blog Turistiando - Míchel Jorge Millares

Míchel Jorge Millares

Periodista. Ejercí en La Provincia durante 18 años. Autor de varias guías turísticas de Gran Canaria y colaborador en diversas publicaciones relacionadas con la actividad turística.

Sobre este blog de Economía

Meditaciones, experiencias y sensaciones de un turista ocasional.


Archivo

  • 12
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Play it again, Paulino

    Recupera el presidente canario, Paulino Rivero, el discurso recurrente (sobre todo en épocas electorales) de priorizar la contratación de trabajadores residentes frente a foráneos. El asunto tiene su lógica aplastante: si en unas islas hay poco empleo ¿por qué permitir que contraten a gente foránea y los ‘del país’ tengan que emigrar? Pues sí, tiene razón el señor y más si se dice nacionalista. Bueno, eso si fuera cierto que tomaría medidas, pero hasta ahora todo ha sido mentiras… Esta frase del empleo para los canarios es como la célebre escena de Ingrid Berman en la película 'Casablanca' pidiendo al pianista que vuelva a tocar ‘El tiempo pasará’ («Play it, Sam. Play 'As Time Goes By'») y así será. El tiempo pasará y los canarios seguiremos emigrando.

    Y les cuento este asunto porque tiene muchísimo que ver con el turismo, sector ejemplar en la descanarización de su mano de obra. Por ejemplo, hay una empresa que controla los espectáculos en la mayoría de los complejos y grupos hoteleros turísticos de las Islas. Hasta hace un par de semanas contaba aún con algún músico canario, pero claro, su ambición es tanta que busca rentabilidades de más del 50% y le sale más rentable traerse músicos de países de la antigua (y tanto…) Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas o de Suráfrica. Los mete en apartamentos y los tiene trabajando todos los días por los numerosos establecimientos turísticos aprovechándose de su posición de monopolio que amparan las instituciones españolas y canarias junto a un empresariado que le da igual que su capital no contribuya al empleo y a la reinversión en su tierra.

    En su mejor época, llegó a trabajar en el sur de Gran Canaria (sólo en esta isla, insisto) más de setecientos músicos. Hoy día ya son una especie en extinción, si no extinguida. Incluso se puede ver y escuchar a caucasianos interpretando isas y folías porque –a pesar de todo- es lo que demanda el turista: algo de exotismo local. ¡Y tan exótico que es lo que les ofrecen a cambio! Imagínenlos con sus atuendos, chalecos y boinas tirolesas…!

    También es cierto que la programación de los espacios culturales y festivales que se han pagado con los impuestos de todos tiene muy poco de canario (si tiene algo…) Así nos va con el turismo, con la cultura canaria y así nos va con los cientos de músicos, grupos folclóricos, estudiantes que salen del Conservatorio sin futuro, como en casi todas las carreras y ofertas formativas de esta tierra.

    Si en realidad el presidente de Canarias quiere ser consecuente con sus proclamas, debería (¿por qué no lo ha hecho ya en estos seis años…?) ver dónde se pueden lanzar actividades para canarios en los distintos sectores, comprometer y convencer a esos empresarios y gestores. Debería exigir la domicialización fiscal de las empresas que contrata el Gobierno de Canarias, que ya está bien de ser subcontratados por empresas de fuera que se llevan los concursos públicos. Y, además, no decirlo, no anunciarlo, no darse el pisto… Lo que todos los canarios y residentes esperan es que no nos invadan y expulsen de los trabajos que podemos realizar con mucho más que dignidad y profesionalidad ¿o la labor de los políticos canarios no es la defensa de los intereses de los ciudadanos de las Islas? Y eso habrá que demostrarlo porque, hasta ahora parece todo lo contrario y El tiempo pasará…

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook