Blog 
Turistiando
RSS - Blog de Míchel Jorge Millares

El autor

Blog Turistiando - Míchel Jorge Millares

Míchel Jorge Millares

Periodista. Ejercí en La Provincia durante 18 años. Autor de varias guías turísticas de Gran Canaria y colaborador en diversas publicaciones relacionadas con la actividad turística.

Sobre este blog de Economía

Meditaciones, experiencias y sensaciones de un turista ocasional.


Archivo

  • 01
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Turismo y arte. Made in Canarias

     “Hagamos de toda nuestra vida una obra de arte” (Néstor Martín-Fernández de la Torre)

    Aplicar el arte a la vida” (César Manrique)

    Recurrir a las proféticas y críticas palabras de César Manrique (ya la mayoría ha olvidado a su predecesor, Néstor Martín-Fernández de la Torre) se está convirtiendo en una rutina o ritual del uso de su imagen como milagroso elixir o auto de fe naturalista para salvar esta tierra de sus tribulaciones y de las actuaciones desafortunadas (pero enriquecedoras, para alguno) del hombre. Sobre todo cuando se trata de iniciativas que no nos convencen que, por otra parte, suelen ser casi todas.

    Sin embargo, lo cierto es que no hacemos el uso en positivo de su aportación o filosofía centrado en el desarrollo bienestar de los canarios cuyo éxito es indiscutible. De Néstor ya ni hablo, a pesar del esfuerzo que muchos grancanarios realizaron para mantener su espíritu (publicación de la revista Isla, realización del Pueblo Canario, Casa del Turismo…) pero está visto que la Fundación que intenta mantener su figura y su obra no está dando los resultados que podría porque el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Cabildo no tienen un proyecto claro y potente para este patrimonio. Y del Gobierno de Canarias prefiero ni hablar, parece que quisiera ocultar la existencia de nuestro genial artista para no eclipsar a otros… Poco se ha hecho por vincular el tipismo y el arte a nuestra oferta turística desde que falleciera Néstor en 1938 con apenas 50 años.

    Aún así sigo pensando que todavía se puede y se debe actuar.

    Podemos considerar por su proximidad el caso del artista Lanzaroteño, ya que a pesar de que César Manrique nos dejara en 1992, en el año 2000 la organización de empresas turísticas de Lanzarote, Asolan, realizó una importante (con una ficha técnica de numerosos entrevistados) en la que se incluía una pregunta singular: ¿Conoce a César Manrique? La respuesta de los alemanes era si en un 95,6% de los entrevistados; un 92,1 entre los españoles y un 63,6 entre los británicos. Se pueden hacer muchas lecturas de aquellos datos, pero lo principal es que desde entonces no se ha hecho esta pregunta sobre el conocimiento de César en ninguna otra encuesta. Y considero importante no dejar de consultar sobre este tema, ya que no hay otra cuestión que (salvo los volcanes, que además están en un Parque Nacional) diferencie el destino turístico de otros.


    Si bien la Fundación Néstor Martín Fernández de la Torre nunca (casi) ha contado con el apoyo suficiente y su vida ha sido muy limitada a pesar de haber contado con directores del Museo que han realizado un ímprobo esfuerzo personal, el caso de la Fundación César Manrique es muy distinto. Han tenido recursos muy importantes que gestionar pero como observador creo que le falta el espíritu de o del Artista. No del reivindicativo y combativo, que eso ha sido mantenido, sino el de la visión del artista sobre la vida que perpetúe su personalidad y su apuesta por el turismo como realización vinculada al arte y la naturaleza.

    De la actividad de su Fundación (creada antes de fallecer el artista) figuran cinco exposiciones sobre Manrique (ninguna sobre el turismo en su obra, aunque es evidente que se trata de algo transversal, pero no ha sido abordado desde esta perspectiva central). En todo caso, salvo una exposición y una publicación, además de otras más centradas en la crisis, la ecología (‘Souvenir, souvenir. La colección de [los] turistas’ expuesta en Tenerife y Lanzarote; “Paisajes del placer, paisajes de la crisis”, descargable por internet en pdf) sólo podemos encontrar esas referencias en los libros sobre sus intervenciones (monográficos) o en los dvd. De hecho, mi intento de realizar un documental sobre los dos artistas y el turismo no concitó el apoyo que planteé a la Fundación, enfrascada en otros proyectos hasta que estalló la crisis y, sobre todo, por su dedicación a los conflictos judiciales contra las construcciones ilegales en la isla.

    Yo pecaré de pesado y reiterativo, pero es que no entiendo a ambos artistas sino como una continuidad que debe pervivir y fecundar en el espíritu creativo de los canarios.

    A este tema dedicaré mi comunicación ya aceptada en el II Foro Internacional de Turismo de Maspalomas el próximo mes de diciembre.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook