Blog 
Viajar fácil y barato
RSS - Blog de José Daniel  Vinuesa Torregrosa

El autor

Blog Viajar fácil y barato - José Daniel  Vinuesa Torregrosa

José Daniel Vinuesa Torregrosa

Mi nombre es Daniel Vinuesa. En estos últimos seis años he viajado bastante, unos 60 países (principalmente por Europa y Asia) y sin duda, es uno de los mayores placeres y también una fuente de sabiduría en lo personal. ...

Sobre este blog de Economía

En este blog, iré poniendo distintos trucos para viajar de manera segura y barata. En cuatro años que no he parado de viajar relativamente de forma independiente, uno aprende mucho de como saber moverse por el mundo pero antes de viajar, hay horas en Internet, de análisis, de selección de lugares, e...


Archivo

  • 03
    Mayo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    terremoto nepal katmandú

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Un año después del fatídico terremoto que asoló gran parte del país, decidí que, tras haber estado previamente en dos ocasiones en Nepal, era un buen momento para visitar nuevamente esas tierras.
     
    Con esta visita, por un lado, quería ayudar un poco en la maltrecha economía local y por otro lado, ver los desperfectos que habían ocasionado los temblores en los principales monumentos de este país.
     
    En los próximos dos posts, hablaré precisamente de todo ello y pese a todo, se puede visitar perfectamente este país, sin temor a nada. Ya el hecho de ayudar y de conocer la hospitalidad de los nepalíes, hará que el viaje esté más que justificado. 
     
     

    CONSIDERACIONES GENERALES.
     
    Tras haber estado mi esposa y yo durante los primeros días de mayo de 2016 (el terremoto fue el 26 de abril de 2015), he de decir que creo que se ha dramatizado demasiado en cómo está actualmente Nepal y que por tanto, es perfectamente factible y posible visitar dicho país y sin ningún problema. Como puntos a tener en cuenta hay que tener en cuenta lo siguiente:
     
    ·      -  La infraestuctura hotelera está perfectamente. El famoso barrio de Thamel, de Katmandú, donde se encuentra la gran mayoría de hoteles, hostales y albergues, no ha sufrido prácticamente ningún daño, las calles están perfectamente y el suministro de agua y luz (tan problemático en este país a veces), funcionaba a la perfección.
    ·          
    ·       La red de carreteras, al menos en Katmandú y su valle, estaba perfectamente. Los desprendimientos de tierra que pudo haber en su momento, no existe ni rastro. Lógicamente nos encontraremos con algunos baches pero más bien por el mal mantenimiento que ha tenido este país en infraestructuras.
     
    ·        El aeropuerto funcionaba a la perfección, y pese a que las instalaciones son bastante viejas, no se vio que se afectara por el terremoto.
     
    ·    Donde más se ha notado el terremoto, ha sido en el inmenso patrimonio histórico y cultural de Nepal,pero al menos, con respecto a Katmandú y alrededores, perfectamente seguiría en pie un 70% del total de monumentos. Si han estado con anterioridad, lo primero que surgen son las comparaciones de lo que hubo y hay, pero si nunca han estado, se quedarán maravillado de tanta belleza.
    ·          
    Por todo lo anterior y por muchos factores positivos, ir ahora mismo a Nepal es perfectamente seguro y no tendremos ningún problema. Lógicamente el miedo a otro temblor puede existir pero también lo hay en otras zonas “calientes” del mundo como California, Japón o Chile, y no por ello, cuando deseamos ir a esas regiones, pensamos en un hipotético sismo.
     
    Nepal es un país que visité con anterioridad al terremoto en dos ocasiones, y por tanto, ya sabía con la idea de lo que había antes y lo que me podía encontrar y comparar con lo que había desaparecido y lo que permanecía en pie. Si quieren ver mi post donde hablaba de esas ocasiones, lo pueden ver aquí.
     
    El tiempo que estuvimos allí, vimos que la cosa, en lo referente a la restauración de los monumentos va muy lento y como en otras catástrofes, ya sean naturales o por el factor humanos, la ayuda y dinero prometido no ha llegado. Si a ellos le unimos el bajón del turismo que ha habido, la entrada de divisas en el país, debe estar por mínimos históricos.
     
    Lo que haré en este post y el siguiente, será hablar de los principales daños que sufrieron los principales monumentos y compararlo con fotografías del antes y el después.
     
     
     
    DURBAR SQUARE DE KATMANDÚ.
     
    Es la principal zona de templos de Katmandú y de una belleza inenarrable. Esta zona si que sufrió bastante por el terremoto. Hubo templos que se han convertido totalmente en escombros así como una gran parte del Palacio Presidencial está apuntalado. Como vemos, en la comparativa entre las fotos actuales y las de hace dos años y medio, desgraciadamente, no hay mucho parecido.
     
    En este complejo había una gran cantidad de puestos que vendían souvenirs y artículos religiosos pero ante la caída del turismo, muchos de ellos ya no están. 
     
    La entrada a dicho recinto es de 1.000 rupias nepalíes (unos siete euros).
     
    Fotos antes del terremoto (diciembre de 2013):
     
    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
     
     
     
     
    Fotos un año después del terremoto (mayo de 2016):
     
    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Un mapa que nos indica las principales zonas afectadas
     
     
    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Muchos templos se veían apuntalados

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    El antiguo palacio presidencial, totalmente apuntalado y con un gran
    riesgo de de derrumbarse

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    En el patio interior del palacio presidencial.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Cientos de marcos y figuras se agolpan para una futura e
    hipotética restauración

     

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Y pese a todo, había actuaciones folclóricas del Nepal

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Comparándolo con la foto anterior al terremoto, vemos el gran daño
    que ha sufrido este monumento.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Donde antes habían muchos puestos, ahora no se ven tantos

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Un antiguo templo donde solo quedan las escaleras

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Y aquí, ni siquiera las escaleras

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
     
     
    Como podemos ver en la comparativa, los daños son notorios. Es quizá de las zonas más afectadas que pudimos ver. Ver todo eso, nos produjo una gran tristeza, no solo por el daño material sino también que el pueblo nepalí es uno de los más agradables y maravillosos que he visto y parece, que eso, aún te hace llegar más la pena al corazón
     
     
     
    Estupa de Swayambhunath (o Templo de los Monos)
     
    Aquí, afortunadamente los daños no fueron tantos como el caso anterior y solamente se limitaba a unos cuantos puestos de de souvenirs, que tal vez, la principal causa de destrucción sería su mala fabricación. También, por desgracia, se derrumbó el templo justo a la derecha de la estupa principal, muy bonito ya que se podía ver el canto de los monjes budistas. Desde esta estupa, situada en una colina de Kathmandú, podremos ver una hermosas vistas de esta ciudad y veremos que en ningún momento nos dará una sensación que allí haya pasado un terremoto.
     
    La entrada al complejo cuesta 200 rupias nepalíes (1,70 euros)
     
    Fotos antes del terremoto (diciembre de 2013):
     
    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Este templo, desgraciadamente, se derrumbó totalmente

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    La hermosa estupa de Swayambhunath

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
     
     
    Fotos un año después del terremoto (mayo de 2016):
     
    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Desde dicha estupa, vemos una gran vista de la ciudad y vemos
    que en su conjunto, el terremoto no repercutió en la arquitectura

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Algunas zonas del complejo, estaban cortadas al paso del público

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

     

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
     
     
    El Jardín de los Sueños (Garden of Dreams)
     
    Este pequeño paraíso de paz y tranquilidad, situado muy cerca del bullicioso Thamel, pese a tener desperfectos iniciales, con la ayuda austríaca, ha sido recuperado rápidamente y actualmente, las obras de restauración se limita a una pequeña parte del recinto e imperceptible a primera vista. Es un lugar que recomiendo mucho si se visita Katmandú ya que sus hermosos jardines y arquitectura, nos hará volver durante un tiempo a Europa.
     
    El precio de la entrada es de 200 rupias nepalíes (1,70 euros)
     
    Fotos antes del terremoto (diciembre de 2013):
     
    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Ese panteón, era un año después de lo poco que quedaba por
    rehabilitar.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
     
     
     
     
    Fotos un año después del terremoto (mayo de 2016):
     
    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Aquí vemos el panteón que comentamos arriba, como está en
    proceso de restauración

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Asimismo, un lateral de un edificio

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
     
     
    Thamel
     
    Como había comentado, es el principal barrio de alojamiento de turistas así como el lugar predilecto para comprar cualquier cosa relacionada con Nepal, ya sea, desde equipos de montañismo, objetos budistas, ropa tradicional, etc.
     
    Aquí, el daño se limitó únicamente a unas pocas casas, estando todavía la gran mayoría de hoteles en pie. Y precisamente Thamel no es precisamente un ejemplo de urbanismo ordenado y reglamentado y por tanto, vemos que tal vez, los daños del terremoto se hayan magnificado mucho.
     
    Pongo únicamente fotos con posterioridad al terremoto ya que como vemos, salvo las fotos que comento, la rutina parece que no se ha visto afectada por el terremoto
     
    Fotos un año después del terremoto (mayo de 2016):
     
    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Un número de edificios apuntalados en Thamel, era mínimo

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
     
     
    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
     
    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Y pese a todo, este pueblo es incapaz de perder su sonrisa

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    El final de Thamel, con los templos de Durbar Square al fondo

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Una vida nocturna para todos los gustos nos podemos
    encontrar en Thamel

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Como vemos, nada parece indicar que hace un año hubo un terremoto

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Sentarse en un templo y ver la ajetreada vida en Thamel, es algo que no deben perderse

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Un gran mercadillo con precios interesantes

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.

    Nepal, un año después del terremoto. 1º parte.
    Y lógicamente, no pueden faltar objetos budistas
     

    La gran mayoría de las muertes, por desgracia, fue debida por avalanchas de tierras que hubo por ejemplo en el Valle de Lantang (muy alejado de Katmandú) pero en los grandes centros urbanos, el daño ha sido mínimo y se ha centrado principalmente en monumentos históricos con unos cuantos siglos de historia y que lógicamente, cuando se fabricaron, no existía normas para mitigar los daños de los terremotos.
     
    Como ven en este primer post, da una sensación de normalidad total y es eso, lo que sentimos en Nepal, que el mundo no se había terminado, que la vida continúa y que se puede visitar este país, sin ningún problema.
     

    En el próximo post, hablaremos de otros lugares históricos de Katmandú que sufrieron daños y también ya de otras localidades cercanas a la capital, como la famosa y hermosa Bhaktapur.
     
    Ver artículo en el blog www.viajesparatorpes.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook