Blog 
Viajar fácil y barato
RSS - Blog de José Daniel  Vinuesa Torregrosa

El autor

Blog Viajar fácil y barato - José Daniel  Vinuesa Torregrosa

José Daniel Vinuesa Torregrosa

Mi nombre es Daniel Vinuesa. En estos últimos seis años he viajado bastante, unos 60 países (principalmente por Europa y Asia) y sin duda, es uno de los mayores placeres y también una fuente de sabiduría en lo personal. ...

Sobre este blog de Economía

En este blog, iré poniendo distintos trucos para viajar de manera segura y barata. En cuatro años que no he parado de viajar relativamente de forma independiente, uno aprende mucho de como saber moverse por el mundo pero antes de viajar, hay horas en Internet, de análisis, de selección de lugares, e...


Archivo

  • 09
    Marzo
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Jordania petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    En este post hablaremos de la mítica Petra, una de las nuevas siete maravillas del mundo y que en todo viaje a Jordania, debe visitarse. Es impresionante como hace varios siglos, pudo realizarse dichos edificios tallando grandes montículos de piedras o sobre la misma montaña. Realmente, ver toda esa magnificencia y perfección, deja anonadado a cualquiera.
     
    Como en anteriores artículos, seguiré el mismo esquema, es decir, cuando ir, como llegar, recomendaciones, etc. para finalmente, una pequeña conclusión.
     
     

    CUANDO IR.
     
    Hay que pensar que el visitar el complejo de Petra, conlleva estar varias horas a la intemperie y por tanto, la época del año en la que vayamos, determinará mucho la sensación final que podamos tener de dicho lugar. Quizá la mejor época sea entre marzo y mayo y también de septiembre a principios de diciembre. Mi mujer y yo estuvimos a finales de enero y justo el día después de irnos, nevó. Por tanto, podemos ver los grandes contrastes de temperatura, llegando en enero a quizá unos pocos grados por encima de cero durante el día a tal vez, muchas veces más de 40 grados en julio o agosto.
     
    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    Los días que estuvimos en Petra, estuvieron algo fríos y nublados.

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
     
     
    COMO LLEGAR.

    Petra dista aproximadamente de Ammán unos 250 kms., unas 3 horas de autopista aproximadamente. Ver en Google Maps.
     
    Sinceramente, para la gran atracción turística que es Petra, la forma de llegar, por desgracia, no tiene un término medio en lo referente a calidad precio.
     
    Por un lado, tenemos los autobuses locales, que como había indicado en un post anterior, no tienen un horario fijo y salen cuando se llenan. Y desde Ammán, no llegan directamente a Petra, sino que paran en una localidad llamada Ma’an y habría que hacer transbordo. Si se va provisto de un buen equipaje, hay que imaginarse en que pesadilla se puede convertir.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    La pequeña estación de Wadi Musa

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    Autobuses típicos para moverse en el interior de Jordania

     
    Otra opción de autobuses, es con los autobuses Jett (www.jett.com.jo) pero los horarios y la única frecuencia diaria, sinceramente, desaniman un poco. Así, de Ammán, sale a las 6:30 de la mañana y de Petra, a las 16:30. Tal vez esté orientado a ir y volver el mismo día desde la capital jordana. El precio es de 10 dinares jordanos (unos 13 euros).
     
    Y otra opción, es con un taxi y pactar el precio. Tal vez, por 60 dinares jordanos (unos 80 euros), se pueda conseguir. El recorrido es de 3 horas. Si tenemos en cuenta que el trayecto de Madrid ciudad al aeropuerto de Barajas, es de 30 euros y el trayecto, rara vez sobrepasa los 30 minutos, pues bueno, no está mal la proporción.
     
    Aquí dejo los precios oficiales (en dinares jordanos; para convertir a euros, multiplicar por 1,3) desde Petra a otros lugares de Jordania, aunque en este país, lo de precio oficial es muy relativo y se podría regatear perfectamente. 
     
    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
     
     
     
     
    ALOJAMIENTO
     
    Petra, o mejor dicho Wadi Musa, que es el pueblo que sirve de infraestructura hotelera y logística, dispone de numerosos hoteles, con una gran diversidad de precios y calidad. Mi mujer y yo nos alojamos en el P Quattro Relax Hotel y lo recomendamos mucho ya que el personal, en todo momento, nos ayudó bastante. Así, por ejemplo, dispusimos de transporte gratuito entre el hotel y la entrada a Petra y nos organizó a buen precio, una excursión al famoso desierto jordano, Wadi Rum, que comentaré en un artículo posterior.
     
    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    Una foto de nuestra habitación
     
    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    Vistas desde nuestra habitación, a la pequeña estación de buses de Wadi Musa

     


    En lo referente a Wadi Musa, es el típico pueblo (nos recordó mucho a Aguascalientes y Machu Picchu) que sirve de logística en lo referente al alojamiento para los que desean visitar Petra. Es una localidad eminentemente enfocada al turismo y ellos se nota en los precios, por ejemplo. No obstante, si ya nos alejamos un poco de la entrada a Petra, podremos percibir un poco la tranquilidad característica de los pueblos jordanos.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    Calles típicas de Wadi Musa

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

     
    PRECIOS PARA ACCEDER A PETRA
     
    Los precios para el acceso a Petra, son abusivos, creo yo. Como comenté en un post anterior, lo mejor es sacarse la Jordan Pass y así, con ésta, que incluye ya el visado de entrada a Jordania y el acceso a muchos monumentos del país, tenemos que para un día, vale 70 dinares jordanos (unos 93 euros), para dos días, 75 dinares (unos 100 euros) y para tres días, 80 dinares (unos 106 euros). Si se deseara comprar la entrada, directamente sin la Jordan Pass, un día vale 50 dinares (unos 66 euros) y para dos días, 55 dinares (unos 73 euros). Teniendo en cuenta que ya solo el visado para entrar al país, cuesta 40 dinares (unos 53 euros), pues la compra de dicho pase, está más que amortizado.
     
    Ya sobre el número de días, ya depende pero yo sinceramente, con dos días es más que suficiente. Tal vez tres días sea ya demasiado. Mi mujer y yo estuvimos dos días y nos dio tiempo más que de sobra para ver lo recomendable que se indica en las guías y no fuimos a un ritmo excesivamente fuerte. También es verdad que al ir en enero, el calor no pegaba fuerte porque no me quiero imaginar cómo debe ser Petra para visitarla en los meses estivales.
     
    DONDE COMER
     
    Wadi Musa está lleno de restaurantes, principalmente en las inmediaciones de la entrada al Complejo de Petra. Al ser un sitio eminentemente turístico, los precios son algo superiores al resto de Jordania y de media, yendo a un sitio medio, comer cuesta alrededor de unos 12 euros por persona.
     
    En lo referente al interior de Petra, hay un buen restaurante que al mediodía ofrece buffet por un precio de unos 15 euros. Tal vez sea una buena opción. Asimismo, en lo referente a bebidas tales como agua, refrescos, etc. hay numerosos puestos a lo largo de todo el complejo y un precio típico suele de un dinar (1,3 euros) por botella. Lo más recomendable es ir bien comido desde el hotel, que en la gran mayoría viene incluido el desayuno en la tarifa.
     
    CONSEJOS
     
    La visita a Petra vendrá limitada por la fortaleza física que tenga cada persona, ya que por ejemplo, desde la entrada al complejo al famoso monumento que se ve en todas las guías (el Tesoro), hay aproximadamente un kilómetro de terreno asfaltado. Si se va a llegar hasta el Monasterio, ya sería recomendable tener aptitudes físicas buenas ya que es cuesta arriba a través de un barranco, una gran parte de él con piedras que hace difícil la estabilidad. Pero en su conjunto, no hay que tener un gran físico para ver lo principal de Petra y de hecho, el número de personas ya con cierta edad era notorio aunque también hay que reconocer, que muchos eran con viajes organizados y tal vez, se animaban más que si fueran solos.
     
    En el interior del recinto, se puede alquilar burros, camellos, caballos, etc. para visitar una parte del complejo. Yo desaconsejo totalmente esto porque pudimos notar que los animales precisamente muy bien tratados no eran y constantemente se le daban con la fusta para que fueran más rápido. Creo que habría que eliminar todo esto y ver otra manera que pudiera permitir que personas con cierta deficiencia de movimientos  pudieran trasladarse, por ejemplo, con cochecitos eléctricos como los que se ven en los campos de golf.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    Hay que evitar el uso de animales ya que sus condiciones, muchas
    veces no eran las más idóneas

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

     
    Asimismo, también hay niños, de muy corta edad, vendiendo ya sea recuerdos, bebidas, alimentos, etc. En este sentido, lo peor que se puede hacer es comprarle ya que le acostumbraremos a hacer dinero fácil a costa de no ir a la escuela, que es a esas edades, donde deben estar.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    Dar dinero a niños, solo fomenta el absentismo en la escuela
    y por tanto, hipotecarles el futuro.

     
    Lo que es curioso es que al entrar a Petra, haya carteles del gobierno jordano indicando las recomendaciones anteriores pero luego, dentro del recinto, que supuestamente está vigilado por fuerzas de seguridad jordanas, se haga caso omiso de todo lo indicado.
     
    Es muy recomendable llevar zapatos cómodos, como deportivas, sin tacón y tampoco chanclas ya que hay tramos con muchas piedras o empedrado, y puede ser dificultoso el andar. También es recomendable llevarse algún snack para comer. En lo referente a bebidas, se pueden comprar dentro aunque lógicamente, a un precio superior al normal aunque tampoco muy excesivamente. Tal vez una botella de agua o una lata de coca-cola, se puede conseguir fácilmente por menos de dos euros la unidad, que comparándolo con los precios abusivos en algunos lugares turísticos europeos, pues es una nimiedad.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    También, si así lo desea, existen numerosos puestos de souvenirs, donde podría comprar algún recuerdo. Sus precios, no eran relativamente caros, entre uno y tres euros al cambio para los objetos más pequeños.

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra


    EL COMPLEJO DE PETRA
     
    Gran parte de la siguiente información, la he extraído de la página oficial de turismo de Jordania, www.visitjordan.com. Aquí pongo un mapa de Petra, con las diferentes sugerencias de senderos a realizar: 
     
    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
     
    Petra se fundó alrededor del siglo VI a.C., por árabes nabateos, una tribu nómada que se asentó en la zona y sentó los principios de un imperio comercial que llegaba hasta Siria. A pesar de los sucesivos intentos por parte del rey seléucida Antigonus, del emperador romano Pompeyo y de Herodes el Grande de tomar Petra para sus respectivos imperios, la ciudad siguió en poder nabateo hasta aproximadamente el año 100 d.C., cuando los romanos se hicieron con ella. Permaneció deshabitada durante el periodo bizantino, cuando el antiguo Imperio Romano fijó su interés en el Este, en Constantinopla, pero después, su importancia descendió.
     

    Los cruzados erigieron un fuerte aquí en el siglo XII, pero pronto se retiraron, dejando Petra bajo el control de la población local hasta el siglo XIX, cuando el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt volvió a descubrirla en 1812.
     
    En la entrada al recinto, existen dos pequeños museos sobre los nabateos y Petra, muy interesantes y que tal vez, sea una buena introducción histórica para adentrarnos en este mítico lugar.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    Puerta principal de acceso al Complejo de Petra



    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    Gran parte de la fama de Petra, se debió en su momento a la saga
    de Indiana Jones

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra


    Asimismo, hay una pequeña plaza con los típicos puestos de recuerdos y para comprar bebidas y aperitivos. Lógicamente, aquí los precios son algo superiores a la ciudad aunque pudimos notar que en general, la ciudad que sirve de cuartel general de Petra, Wadi Musa, los precios eran caros y normalmente, los residentes, iban a otras localidades a comprar.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra


    La entrada a la ciudad se realiza a través del Siq, un estrecho cañón, de un kilómetro de longitud, rodeado por acantilados que se elevan hasta los 80 metros de altura. El simple hecho de caminar a través del Siq es una experiencia inolvidable. Los colores y las formaciones de las rocas son deslumbrantes. Cuando llegue al final del Siq vislumbrará por primera vez la fachada llamada Al-Khazneh (el Tesoro).


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

     
    El Tesoro es una inmensa fachada, de 30 m de ancho y 43 m de alto, excavada en la cara rocosa de rosa pálido eclipsa todo a su alrededor. Se construyó en el siglo I como la tumba de un importante rey nabateo y es una muestra del talento para la ingeniería de este antiguo pueblo. El nombre del Tesoro, proviene por una figura que justamente está en la parte central superior y que en su momento, se creía que contenía una gran cantidad de oro. Esta creencia, hizo incluso, que fuera disparada dicha figura para que cayera todo el oro, de ahí esa supuesta corrosión que sufre.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    El tesoro, donde podemos ver disparos al creer que ahí se encontraba oro

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

     
    Tras ver el Tesoro, a la derecha (es de hecho el único camino que se puede tomar), veremos a unos cientos de metros, el Anfiteatro, con una capacidad de hasta 3.000 personas.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

     
    Tras llegar al Anfiteatro, veremos a la derecha, una gran cantidad de edificios,  que se acceden a ellos a través de unas escaleras. Estamos hablando de las Tumbas Reales, muy interesante y recomendable su visita.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    Desde las tumbas reales, podemos divisar una gran parte de Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

     
    Tras seguir avanzando, nos encontraremos con una antigua calle llena de columnatas y un templo, ya prácticamente destruido. Justo enfrente de este lugar, se encuentra un gran restaurante, quizá el único donde realmente se pueda comer en abundancia en todo el complejo de Petra.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

     
    Y este punto, también delimita ya el inicio al camino a la construcción más grande de Petra, el Monasterio. El camino dura aproximadamente una hora, dependiendo lógicamente de la condición física de cada persona aunque también influye mucho la temperatura y tal vez este factor, haga el que podamos llegar a la meta, por así decirlo, o ser una pesadilla el camino.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra


    Tras llegar al punto final, veremos dicho monumento. Asimismo, en este punto, enfrente, hay varias pequeñas cafeterías donde se podrá degustar, aparte de una bebida, de unas estupendas vistas.


    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

     
    EL SHOW DE PETRA DE NOCHE.
     
    Los lunes, miércoles y jueves de cada semana, se ofrece un espectáculo nocturno enfrente del Tesoro (el principal lugar de Petra). El punto de inicio es en el Centro de Visitantes de Petra (el edificio de entrada) a las 20:30 y desde ahí, se va caminando por el desfiladero (el Siq) hasta llegar al Tesoro, como media hora andando.
     
    Ya luego, una vez ahí y sentado el público, hay muchas velas encendidas (sobre 1.800) y en esa luz tenue, empieza un beduino a tocar la flauta. Así, transcurren 15 minutos aproximadamente. Ya, a posteriori, escoge al azar a tres personas del público y hace una pequeña alocución. Finalmente, se encienden unos grandes focos y se ilumina el Tesoro.

     
     

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    El camino por el Siq, está guiado por velas.

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra
    El Tesoro iluminado por unos grandes focos

    Viaje a Jordania, 3º parte. Petra

     
    Básicamente, así se podría resumir este espectáculo cuyo precio es de 17 dinares jordanos (unos 22 euros) y en total, dura una hora, aparte de media hora para llegar y salir desde el centro de visitantes. Además, dicho precio no está ni incluido en el Jordan Pass ni en la entrada diaria de Petra, por lo que hay que desembolsar esa cantidad si o si.
     
    Sinceramente, yo no recomiendo este espectáculo porque me pareció un robo a mano armada y muchos de los que asistimos a dicho “espectáculo”, al terminar, nos mirábamos como diciendo ¿y ya está, para esto pagué 22 euros?
     
    Está claro que Petra es el gran tesoro de este país y quieren explotarlo al máximo pero de ahí a que se ofrezca un show bastante pobre cuando se podría dar uno muy bueno, pues te queda un sabor agridulce.
     
    CONCLUSIONES
     

    Petra es de esos lugares que tal vez haya que visitar en la vida pero pienso que tiene más pomposidad de la que pudimos ver. A mí, me ha parecido mucho más espectacular lugares como Bagan (en Myanmar), Angkor Wat (en Camboya) o  Machu Picchu (en Perú). Hasta el Taj Mahal, tan cercano a mí ahora mismo por vivir en India, me parece mucho más bonito y espectacular. Tal vez, por haber visto todos estos monumentos puedo comparar y seguramente, mi conclusión sobre Petra pueda estar algo “adulterada” pero si van por primera vez a un gran lugar como éste, seguro que les gustará. Y recuerden que Jordania, no es Petra. De hecho, en el próximo post hablaré de un lugar que casi nunca se ha oído pero que sinceramente, tanto mi mujer y yo, repetiríamos volver a Jordania sólo por él. Ese lugar es Jerash.
     
    Ver artículo en el blog www.viajesparatorpes.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook