Blog 
Viajar fácil y barato
RSS - Blog de José Daniel  Vinuesa Torregrosa

El autor

Blog Viajar fácil y barato - José Daniel  Vinuesa Torregrosa

José Daniel Vinuesa Torregrosa

Mi nombre es Daniel Vinuesa. En estos últimos seis años he viajado bastante, unos 60 países (principalmente por Europa y Asia) y sin duda, es uno de los mayores placeres y también una fuente de sabiduría en lo personal. ...

Sobre este blog de Economía

En este blog, iré poniendo distintos trucos para viajar de manera segura y barata. En cuatro años que no he parado de viajar relativamente de forma independiente, uno aprende mucho de como saber moverse por el mundo pero antes de viajar, hay horas en Internet, de análisis, de selección de lugares, e...


Archivo

  • 26
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Viaje al Nepal (III). Katmandú

     Una primera toma de contacto con Katmandú es una ruta que debe realizarse necesariamente y que va desde el barrio comercial de Thamel hasta la Plaza Durbar, verdadero pulmón turístico de Katmandú y un lugar maravilloso. A lo largo de este camino, quizá de no más de media hora y a ritmo tranquilo, nos encontraremos con la vida  nepalí en sí. Desde las innumerables tiendas para el equipamiento en alpinismo, sus agencias de viajes y de aventuras, pero también, de armonía de religiones que predominan en Nepal, desde el budismo (representado a través de las stupas) hasta el hinduismo (a través del libre caminar de vacas y bueyes). En el post anterior, ya puse fotos del barrio de Thamel.

     

    Patan, que en la actualidad, se puede decir que ya forma parte de Katmandú debido al crecimiento de ésta, la he preferido tratar en el siguiente post.

     

     

    La Plaza Durbar, como dijimos, es uno de los puntos neurálgicos del turismo del Nepal. Aparte de la antigua Residencia Real, también en la trasera, existe un mercadillo ambulante donde se ofrecen los souvenirs típicos del Nepal. Además, si compramos aquí, fomentamos el mantenimiento de muchas familias artesanas, tan necesarias en estos días de industrialización y de globalización de productos, a veces, carentes de “alma”. 

     

    Algunas fotos de la Plaza Durbar:

     

     

     

     

     

     

    Mercadillo callejero en la Plaza Durbar

     

    Lugar ideal para llevarnos un recuerdo del Nepal

     

     

     

     

     

    Otro lugar imprescindible en la visita a Katmandú es el Templo de Swayambhunath, también conocido como el Templo de los monos. Si se va a este lugar, su visita quedaría descafeinada si no se suben unas famosas escaleras que parecen que llegan hasta el cielo y que precisamente, es la puerta a ese templo. Ya una vez visitado, si no desea bajarlas, existe una salida secundaria donde podría coger un taxi para dirigirse a otro lugar. La entrada a dicho templo es de 100 rupias nepalies (un euro). Se sorprenderá por la gran stupa, una de las principales joyas arquitectónicas de Katmandú. Ver más información

     

    Como comenté arriba, es también llamado el Templo de los Monos y hay que tener mucho cuidado si se le va a dar comida a dichos animales ya que a veces, son agresivos y pueden arañarnos y si no estamos vacunados de la rabia, le puede conllevar algunos problemas como ir a algún hospital.

     

    Algunas fotos del Templo de Swayambhunath:

     

     

    Mucho cuidado con los posible arañazos

    de los monos

     

     

    Escaleras hacia el cielo

     

     

     

     

     

     

    El esfuerzo se nos recompensará  con vistas a Katmandú

     

     

    La stupa de Swayambhunath

     

     

     

     

     

     

     

     

    Al final de dicho templo, también veremos una

    escuela budista

     

     

    Allí coincidimos con la visita de un colegio

     

    Otro lugar donde podremos comprar un recuerdo

    aunque el mejor recuerdo es la sonrisa de los nepalíes

     

     

    En Katmandú no solo nos encontraremos con budismo. También la influencia del hinduismo es muy grande en dicha ciudad y eso lo podremos ver en el Templo de Pashupatinah, situado algo a las afueras de Katmandú, muy cercano al aeropuerto. Además, por dicho templo pasa el Río Bagmati, utilizado para las incineraciones. También es un lugar agradable ya que justo en el mismo complejo, podremos pasear viendo los santuarios de Siva, que consta de 50 edificios arquitectonicamente muy ricos. Ver más información histórica (en inglés)

     

    Yo, en este complejo, dedicaría media mañana ya que es muy agradable. Asimismo, antes de la entrada a dicho templo, hay un mercadillo callejero. La entrada cuesta 250 rupias y el taxi, desde Katmandú, unas 200 rupias.

     

    Algunas fotos del Templo de Pashupatinah:

     

    Mercadillo a la entrada del Templo Pashupatinah

     

     

    Santuarios de Siva

     

    El Río Bagmati, muy contaminado.

     

     

     

    Ghats crematorios según el rito hindú

     

     

     

     

    Una gran relajación se siente al pasear por los santuarios de Siva

     

     

     

    Monos en libertad.

     

     

     

     

     

     

     

     

    Preparativos para la cremación de un fallecido

     

     

    Para las horas en que atardecer, la principal recomendación es sin duda, la Stupa de Boudnanath, que es la más grande del mundo. Dar vueltas alrededor de dicho monumento, es una experiencia única. Dicho lugar, consiste en la gran stupa central y alrededor hay pequeños templos y tiendas. Asemejándolo a occidente, podríamos hablar de una pequeña plaza mayor con un gran templo en medio. Como digo, la mejor hora es al atardecer para aprovechar esa luz mágica. Más información.

     

    Algunas fotos de la Stupa de Boudnanath:

     

    La Stupa de Boudnanath

     

    Diversos templos rodean dicha Stupa

     

     

     

    La Stupa se encuentra en el centro de una plaza circular

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Diversas escuelas y templos budistas se encuentran en dicha plaza

     

     

     

     

    Estos son los principales lugares de Katmandú que visité. Pero también recomiendo mucho el callejear, especialmente el trayecto que va de Thamel a la Plaza Durbar.

     

    En mi próximo post hablaré de mis visitas por el Valle del Katmandú. Otros grandes lugares nos esperaban y con la intimidad y tranquilidad de lugares menos concurridos.

     

    Ver artículo en www.viajesparatorpes.com

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook