Blog 
Yo aún diría más
RSS - Blog de Carlos Domínguez Urdiales

El autor

Blog Yo aún diría más - Carlos Domínguez Urdiales

Carlos Domínguez Urdiales

Persona vocacional y periodista, o viceversa, ejerzo actualmente como desarrollador de contenidos digitales y asesor de comunicación corporativa. Durante 7 años estuve relacionado laboralmente al periódico La Provincia.

Sobre este blog de Tecnología

Espacio de opinión periodística sobre la actualidad diaria.


Archivo

  • 31
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    4G 'ma non troppo': retraso en la hiperconexión

    El retraso es insostenible. No acaban de implantarse en España las redes 4G, y con ellas una velocidad de transmisión de datos a móviles hasta diez veces superior al 3G actual, que ya tiene sus añitos. Con los terminales más avanzados, podremos disfrutar de hasta 150 Mbps de descarga y hasta 50 Mbps de subida, por fin. Pero parece que no llega el día.

    El salto es considerable y repercute directamente en el uso que haremos de nuestros terminales en el futuro inmediato. Un uso, el de la alta velocidad de internet en nuestros móviles, del que ya disfrutaban en EEUU y varios países de Asia pero que en Europa iba a velocidad de tortuga, a la espera de que se pusieran de acuerdo sobre qué banda de frecuencia iba a operar esta tecnología. Cuando, tras muchos vaivenes, se establece la banda de los 800MHz, resulta que en muchos países esa frecuencia está ocupada por la TDT.

    Así que a esperar a que los gobiernos, el nuestro incluido, reorganicen las bandas de frecuencia y dejen espacio en los 800MHz para la velocidad de crucero en  internet móvil, que será la que nos lleve a la auténtica sociedad hiperconectada. Lo que habíamos vivido hasta ahora no era más que el ensayo general.

    El Ministerio de Industria, a través del Plan de Dividendo Digital, tenía establecido inicialmente la reordenación de las bandas de frecuencia para enero de 2015, luego adelantado a enero de 2014. Pero ni con esas. Demasiado tiempo.  Vodafone anunció estos días que sus clientes ya podían contratar redes de transmisión 4G en algunas ciudades españolas, adelantándose así a Orange y Yoigo, que habían anunciado su salida para julio. Utilizarán parte del espacio disponible en sus frecuencias actuales, esas que Movistar tiene saturadas, para ofrecer la conexión 4G en contadas capitales -no en Canarias-, aunque con cobertura  limitada.

    Es un avance importantísimo, pero es un avance a medias. Sin el necesario reparto de frecuencias, es más un acto de voluntarismo de las operadoras que una solución global. Una declaración de intenciones por parte de las compañías telefónicas a la espera de que el Ministerio se ponga las pilas, mientras los usuarios vemos cómo van pasando los meses sin que tengamos garantías de que efectivamente iniciaremos el próximo año con una velocidad de transmisión de datos móviles acorde con los tiempos. En tecnología, retraso se convierte rápidamente en atraso.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook