Blog 
Zumo de Cereza
RSS - Blog de Noemi Parra Abaúnza

El autor

Blog Zumo de Cereza - Noemi Parra Abaúnza

Noemi Parra Abaúnza

Noemi Parra Abaúnza es Sexóloga, Antropóloga, Trabajadora Social y especialista en Género y Políticas de Igualdad. Profesora Asociada en la ULPGC. Miembro de acciónenred-Canarias en donde participa en el área Feminista y en equipo de coordinación del Programa Por los Buenos Tratos desde el 2005. Tie...

Sobre este blog de Sociedad

"Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos" Pablo Neruda. ...


Archivo

  • 29
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Este Carnaval: condón siempre, pero no solo.

    Estamos a las puertas del Carnaval a algunos y algunas les esperan largas noches de vacilón en donde el ambiente carnavalero y las mascaritas ayudan a la desinhibición y al ligoteo. La fiesta y el ocio nocturno cada vez se asocian más a las relaciones sexuales del “aquí te pillo y aquí te mato” que al mezclarse con drogas como el alcohol (aunque no sólo) disminuye la percepción del riesgo y aumentan las dificultades para la toma de decisiones en las que se ponga en primer término nuestra salud y bienestar.  Señalaré cuatro riesgos que a mi modo de ver son prioritarios prevenir:

    • Las infecciones de transmisión genital (ITG) que siguen teniendo una alta prevalencia en Canarias, destacando el VIH/SIDA ya que se estima que un 35% de las personas infectadas no saben que lo están (lo que nos remite a la importancia de realizar las pruebas periódicamente). Además, habría que tener en cuenta otras infecciones y los modos de transmisión de cada una de ellas (que no se limitan al coito).
    • Los embarazos no planificados (ENP). La tasa de interrupciones voluntarias del embarazo el año 2011 fue de 13,16%, pero este número no nos da la totalidad de embarazos no deseados ya que pueden ser variadas las motivaciones que llevan a una mujer tanto a abortar como a seguir con un embarazo cuando este no ha sido planificado. En este punto, es fundamental que se garanticen los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres entre los que se incluye el acceso a la anticoncepción, educación sexual y la libre decisión sobre si quiere o no quiere continuar con un embarazo.
    • Las agresiones sexuales hacia las mujeres, cuestión poco investigada que merece más atención de la que se le da. No se refiere exclusivamente a la violación por parte de un desconocido en la calle, sino también (según los datos existentes aproximadamente en el mismo porcentaje) de personas con las que en un primer momento se desea tener una relación sexual pero que los derroteros de la misma hacen que ya no se desee. Esto en ocasiones hace que para las mujeres sea difícil de identificar como una agresión sexual, que se avergüencen y, por tanto, se silencie este problema. El artículo “Yo quería sexo pero no así” nos habla de ello a través de un estudio realizado en Euskadi 
    • La discriminación a las personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB), sigue siendo un reto social importante.  La diversidad sexual y el travestismo carnavalero son señas de identidad de nuestro Carnaval por lo que parece inconcebible que se den muestras de desprecio o rechazo a las personas LGTB. Por ello, considero que durante las fiestas el respeto a la diversidad de opciones, orientaciones e identidades sexuales se debe dar en todos los espacios, no sólo en los llamados “chiringays” o, mejor, espacio diverso, y que se haga extensivo a todos los días del año en cualquier lugar. 

    Para los dos primeros riesgos, la promoción del uso del preservativo y su reparto gratuito en los Carnavales (como se viene haciendo desde las administraciones públicas y ONG) es una herramienta fundamental. De hecho, uno de los motivos por los que no se usa condón es la urgencia “no tenía en ese momento”, así que sería prioritario llevarlo siempre encima o que al menos que sea accesible (ya no digamos que esté financiado que me parece prioritario). Todavía estamos esperando conocer la cantidad de condones que repartirá este año la Dirección General de Saud Pública en el Carnaval (el año pasado fueron 120.000) y esperamos que la salud pública no sea también una diana de los recortes en este aspecto. Ahora bien, para proponer el uso del preservativo nos hacen falta más cosas que llevarlo encima y éstas tienen que ver con la información que tengamos sobre prevención de riesgos y, fundamentalmente, con la educación sexual incorporada en “nuestra mochila”.  Esto último,  nos da una perspectiva más amplia sobre lo que implica relacionarnos sexualmente con las demás personas y de valores sociales como la igualdad, la libertad o la no violencia, aspectos  que recoge la educación sexual (con mayúsculas).

    Algunas “píldoras”:

    • El placer no esta reñido con la responsabilidad, al contrario, estar seguros de que no hay riesgos nos permite abandonarnos y disfrutar.
    • Una buena información sobre prevención de riesgos nos permite elegir correctamente el método adecuado, aprender a negociar su uso y en caso de que no estén disponibles optar por prácticas que no supongan riesgos para seguir disfrutando.
    • La erótica aconceptiva, es decir, aquellas prácticas sexuales que no suponen un riesgo de infección de transmisión genital ni de embarazo no planificado. Esto desarrolla nuestra creatividad, ampliando las posibilidades de la erótica y las relaciones sexuales, no centrada en la práctica del coito, que como sabemos puede gustar más o menos y según en qué circunstancias.
    • Las relaciones sexuales, como todas las relaciones interpersonales, se negocian: un no es un no, lo mismo que un sí es un sí. Ahora bien, también podemos cambiar de opinión y debe ser respetada:  el deseo viene y se va (por diversos motivos, esto es cosa de cada quien) y este es el interruptor que da puerta libre al disfrute, así que si el interruptor de apaga, se acabó. No se tiene por qué seguir algo que no se desea ya que sería contradictorio con el objetivo de las relaciones sexuales: la satisfacción. Aprender a expresar nuestros deseos es fundamental pero también aprender a respetar los de las personas con las que nos relacionamos.
    • Cada persona el libre de expresar su sexualidad de manera que le haga sentir satisfecha y feliz. Las orientaciones sexuales del deseo y las identidades sexuales y de género son diversas y, por tanto, deberían expresarse en todos los espacios sociales porque se asegura el respeto a la diversidad. Esta es una tarea de todas y todos. 

    Así que ya sabemos: ¡A disfrutar! y “condón siempre, pero no solo” principalmente mucha educación sexual. 

    Sígueme en Facebook y en Twitter: malegriasex  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook