ÚLTIMA HORA
Un accidente de tráfico provoca retenciones de tráfico en la Avenida Marítima

La endogamia infesta la política

Un mal contamina a los partidos políticos canarios: la endogamia. Los nombres se repiten legislatura tras legislatura y la renovación se aleja de la vida política

 
La endogamia infesta la política
La endogamia infesta la política 

DUNIA TORRES Actitud social de rechazo a la incorporación de miembros ajenos al propio grupo o institución", esta es la definición que la Real Academia de la Lengua hace de endogamia, un mal que parece haber infestado a los partidos políticos canarios.

La falta de renovación es evidente sólo con echar un vistazo a las composiciones de los grupos parlamentarios en las últimas cuatro legislaturas. Nombres como los de José Miguel Barragán, Antonio Castro Cordobez o José Miguel González en CC, Juan Carlos Alemán o Julio Cruz en el PSC-PSOE han sido una constante en la conformación de cada nueva cámara y no parece que esta situación vaya a cambiar de cara a las elecciones de mayo de 2011, ni en el Parlamento ni en ninguna otra de las administraciones públicas canarias.

Los postulantes a la Presidencia del Gobierno son también viejos conocidos. Paulino Rivero es la segunda vez que encabeza la lista pero su vida ha estado ligada a cargos políticos desde 1979, con las primeras elecciones democráticas. José Manuel Soria ha sido alcalde, presidente insular y esta será la tercera ocasión en la que opte a la máxima representación autonómica.

El nombre de Tomás Padrón es consustancial al del Cabildo de El Hierro o el de Ricardo Melchior al de Tenerife o el de Domingo González Arroyo al ayuntamiento de La Oliva. Incluso las nuevas apuestas del PP para el Cabildo grancanario o la capital de la Isla, José Miguel Bravo de Laguna y Juan José Cardona, respectivamente, recaen en nombres archiconocidos por el electorado canario, en el caso del primero desde las elecciones generales de 1977. El segundo, que ha ocupado cargos en el Cabildo y en Ayuntamiento, pugnará por la Alcaldía contra otro peso pesado: el socialista Jerónimo Saavedra.

Si las organizaciones políticas no se renuevan, según el sociólogo Aniano Hernández, el resultado lógico es el anquilosamiento. "Sin nuevas ideas, sin la innovación que aportan los jóvenes, los partidos se enfrascan en sus propios debates internos y el resultado es el rechazo de la ciudadanía". El sociobarómetro del Consejo Económico y Social (CES) de Canarias del segundo semestre de 2010 refleja, precisamente, el bajo interés de los ciudadanos por la política y los partidos. Un 49% de los canarios no ve atractivo en los asuntos públicos.

Desde el punto del politólogo Gonzalo Rodríguez sólo habrá una auténtica restauración en los partidos canarios cuando sus respectivas crisis sean profundas. "Las organizaciones consolidadas son conservadoras por definición y les cuesta dar paso a la gente joven a menos que ocurran determinadas crisis o revueltas internas. El problema es que en cuanto vuelven a consolidarse ven con temor las intromisiones". Ejemplos recientes de esos cambios políticos han sido el ocurrido en 1999 con el PP en Canarias o, a nivel nacional, el que propició el ascenso de Rodríguez Zapatero y su equipo en el PSOE. Precisamente consecuencia de ese aire fresco fue la llegada a las Islas en esta legislatura del ex ministro Juan Fernando López Aguilar quien, en su intento de alcanzar la Presidencia, introdujo en la lista al Parlamento regional a varias personas procedentes en su mayoría del ámbito académico. Tras la retirada de López Aguilar de la política canaria bien han optado por regresar a sus empleos anteriores o bien esperan hacerlo tras las elecciones de mayo.

Ante la falta de atractivo de las organizaciones políticas los jóvenes se decantan por otras plataformas "como instrumentos de movilización y cambio social, como las organizaciones no gubernamentales (ONG) que", apunta el sociólogo Juan del Río, "sí dan respuesta a sus intereses".
La secretaria de organización de Juventudes Socialistas, Estefanía Castro, subraya la importancia de la presencia de jóvenes en las organizaciones "pero ello no quiere decir que se haga dejando de lado la experiencia. La renovación por la renovación, estoy convencida, al final juega en contra de los partidos y de los administrados, que son los que a la postre pagarán las consecuencias. Primeros debemos formarnos para poder defender el cargo que se nos encomiende y realizar un buen papel".

Desde los Jóvenes Nacionalistas de CC su presidente, Abel Morales, sí subraya sin embargo la importancia de la renovación como único camino para acceder a nuevas ideas "y una nueva concepción de Canarias". Desde su punto de vista la savia nueva es la que también permitirá la regeneración en los liderazgos.

"Por ello", asegura Morales, "nosotros hemos logrado una cuota mínima entre los puestos de salida de todas las listas electorales".

Enlaces recomendados: Premios Cine