05 de marzo de 2017
05.03.2017
ÚLTIMA HORA
Muere el exdictador panameño Manuel Antonio Noriega a los 83 años
Carnaval de Las Palmas

Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2017: 364 días para el próximo Carnaval

La capital grancanaria pone fin a un idilio de 24 días de fiesta

06.03.2017 | 14:27
El Drag Sethlas, en las lentes de Israel Reyes.

24 días. 576 horas. 34560 minutos. Estos 49766400 segundos. Este ha sido el tiempo en el que Las Palmas de Gran Canaria se ha puesto su mejor disfraz para disfrutar el Carnaval de La Eterna Primavera desde que el 10 de febrero Rosana diera el pistoletazo de salida a las carnestolendas capitalinas hasta este domingo, 5 de marzo, cuando los fuegos artificiales clausuraron unas fiestas que brindó medio centenar de actividades.

Numeroso público, con disfraces y sin disfraces se reunieron en la plaza de Santa Ana invocando al más puro estilo hippie unas fiestas en la que la cantante Rosana fue la maestra de ceremonias que comenzó con un paseo entre la gente, a golpe de selfie. La lanzaroteña invitó a los asistentes a hacer el Carnaval y no la guerra en un pregón que acabó deleitando al son de 'Si tu no estás', 'A fuego lento', 'Pa ti no estoy' y varios de sus temas.

Una borrasca amenazó el primer fin de semana de las carnestolendas y obligó a aplazar varios actos. El tiempo dio un respiro el domingo de la tarde para celebrar la Gala de la Gran Dama en el escenario del parque Santa Catalina que ya se preparaba para abrir la semana con uno de los actos más emblemáticos y más seguidos del Carnaval capitalino.



La murga femenina novel Simpatikonas tuvo la responsabilidad de abrir la veda de las letras críticas de La eterna primavera en la primera fase de murgas. Los campeones del 2016, Los Legañosos, fueron los encargados de cerrar el miércoles la participación de las 20 agrupaciones en la tercera fase. Al final de la noche ocho grupos tuvieron el premio de volver a pisar el escenario en la gran final del sábado, 18 de febrero.

Para hacer la espera más amena, las comparsas y los disfraces extasiaron a los carnavaleros que aguantaban hasta altas horas combatiendo al frío de la noche en los alrededores del Santa Catalina.

Como antesala a la final de murgas, el casco histórico reunió a miles de personas tomaron las principales calles del casco histórico de la capital grancanaria en el Carnaval de Día de Vegueta. Las mascaritas salían así a la calle en un ambiente cargado de confeti y subidón de adrenalina.

Los Chacho Tú, Los Chancletas, Las Despistadas, Los Twitty´s, Los Nietos de Sary Mánchez, Los Legañosos, Las Traviesas y Los Serenquenquenes pusieron el ritmo a una noche que estuvo cargada de crítica y mucho 'pique sano' hacia Tenerife en una gran final que hasta contó con la aparición estelar de dos celebridades grancanarias, el Padre Báez y Juan Carlos Valerón.

Pero como dicen en la película protagonizada por Christhoper Lambert y Sean Connery, 'Los inmortales', "tan solo puede quedar uno". Y esa fue Los Nietos de Sarymánchez.

'Posvengantonces', con este grito de guerra los de Telde retumbaron el escenario y cautivó al público y al jurado para alzarse con el primer premio, como ya había hecho en 2015.

El Santa Catalina y sus inmediaciones también reunió mascaritas y música en la jornada del domingo en un ambiente festivo en el que miles de personas acudieron al epicentro de la fiesta con sus mejores amigos en el Carnaval Canino.

Los niños tuvieron sus días de fiesta, como precalentamiento a las jornadas más fuertes.


Catorce jóvenes opositaron, el viernes 24, para el puesto de Reina del Carnaval. Esther Pérez, con la fantasía 'Grandiosa', fue la afortunada en recibir la corona y escribir su nombre en la historia del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria en una noche, conducida por el presentador Roberto González y la actriz Eva González. Aunque no fueron los únicos en brillar en la noche de la Gala de la Reina, otros invitados fueron aplaudidos por el público como fue el caso de Kike Pérez, ataviado como un James Bond "desmejorado", arrancó la carcajada del público y los televidentes con su "anécdota" de los espaguetis frutti di mare.

Aún resacosa por la Gala de la Reina, el parque Santa Catalina siguió de fiesta el sábado con un espectáculo a ritmo de batucadas y comparsas que desfiló por el paseo de la playa de Las Canteras para finalizar en la trasera del edificio Miller.

A puerta cerrada y bajo secreto de sumario, una treintena de candidatos participaron en la preselección de la Gala Drag Queen, que este año celebraba con Las Palmas de Gran Canaria sus bodas de plata. Y para tal ocasión, la ciudad le brindó un multitudinario homenaje en una avenida Mesa y López, en el que no cabía ni un alfiler.

Los asistentes viajaron en el tiempo para introducirse en el universo drag, presente en las carnestolendas desde hace 20 años.

La zona de Vegueta abrió la última semana del Carnaval con una de las juergas más populares y de mayor asistencia, los Indianos del Carnaval tradicional. Los polvos de talco sirvieron para calentar motores para una noche que cerraría el símbolo más internacional de las carnestolendas capitalinas, la Gala Drag Queen.


Dieciséis reinonas participaron en la gran noche que vivió en un Santa Catalina que registró un lleno absoluto, además de los miles de espectadores que la siguieron desde la distancia la victoria del Drag Sethlas.

La elección de Borja Casillas centró toda la atención de la jornada festiva del martes del Carnaval, que tuvo desfiles en Santa Catalina con la Cabalgata Infantil. La polémica que suscitó la victoria del Drag Sethlas todavía, a día de hoy, es tema de debate y conversación.

A la espera de la Cabalgata, el Carnaval celebró la novena edición de su evento más emotivo, la Gala de la Integración. Esta permitió subir al escenario del Santa Catalina a 494 mascaritas procedentes de 22 centros ocupacionales, de atención a minusválidos psíquicos (CAMP) y de atención a discapacitados físicos (CADF) de toda Gran Canaria.

Le siguió el maquillaje corporal que tomó escena el viernes, con el trabajo del diseñador Nauzet Afonso como vencedor.

Y por fin llegó el gran día. El ritmo y las plumas de las comparsas, la música bailable de la infinita comitiva de carrozas y los espectaculares diseños de la reina de las fiestas, sus damas de honor y el vitoreado y criticado drag queen 2017, Drag Sethlas sacaron a la calle a más de 150.000 personas.

Como todos los años, este pasacalles multicolor ha inundado la ciudad de un ambiente festivo y desenfadado en el que han participado niños, adultos y mascotas que se contagiaron de la alegría, el desparpajo y la transgresión de las carnestolendas. Las calles de la capital grancanaria se disfrazaron de sambódromo en el que desfilaron, a ritmo de batucadas, sones latinos y música disco representantes de la curia diocesana, payasos, militares, animadoras de la UD Las Palmas, cosmonautas y hasta soldados imperiales, entre otros tantos disfraces que demostraron la pasión con la que se viven estas fiestas en Las Palmas de Gran Canaria.


Los carnavaleros, bien pertrechados para el avance de las horas encararon la noche en una fiesta que siguieron hasta este domingo, en el que la capital grancanaria volvió a animar las calles en el Entierro de la Sardina con una comitiva que salió desde la zona del Pueblo Canario.

'El caballo camina palante', 'Brisas de Moró' y el 'Popurrí de la Rama', entre otros tantos temas animaron a los miles de fieles que acompañaron a las viudas y plañideras a la playa de Las Canteras para despedir a la Sardina y al Carnaval de La Eterna Primavera, que finalizó con un espectáculo de luces y fuegos artificiales que asombraron y enmudecieron a todos los asistentes que llenaron la zona de La Puntilla.

¡Ya solo quedan 364 días para el Carnaval de 2018! ¡Hasta pronto mascaritas!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine