PDF

´Claraboya´, la novela maldita de Saramago, se edita por primera vez

El escritor portugués intentó, sin éxito, publicar el manuscrito en 1953

 
Saramago, en el despacho de su residencia lanzaroteña. i LA PROVINCIA / DLP
Saramago, en el despacho de su residencia lanzaroteña. i LA PROVINCIA / DLP  

A.Z.D
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
El libro de José Saramago que una decisión editorial hurtó a sus lectores llega ahora a las librerías, más de medio siglo después de su escritura, de la mano de la posteridad. Claraboya, novela que el portugués finalizó en 1953 y nunca llegó a ver publicada en vida, es editada estos días por Alfaguara, precedida de una fama legendaria de santo grial en la bibliografía del autor de Ensayo sobre la ceguera.

Saramago escribió ese libro entre finales de los años cuarenta y principios de los cincuenta del siglo pasado, después de haber publicado en 1947 su primera obra, Tierra de pecado. Entregó el manuscrito a una editorial portuguesa en 1953 y nada pasó. Bueno, sí pasó algo: el rechazo tácito de los editores, que ni siquiera contestaron al autor desestimando la obra, desanimó a Saramago hasta el punto de que por veinte años dejó de escribir. Como explica su viuda y traductora, Pilar del Río, en el prólogo a la novela, "aquella actitud de la editorial le sumió en un silencio doloroso, imborrable y de décadas".

Corrieron los años y se agigantó el prestigio y la fama de Saramago. Una mañana de 1989 los azares del destino devolvieron Claraboya a la vida del escritor. Los responsables de aquella editorial habían descubierto el viejo manuscrito en una mudanza de sus instalaciones y, entonces sí, estaban interesados en publicarlo. "Obrigado, ahora no", respondió el autor, que ese mismo día recuperó su novela. Por fin tenía una respuesta de los editores a los que había confiado el original, "la que le fue negada muchos años atrás, cuando tenía treinta y uno y todos los sueños a punto", cuenta Del Río, presidenta de la fundación que lleva el nombre del escritor.

No pudieron convencer a Saramago para que la publicara en vida, pero dejó abierta la puerta a que viera la luz póstumamente una novela, donde, según su viuda, "ya se observaba lo que después acabaría desarrollando plenamente: su propia narrativa".

Historia de un edificio

¿Qué encontrará el lector en Claraboya? La novela cuenta la historia de un edificio en el que viven seis humildes familias cuyos miembros "se ven sucesivamente envueltos en un enredo", según palabras del propio autor. Un bloque de vecinos de Lisboa en una mañana invernal. Sus residentes se preparan para una jornada como cualquier otra. Partiendo de esa estampa inicial, el lector va a ir entrando poco a poco en cada casa, en cada vida, a través de la claraboya que da título a la novela, para, como a través de una mirilla, acceder a las frustraciones, anhelos, alegrías y tristezas de ese vecindario corriente. Tan corriente que sus integrantes resultan universales.

Claraboya prefigura características de la obra posterior de Saramago. Pilar del Río, en el citado prólogo a la edición de la novela, titulado El libro perdido y hallado en el tiempo, se pregunta: ¿Cómo es posible que el jovencito de veintitantos años escribiera con tanta madurez, tan seguro, que ya enunciara obsesiones literarias y dejara ver su mapa de trabajo y sentimental de una forma tan explícita? [?] ¿De dónde sacó Saramago la sabiduría, la capacidad de retratar personajes con tanta sutileza y economía narrativa, de proponer situaciones anodinas y sin embargo tan profundas como universales, de transgredir de forma tan serenamente violenta?".

En esta novela están los personajes masculinos de Saramago, "esa colección de hombres de pocas palabras, solitarios, libres, que necesitan el encuentro amoroso para romper, siempre de forma momentánea, su forma concentrada e introvertida de estar en el mundo", explica su traductora, y también "las mujeres fuertes. Cuando el autor se recrea en los personajes femeninos, la capacidad transgresora se hace más evidente y descarnada".

Queda la incógnita de saber por qué el libro no fue editado en su momento. No es una obra de contenido político, aunque sí podía resultar incómoda. "Demasiado fuerte, demasiado arriesgado, viniendo de un autor desconocido, demasiado trabajo defenderlo ante la censura y la sociedad, para el poco provecho que aportaría. De ahí que el libro se quedara relegado, sin un sí comprometido, sin un no que pudiera comprometer en el futuro", finaliza Del Río.

  HEMEROTECA

Premios cine

Oscars 2012

Los Oscars 2012

Sigue en directo la gala de los Oscars 2012 y el desfile de celebrities por la Alfombra Roja

Goya 2012

Premios Goya 2012

Revive la Alfombra Roja de los Goya y la retransmisión de la Gala de los Goya 2012

  PROMOCIONES   CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA PROVINCIA |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  AGENCIAS |  CONTRATAR  
laprovincia.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de la-provincia.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Avíso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya