31 de mayo de 2017
31.05.2017
Letras 29a Feria del Libro

La voz de la última zarina

La escritora Espido Freire retrata a Alejandra Románova en su nueva novela, Premio Azorín 2017, que presentó ayer en la feria capitalina

31.05.2017 | 16:08
Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria (segunda jornada)
La voz de la última zarina

La última novela de Espido Freire, 'Llamadme Alejandra', galardonada con el Premio Azorín de Novela 2017, descerraja los miedos y contradicciones de la emperatriz Alejandra Románova, la última zarina de Rusia, sobre quien la escritora se ha documentado durante 15 años y cuya publicación coincide con el primer centenario de la Revolución rusa. La novela, escrita en primera persona, se inscribe en la defensa de Freire de la voz de las mujeres.

La trayectoria de la escritora Espido Freire (Bilbao, 1974) es la de una mujer que exige ser escuchada, porque lo hace en nombre de tantas voces sepultadas bajo los prejuicios, los recelos y el olvido. Y Freire, la ganadora más joven del Premio Planeta con 25 años y recientemente distinguida con el Premio Azorín, ha enhebrado con voz propia esta defensa "de según qué espacios" correspondientes a las mujeres. "Yo no soy ajena a ello", expuso ayer la autora bilbaína, una de las protagonistas de la segunda jornada de la feria capitalina.

Su nueva novela, Llamadme Alejandra (Planeta, 2017), es un retrato de los múltiples rostros y tribulaciones de Alejandra Románova (1872-1918), la última zarina o emperatriz de Rusia, como esposa del zar Nicolás II, alemana. "A día de hoy aún no sé qué me llevó a fijarme con ocho añitos en la primera fotografía que vi de Alejandra y a vincularme tanto emocionalmente a ella", reflexiona Freire, "creo que hubo una pieza clave, que es que los fusilaron la noche de mi cumpleaños".

Para la escritora, que atesora "muchas obsesiones que fui convirtiendo en libros", la historia de Alejandra, nieta de la reina Victoria de Reino Unido, simboliza "el dolor, la decadencia y el final de una época", pero cuya figura encarna "las contradicciones y luchas" de una mujer "enormemente compleja". "En Alejandra fui descubriendo a una mujer tímida y apasionada, que repelía y atraía, que estaba en un puesto de privilegio y que no estaba a la altura. Y quise escribir sobre todo eso", explica.

Aunque se trate de la primera novela protagonizada en exclusiva por la zarina, Freire afrontó el reto de ponerse sus zapatos y narrarla en primera persona. "Sabía que era arriesgado, pero era lo único posible", afirma. "No íbamos a entenderla de otra manera, sino que tendríamos las mismas impresiones que tenía la corte o la sociedad sobre ella, la de una mujer indaptada, altiva, hosca. Y no era eso, o era eso, pero era mucho más; era una mujer tímida, reservada, que tuvo que lidiar con un gran peso mediático, ante el que defendió su vida privada a ultranza y trató de hacer el bien, aunque estuvo equivocada en muchas cosas. Y eso solo se puede contar desde dentro", añade.

El título de la novela rinde homenaje al antológico saludo inaugural de Moby Dick, pero también se refiere "a uno de los ejes principales en la vida de Alejandra", porque "ni siquiera la dejaron llamarse como ella quería". Nacida con el nombre de Alix de Hesse y el Rin, ingresó en la Iglesia ortodoxa rusa y decidió llamarse Alejandra. "Esta fue la primera concesión importante que hizo: cambiar de religión y cambiar de nombre", revela.

Su sólido matrimonio con Nicolás II, "una historia de amor relativamente desconocida y muy bella"; su envejecimiento precoz ante la enfermedad de su hijo Alexei, aquejado de hemofilia, y el juicio reprobatorio de la sociedad hacia su figura centran el resto de mimbres de Llamadme Alejandra. "Y luego hay una idea de reivindicación de su voz y de volver a visibilizar a mujeres de un tipo u otro", afirma Freire. "Por mi parte siempre hay un discurso que justifica estas cosas, que tal vez sea una forma de desarrollar mi propia vida".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cultura

El obrero errante
El obrero errante

El obrero errante

La de hoy se convertirá, sin duda, en otra jornada de buen cine para el público de...

Luppi, la elegancia en la pantalla

Luppi, la elegancia en la pantalla

El actor Federico Luppi, icono del cine argentino y español con cinco décadas de prolífica...

La huella de una Lady y un rodaje

La huella de una Lady y un rodaje

Homenajeado en 2006 por el Festival de Cine. rodó en la Isla 'Que parezca un accidente'

Mondo Diávolo, entre las catorce bandas que forman el cartel del Festival de Músicas Alternativas

Mondo Diávolo, entre las catorce bandas que forman el cartel del Festival de Músicas Alternativas

El certamen se celebrará en Gran Canaria, Tenerife, La Palma, Lanzarote y El Hierro

Fallece el actor Federico Luppi

Fallece el actor Federico Luppi

El intérprete argentino, de 81 años, se encontraba hospitalizado por complicaciones con un hematoma

Federico Luppi: "El actor es al mismo tiempo violín y ejecutante"

Federico Luppi: "El actor es al mismo tiempo violín y ejecutante"

"Es tan pernicioso hacer de la emoción una exhibición como negarla", aseguró el actor argentino en...

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine