Suscriptor
Historias irrepetibles

La espada mágica de Onischenko

El ucraniano protagonizó en los Juegos de Montreal uno de los episodios más vergonzosos de la historia del olimpismo P Su arma estaba trucada para conseguir más tocados

12.06.2016 | 23:48
Un juez comprueba la espada de Onischenko.
Un juez comprueba la espada de Onischenko.

La historia del olimpismo también está llena de episodios oscuros y personajes que acabaron repudiados por su comportamiento totalmente opuesto al espíritu con el que se levantó la competición deportiva más importante del mundo. Boris Onischenko, ucraniano de nacimiento, protagonizó uno de los momentos más tristes del deporte y que supuso el final de su carrera. Ya tenía tres medallas olímpicas en pentatlón moderno con el equipo de la URSS, pero ansiaba el oro individual en su último intento, ya con 38 años de edad. Y cometió su mayor pecado.

El Barón de Coubertain, padre del movimiento olímpico y feroz defensor de la ejemplaridad que debía reinar...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 902 505 605 Correo electrónico Preguntas Frecuentes

Suscriptor | Deportes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales
Casimiro no se fía del Zaragoza
Casimiro no se fía del Zaragoza

Casimiro no se fía del Zaragoza

El técnico calificó como "muy peligroso" al cuadro maño, un rival que "no será fácil"

Enlaces recomendados: Premios Cine