Suscriptor

El espíritu olímpico dejó huella

La antorcha ha visitado Gran Canaria dos veces, con motivo de las citas de México 68 y Barcelona 92

16.07.2016 | 04:35
El espíritu olímpico dejó huella
El espíritu olímpico dejó huella
El espíritu olímpico dejó huella

El nombre de Gran Canaria ha tenido su protagonismo en la historia de los Juegos. Primero por los éxitos de sus deportistas y, luego por ser lugar de paso del 'fuego sagrado'. Uno de los principales elementos de la simbología del olimpismo, la antorcha, ha visitado en dos ocasiones la Isla. Ocurrió en 1968 y en 1992, cuando la llama encendida en Olimpia (Grecia) se dirigía a las citas de México (1968) y de Barcelona (1992). El recuerdo de esos momentos ha quedado reflejado en forma de plazas y esculturas de la capital, donde también existen lugares de 'culto' dedicados a nuestros deportistas que han vivido el evento.

El 14 de septiembre de 1968 la antorcha llegó a suelo grancanario sobre la cubierta de la corbeta Princesa...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 902 505 605 Correo electrónico Preguntas Frecuentes

Suscriptor | Deportes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales
Enlaces recomendados: Premios Cine