06 de noviembre de 2016
06.11.2016

La tormenta avivó la marea azul

Ni la lluvia ni los rayos pudieron con el gran entusiasmo de los más de cuatro mil corredores

06.11.2016 | 02:10

Ni los elementos lograron ensombrecer la multitudinaria fiesta deportiva, con el atletismo como protagonista, que se vivió en Las Palmas de Gran Canaria. Iluminados por las decenas de rayos que coronaban la noche, el esfuerzo guió a los más de 3.300 corredores hasta la ansiada línea de meta.

Los prolegómenos de la nueva edición de la Hospitales San Roque Night Run prometían una noche de perros por las calles de Las Palmas de Gran Canaria. En la pelea de gallos de guitarras eléctricas que amenizaba la espera antes de la salida en la calle Venegas, con un cielo iluminado por decenas de rayos y una incipiente llovizna, sonaba el Smoke on the Water de Deep Purple como preludio.

Pero fue darse el pistoletazo de salida de la carrera y el entusiasmo de la marea azul -el color de la camiseta oficial del evento- era lo único que inundaba desde ese momento la zona baja de la capital.

De la tormenta que se vaticinaba, solo quedaban los rayos. Estos parecían guiar a los atletas de todas las condiciones y edades hasta la línea de meta. Muchos de ellos con objetivos antagónicos. Tan campeones se sintieron los que se subieron al podio como los que, al golpito y a su ritmo, recogían al final de su participación la medalla de finisher, su particular y merecida recompensa.

Y la gran mayoría, a su manera, lo festejaba por todo lo alto. Muchos hacían sus últimos metros con sus hijos de la mano para compartir el fantástico momento. Otros, alzaban sus brazos al cielo, o brincaban sobre un imaginario listón en la línea de meta, o completaban el esfuerzo junto a su pareja sellando su triunfo personal con un beso entre auténticos lagrimones.

Son las bellas escenas que siempre dejan estas manifestaciones del deporte popular, ese donde tanta importancia tienen las marcas como los retos personales que cada uno se pone cuando suena el pistoletazo de salida. En estos casos, el cruzar la meta supone superar sus propios retos, sus propios objetivos, que por pequeños que sean para cada uno es como el que se proponía el campeón absoluto de las Hospitales San Roque Night Run.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes

Finalizó el XXIV Trofeo Unicef

Finalizó el XXIV Trofeo Unicef

El pasado domingo tuvo lugar la jornada final del XXIV Trofeo Unicef. Así, en optimist -en...

Cuyás y Hammond repiten triunfo

Cuyás y Hammond repiten triunfo

En un emocionante final celebrada en el Real Club de Golf de Las Palmas la dupla formada por...

Canarias acude al campeonato de España joven y júnior

Canarias acude al campeonato de España joven y júnior

Doce púgiles grancanarios -diez chicos y dos chicas- forman parte del combinado que disputará el...

El VI Gran Canaria Yellow Bowl entra en su fase final

La sexta edición del Torneo Internacional de Tenis Gran Canaria Yellow Bowl entró...

Jonathan Vega: "Espero ser finalista"

El veterano rider Jonathan Vega, de 33 años -nacido en Telde, aunque residente en el barrio...

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine