Crimen y castigo en las Palmas

Un exmilitar que mató a puñaladas a su exmujer en 2003 en Las Palmas de Gran Canaria no ha pagado la indemnización a su hijo, que lo vio todo con 6 años. Su abuela y su tía cuentan cómo se sienten

 13:08  
La madre de María Jesús Hidalgo, Encarnación Florido, y su hermana, Marycruz Delgado.
La madre de María Jesús Hidalgo, Encarnación Florido, y su hermana, Marycruz Delgado.  ANDRÉS CRUZ
 MULTIMEDIA
 NOTICIAS RELACIONADAS

BORJA VALCARCE María José Hidalgo recibió la primera puñalada cuando se agachó para despedirse de su hijo de seis años con un beso. Su ex pareja, un antiguo militar llamado Antonio Rosa Romero, empuñaba el cuchillo que clavó en su cuerpo una y otra vez hasta alcanzar las 56 cuchilladas. Ella murió allí, delante de su hijo que repetía en estado de shock: "Papa, lleva a mamá al hospital para que le tapen los agujeritos". Eran las seis de la tarde del 12 de diciembre de 2003 y la vida ya no volvería a ser la misma ni para el pequeño ni para el resto de su familia.

"Nadie está preparado para algo así", relata su hermana, Marycruz Delgado, con la mirada perdida en el vacío. "Es algo que no se supera nunca y que te marca para siempre, pero sigues adelante porque no puedes hacer otra cosa". Sus palabras quedan ligeramente ahogadas por el sonido del televisor, que se ha convertido en un zumbido tenue mientras ella da voz a sus pensamientos. Al lado del aparato, colgada de la pared, una fotografía de su sobrino sonriente con la playa de Las Canteras como fondo da la sensación de que lo ocurrido no es más que una historia producto de la imaginación, pero es una pesadilla real que para ellos ya no tendrá fin.

Antonio fue condenado en 2006 por asesinato con alevosía y ensañamiento por un jurado popular. El magistrado le impuso una condena a 23 años de prisión, pero "el pasado mes de diciembre de 2011 comenzó a disfrutar de salidas de entre tres o cuatro días de duración que, en ocasiones se convierten en semanales al empalmar estos permisos", explica dolida su cuñada.

Marycruz, a la que avisan cada vez que se le concede una salida, no se lo cree. El asesino de su hermana no ha pasado ni seis años en prisión desde que la sentencia es firme y ya sale a la calle. No sólo eso, aún no ha satisfecho los 300.000 euros de indemnización que tiene que pagar a su hijo por la responsabilidad civil y nunca le ha pasado la pensión de 600 euros mensuales que ordenó el juzgado en la sentencia. "Es un sinvergüenza", manifiesta visiblemente enfadada. "No ha mostrado arrepentimiento por lo que hizo ni ha demostrado buena fe en ningún momento... viendo estas cosas parece que compensa matar".

El próximo miércoles 25 de abril, seis años después de la condena, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas subastará los bienes que se le expropiaron en su momento y que se utilizarán íntegramente para pagar la indemnización de 300.000 euros. Entre los inmuebles que serán sacados a subasta destacan una local comercial en la calle Carvajal con un precio inicial de 194.229,89 euros y un noveno piso con vistas al mar en la Avenida de Canarias por 131.831,15 euros. Además, también se podrá pujar por un Volkswagen California cuyo precio de salida es de 7.306 euros.

El temor de Marycruz con relación a la subasta pública se encuentra en la situación económica que atraviesa el país y que ha afectado de forma negativa a la compraventa de inmuebles. "Si esto hubiese salido a subasta en época de bonanza esperaríamos más, pero ahora con la crisis es más difícil que la subasta alcance el total de la indemnización a la que fue condenado".

En su opinión, el problema ha estado en la lentitud que ha atravesado la ejecución de la sentencia y no entiende por qué se ha "dilatado tanto en el tiempo un proceso que en apariencia parece fácil".

La abuela del menor, Encarnación Florido, asegura que ha puesto varias denuncias contra Antonio por no hacerse cargo de la pensión, pero al no tener nada a su nombre ha sido imposible exigirle los pagos. "Él tiene muchas propiedades y dinero pero es listo. Lo que no pudo vender en su momento lo cambió de titularidad. Es algo que es suyo pero no está a su nombre y, aunque lo sabemos, no lo podemos demostrar", afirma.

La única esperanza que le queda al hijo de María José para cobrar la indemnización es la subasta porque saben que su padre no le va a pagar nada. "La vida se valora muy poco", reflexiona Marycruz. "Mi hermana no podrá disfrutar de su vida ni de su hijo mientras que al final él hará su vida con toda la tranquilidad del mundo".

Antonio ha disfrutado de un nuevo permiso de salida esta semana. Estuvo libre otros tres días mientras su hijo todavía se atormenta en ocasiones pensando que si su madre no se hubiese acercado para besarlo aún estaría viva.

  HEMEROTECA
  PROMOCIONES   CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA PROVINCIA |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  AGENCIAS |  CONTRATAR  
laprovincia.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de la-provincia.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Avíso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya