PDF
Crisis de la deuda

El Tesoro cancela la próxima subasta de bonos a 5 años

Estaba prevista para el próximo 18 de agosto, pero Economía ha decidido retrasarla hasta septiembre

 21:02  

EP/EFE / MADRID El Tesoro Público ha decidido no convocar la emisión de obligaciones del próximo 18 de agosto, pero celebrará una nueva referencia 'benchmark' a 5 años el 1 de septiembre, según un anuncio realizado por por la web del organismo adscrito al Ministerio de Economía.

En la nota emitida se señala que "como en años anteriores el Tesoro ha decidido no convocar ninguna subasta de obligaciones durante el mes de agosto por lo que no se celebrará ninguna subasta el 18 de agosto". En la práctica, esto supone dejar de emitir deuda a largo plazo que cuenta con una mayor rentabilidad, al suponer mayor incertidumbre para los inversores.

Fuentes del Economía explicaron a Europa Press que a efectos de calendario se fija una subasta de obligaciones el tercer jueves de cada mes, pero que en el mes de agosto de los últimos años, como en éste, "no se dan las condiciones necesarias al no haber suficiente mercado" para convocar finalmente la emisión de obligaciones.

Esta decisión se ha dado a conocer cuando la prima de riesgo de España ha vuelto a escalar por encima de los 400 puntos básicos, pese a que la emisión de deuda de esta mañana ha logrado colocar prácticamente el máximo previsto, hasta 3.300 millones de euros, pero después de la intervención del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, quien ha sugerido que la institución está comprando deuda de los países periféricos.

La subasta cancelada es una de las tres previstas para lo que queda de mes, junto a la emisión de letras a 12 y 18 meses fijada por el Tesoro para el 16 de agosto y la de letras a tres y seis meses, del próximo 23 de agosto, ambas emisiones a corto plazo.

En rueda de prensa, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, señaló ayer que el Gobierno "no ha suspendido ninguna subasta", a lo que añadió: "Nos parece que es bueno que se siga viendo nuestra capacidad de acudir a los mercados, aunque hayamos pagado en el pasado algún interés mayor, pero en otros momentos ha bajado".

El Tesoro adjudica 3.300 millones y alivia la tensión

Por otra parte, el Tesoro Público adjudicó 3.300 millones de euros en bonos a tres años y tres años y medio, con un interés del 4,90 % en el primer caso (un nivel que no se alcanzaba desde 2008) y con el 5,05 % en el segundo caso, que han contado con una demanda que ha duplicado la oferta.

Los 3.300 millones recaudados cumplen ampliamente con las perspectivas del Tesoro, que esperaba captar en esta subasta entre 2.500 millones y 3.500 millones.

Esos objetivos de colocación se han alcanzado gracias a que la demanda total fue de 7.380 millones, más del doble de la cantidad finalmente adjudicada.

El Tesoro Público captó 2.199,80 millones de euros en bonos a tres años, con una demanda de 4.715,82 millones, y un interés del 4,90 %.

Se trata del tipo de interés más alto desde 2008 para esta denominación, ya que entonces se situó en el 4,96 %.

El Tesoro Público también colocó bonos a tres años y medio por consejo de sus asesores, con el objetivo de dotar de liquidez a las obligaciones del Estado que vencen a principios de 2015.

El Tesoro ha colocado esa emisión atípica con un interés del 5,05 %, que ha llevado a los inversores a reclamar 2.668,12 millones, de los que finalmente se han concedido 1.110,97 millones.

En la última puja de bonos a 3 años, celebrada el 7 de julio, el Tesoro colocó 1.500 millones, con un interés marginal del 4,32 %, que ya era el más alto para este tipo de bonos desde el año 2008.

La subasta se ha producido en una semana particularmente dura para la
prima de riesgo española, que ayer alcanzó su nivel más alto desde la creación del euro y tocó los 407 puntos básicos.

La prima de riesgo comenzaba hoy la jornada a la baja, ya que abría en 381 puntos básicos, por debajo de los 385 de ayer, un nivel que se fue relajando hasta los 359 puntos, y que luego repuntó hasta los 362 antes de la subasta.

Minutos después de conocerse el resultado de la subasta, la prima de riesgo apenas sufría cambios y se situaba en el entorno de los 365 puntos básicos.

La crisis de la deuda vivida en los primeros días de agosto se explica, en su mayor parte, por los problemas de la economía de Estados Unidos y por sus dificultades para alcanzar un acuerdo para elevar el techo de deuda y evitar la bancarrota, además de algunos malos datos sobre la evolución de la economía.

Además, el escaso movimiento financiero del mes de agosto provoca una alta volatilidad, con cantidades invertidas notablemente inferiores a cualquier otro mes del año.

Otro de los factores que ha afectado a este repunte de las primas de riesgo se ha achacado a que los acuerdos alcanzados por la Unión Europea el pasado 21 de julio aún no están vigentes y existe una gran desconfianza en la unidad de acción de los líderes europeos.

En esta línea, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Elena Salgado, explicó ayer que el Gobierno "está trabajando para que el acuerdo se ratifique cuanto antes por los Parlamentos nacionales de cada Estado, para que el pacto sea efectivo".

Una vez que el acuerdo entre en vigor, el Fondo de Rescate tendrá la facultad de adquirir deuda pública de los Estados de la zona del euro, lo que ayudaría a disuadir la especulación.

Los inversores también estarán hoy pendientes de la reunión del Banco Central Europeo (BCE), que previsiblemente mantendrá los tipos de interés, con la esperanza de que la entidad anuncie la compra de deuda pública de los países periféricos del área del euro, lo que ayudaría a alejar la especulación y a rebajar los tipos de interés.

Zapatero valora la subasta de bonos y cree que subirán los intereses de deuda

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha considerado satisfactorio el resultado de la subasta de bonos a tres años y tres años y medio y ha señalado que era previsible el aumento de los intereses que ha habido que pagar hoy.

Moncloa informa por medio de un comunicado de que Zapatero, además, ha pedido a su vicepresidenta para Asuntos Económicos, Elena Salgado, y a todo su equipo que se mantenga en contacto con los homólogos europeos para estar al tanto de la puesta en marcha de los mecanismos financieros de la UE.

Para el Gobierno, tal y como recalca en el comunicado, es "imprescindible" que los acuerdos sobre el plan de rescate a Grecia y sobre la reforma del mecanismo de apoyo a países de la eurozona se apliquen cuanto antes.

El jefe del Ejecutivo ha estado toda la jornada siguiendo la evolución de los mercados, con dos momentos de máximo interés.

Según concreta Presidencia, Zapatero ha comenzado el día al tanto de la subasta de bonos de deuda a tres y tres años y medio, que el Tesoro ha resuelto con la colocación de más de 3.000 millones de euros, aunque al precio más alto desde 2008.

El presidente del Gobierno, destaca Moncloa, ha valorado el resultado de la subasta, en especial que la demanda de esos bonos a tres años y medio haya superado la oferta.

El otro instante de expectación ha tenido lugar con la intervención del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, en conferencia de prensa.

Zapatero ha conocido al momento tres de las principales medidas anunciadas: por un lado, que el órgano supervisor europeo inyectará liquidez a bancos comerciales de la eurozona mediante préstamos a seis meses; por otro, que conservará su programa de compra de deuda pública; y por último, que Trichet mantiene por ahora el tipo de interés al 1,5 por ciento, si bien ha estimado necesario elevarlo.ene por ahora el tipo de interés al 1,5 por ciento, si bien ha estimado la posibilidad de elevarlo.

Enlaces recomendados: Premios Cine