Los mandos de la Guardia Civil comparecen por la droga de El Cotillo

El jefe de los agentes se acoge a su derecho de no declarar ante la juez

15.06.2013 | 02:00
El abogado José Gerardo Ruiz entrando ayer a los juzgados majoreros. | fuselli
El abogado José Gerardo Ruiz entrando ayer a los juzgados majoreros. | fuselli

Los mandos y un agente de la Guardia Civil en Fuerteventura tuvieron que comparecer ayer ante la juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, Nuria Anora Carmona, para declarar respecto a la operación Botavara tanto en calidad de testigos como imputados. También acudieron al Palacio de Justicia tres personas ajenas al instituto armado.


El jefe de los guardias civiles de la red de narcotráfico, el enton- ces alférez Pablo Javier Gatell Ruiz de Gordejuela, ascendido recientemente a teniente, y máxi-mo responsable del puesto de Corralejo cuando sucedieron los hechos, se negó a declarar alegando la ausencia de su abogado, que se encontraba en Madrid. Ante ello, la juez Anora Carmona le designó uno de oficio. A pesar de ello, se acogió a su derecho constitucional a no declarar.


También acudió al requerimiento judicial en calidad de testigo el capitán Francisco Alba, quien respondió a las preguntas tanto de la juez como de los diferentes abogados. Una de las preguntas estaba relacionada con fotos de documentos nacionales de identidad que aparecieron en los móviles requisados de los guardias detenidos, que se realizaron en varios controles rutinarios de la Benemérita.


Otra de las personas imputadas que ayer tuvieron que declarar en sede judicial fue Lara S. S., así como Laura G. C., cuyo hermano se encuentra preso por su vinculación con la trama de los agentes del instituto armado. Esta última se encuentra embarazada de varios meses y acusa a uno de los agentes en prisión de violencia de género.


Una de las declaraciones más interesantes fue la protagonizada por el agente de la Guardia Civil, adscrito al acuartelamiento de Gran Tarajal, que responde al nombre de Romen. Los investigadores detectaron en su teléfono móvil una imagen remitida por otro compañero, David D. P., que actualmente se encuentra ingresado en la cárcel, donde aparece un fardo de hachís. Las pesquisas posteriores detectan que la foto se realizó en unos apartamentos en Corralejo "que curiosamente había alquilado un agente de la Guardia Civil", apuntan fuentes próximas a la investigación.


En su relato, el agente de Gran Tarajal declaró ante la juez Anora que puso en conocimiento de sus superiores por una información recibida la llegada de pateras a Ajuy y El Jablito, "pero no le dieron credibilidad".


En los próximos días continuarán desfilando por los juzgados majoreros más imputados.

Fuerteventura

El colegio bilingüe Arenas se construirá en la zona turística de El Castillo

El Ayuntamiento de Antigua ha iniciado el expediente de concesión de una parcela...

La Cámara pide al Estado que ponga operativo el PIF del muelle capitalino

Los representantes majoreros participaron en un encuentro organizado por la Viceconsejería de...

Angelito Mederos, agente para todo

Angelito Mederos, agente para todo

La capital pierde en noviembre a uno de sus policías más populares tras 42 años vistiendo el...

La Feria del Libro contará con seis escritores nacionales

Seis escritores de tirada nacional participarán en la Feria Insular del Libro, que tendrá lugar...

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine