17 de septiembre de 2017
17.09.2017
Santa María de Guía

Los bucios resuenan en todo el Norte con las Marías de Guía

Cientos de peregrinos bajan desde Vergara entre tambores y eucaliptos

17.09.2017 | 17:39
Los bucios resuenan en todo el Norte con las Marías de Guía
Los bucios resuenan en todo el Norte con las Marías de Guía
La Rama de las Marías de Santa María de Guía 2017
Los peregrinos honraron a la Virgen con tambores y bucios durante la ruta desde la Montaña de Vergara hasta el casco histórico.

Los jóvenes del municipio de Santa María de Guía llegan a la Fiesta de Las Marías tocando fuerte el tambor. Abuelas y nietos, padres e hijos y grupos de adolescentes y vecinos, con eucalipto y bucio en mano, peregrinaron ayer desde la Montaña de Vergara hasta el templo del casco histórico, con motivo de la celebración de la Bajada de la Rama. "No se trata de cualquier fiesta, sino de una tradición familiar a la que no se puede fallar", advirtió el joven Epifane García al comenzar el descenso desde las medianías del Norte.

La Fiesta de Las Marías, tanto en la Bajada de la Rama como en la romería, supone para muchos vecinos de Guía el "comienzo o el final de un ciclo". Se trata de una fecha en la que "toca hacer balance del año" y quedarse "con lo bueno" de cada "etapa".

En la Bajada de la Rama, los sentidos y los recuerdos se encuentran durante un recorrido de casi seis kilómetros de distancia. "El aroma a romero y eucalipto, el sonido de los tambores y los bucios y la decoración de las calles principales de Guía" se encargan de crear una "atmósfera" especial para la ocasión, explican Laura, Dácil y Leticia, vecinas y madres de una pandilla de futuras devotas de Las Marías de apenas metro y medio de altura.

Con este aperitivo sobre la mesa y algún que otro "enyesque" en el bar Bascamao de las medianías, los peregrinos arrancaron su ruta hacia la Iglesia Matriz, donde les espera la imagen de la Virgen de Guía.

Con camisetas que recuerdan a ediciones pasadas de la fiesta, cachorro, chaleco y ramas a cuestas; los vecinos de Montaña Alta y barrios aledaños sacaron los tambores a la calle. Algunas, co-mo Alexia Candelaria, se encargaron de que no faltara flor alguna en los laterales del bombo. "Flo-res de mundo, eucalipto, buganvilla..." hacían del instrumento una ofrenda de los más colorida para la Virgen.

Uno de los primeros vecinos que comenzó con esta tradición de decorar los tambores para la fiesta se llama Juan Manuel Santiago, aunque todos lo conocen como Magüe. Hace ya más de dos décadas decidió cambiar la rama por el bombo y decorarlo con frutas. Desde entonces muchos vecinos han hecho suya esta costumbre y a día de hoy hay más tambores "vestidos de gala" que desnudos.

Cerca del grupo de amigos de Magüe, jóvenes del casco de Guía meneaban la rama de camino a Las Tres Cruces. En esta edición, según destacó Ana Mendoza, oriunda de Guía pero residente en Arinaga, "abunda" la presencia de jóvenes en la fiesta.

En esta fila de nuevos adeptos a la rama, caminaba Epifane García, a quien se le ponen los "pelos como escarpia" con los repiques de la iglesia. "Lo más emocionante es la llegada al templo", confesó el joven, donde los peregrinos se agolpan para saludar a la imagen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Gran Canaria

Veneguera consolida su apuesta por la cultura y el medio ambiente
Veneguera consolida su apuesta por la cultura y el medio ambiente

Veneguera consolida su apuesta por la cultura y el medio ambiente

La feria abrió sus puertas con numerosas actividades, talleres, charlas y actuaciones musicales

Controlado el incendio de Gran Canaria

Controlado el incendio de Gran Canaria

Los trabajos se centran en la actualidad en tareas de liquidación y de extinción - Baja la...

La trashumancia que evitó la tragedia por los pelos

La trashumancia que evitó la tragedia por los pelos

El rebaño de 'Pepe el de Pavón' pasó por delante del Parador de Tejeda momentos antes de iniciarse...

El incendio sigue estabilizado

El incendio sigue estabilizado

Los puntos sobre los que se trabaja para controlarlos son Llanos de la Pez, Cazadores y Cueva...

Carin, una granjera valiente

Carin, una granjera valiente

San Mateo llora la muerte de Carin Ostman, de 59 años, afincada en la Isla desde hace dos décadas

"Aún no sabemos si el incendio fue provocado o hubo algún otro origen"

"Aún no sabemos si el incendio fue provocado o hubo algún otro origen"

"El Colegio de Veterinarios se ha ofrecido con una respuesta admirable de 60 voluntarios", destaca...

Enlaces recomendados: Premios Cine