ÚLTIMA HORA

Ricachona por un día

La familia de Amelia Brito tendrá este año los mejores Reyes de su vida. Esta grancanaria cumplió ayer el sueño de cualquiera: tener 6.000 euros para gastar en un solo día en los comercios de la avenida Mesa y López.

 
Ricachona por un día
Ricachona por un día 

ELISA ARDOY Amelia Brito revisaba a primera hora de la mañana de ayer la lista de los establecimientos en los que tenía planeado gastarse los 6.000 euros. Sólo tenía un día para derrochar todo este dinero, pero le sobraron algunas horas. Televisores, relojes, ropa y calzado, aparatos electrónicos, electrodomésticos, viajes...

Esta grancanaria se llevó un poco de todo de los comercios adheridos al sorteo de la asociación de empresarios de la Zona Comercial Mesa y López. Amelia rellenó un boleto en Calzados López después de comprar unas botas hace unas semanas. Gracias a esta compra, su familia disfrutará de los Reyes Magos más generosos de su vida. "Para mí no es casi nada.

Todo es para los míos, especialmente para mis hijos, mi nuera y mi nieto de cinco meses. Nada más enterarse de que era la ganadora del sorteo empezaron a hacer una lista con todas las compras", recuerda Amelia, directora de la guardería Tu Jardín.

Pese a que ya tenía la mayoría de las compras reservadas, la ganadora no podía ocultar su nerviosismo, sobre todo por la presencia continua de los medios de comunicación que la seguían a todos lados. "No me esperaba todo esto", decía la afortunada bajando y subiendo de la limusina que la asociación de empresarios le había puesto a su disposición.

El primer establecimiento al que acudió fue a Maya en busca de un termo para su guardería. Allí también compró varios relojes para sus familiares, dos televisores y algunos aparatos electrónicos. Minutos después acudió a la tienda de moda Bounty, donde su hijo Daniel, que la acompañó en su peculiar aventura, se llevó la mayoría de las prendas.

También acudió a una agencia de viajes para comprar unos billetes a Santiago de Compostela. Precisamente se encontraba de viaje en París cuando la llamaron para avisarla de que era la afortunada. "Estaba en la cola de un restaurante en Eurodisney cuando me llamaron. Fue un shock. Me costó un tiempo asumirlo", reconoce.

Este año va a haber más Reyes que nunca en casa de Amelia, aunque por desgracia es una mujer precavida y hace tiempo que ya tenía todos los regalos comprados, mucho antes de saber que era la ganadora de la XII edición de este conocido sorteo.


Enlaces recomendados: Premios Cine