Aquí la Tierra | Condición extraterritorial

Istmo literario

La franja de tierra que une La Isleta con el resto de la Isla está cubierta de sedimentos de escritura como los dejados por el novelista francés Julio Verne, el literato canario Agustín Millares Torres y el viajero británico Richard F. Burton

09.02.2014 | 02:00
Un dibujo de Julio Verne.
Un dibujo de Julio Verne.

La literatura puede ser un vehículo extraordinario para el conocimiento de un lugar, pero éste, en última instancia, será siempre indisociable de los materiales de que está hecha la literatura misma, de la vivencia, la memoria y la imaginación. Será, por tanto, un conocimiento indisciplinado. Ciertamente, la literatura puede mantener relaciones de fecundación mutua con otros saberes como la geografía o la historia, más disciplinados, pero, lo que la literatura diga de los lugares pertenecerá, en último término, al orden de lo enigmático. Piénsese, por ejemplo, en los sedimentos literarios dejados en el istmo de Guanarteme por autores tan disímiles como Richard F. Burton (1821-1890), Agustín Millares Torres (1826-1896) y Julio Verne (1828-1905). Ninguna interpretación, mucho menos la de un breve reportaje, los agota.

"Hacia mediodía el Seamew anclaba por fin en el puerto de La Luz, distante unos tres kilómetros de la ciudad. Era preciso hacer y volver a hacer en sentido inverso aquellos tres kilómetros, así que, apenas terminado el amarre, Thompson se había plantado en el muelle, donde se esforzaba para formar a sus pasajeros en columna a medida que iban desembarcando. (€) -¡Cómo!- murmuró, recorriendo con la mirada el largo camino polvoriento, huérfano de casas y sombra- ¿Vamos a recorrer eso a pie?". En la novela de Julio Verne La Agencia Thompson y Cía., aparecida póstumamente en 1907, y en la que según parece intervino la mano poco diestra de su hijo Michel, el istmo es uno más de los obstáculos geográficos del relato: unos turistas estafados por unos facinerosos que les han vendido un crucero por Azores, Madeira y Canarias y que resultará ser todo menos confortable.

Este pasaje en Las Palmas, insulso como el resto la novela, carece de la fuerza mítica de los grandes libros vernianos, desde Veinte mil leguas de viaje submarino a La vuelta al mundo en ochenta días. No obstante, resuena en él, siquiera por su curiosidad voraz, el Verne lector de geógrafos como Eliseo Reclus y de historiadores como Viera y Clavijo -el narrador cita al arcediano en su biografía de Jean de Béthencourt-. Y, en cualquier caso brilla con otra luz si lo yuxtaponemos junto a otro fragmento extraído de Benartemi o El último de los canarios (1858), la novela de Agustín Millares Torres:

Lea la noticia completa en la edición impresa de La Provincia, en el PDF del periódico o en Orbytadorno, La Señora de Carlos Álvarez€

Las Palmas GC

La firma de Santa Teresa, en la capital
La firma de Santa Teresa, en la capital

La firma de Santa Teresa, en la capital

El documento está fechado en 1570 y contrasta con otro de la misma fecha en el archivo provincial...

El Cabildo rehabilitará 507 casas y el centro cívico de Tres Palmas

El Ayuntamiento capitalino ya se ha comprometido a colaborar en la financiación

Nuevos hidrantes en el Risco de San Nicolás

Nuevos hidrantes en el Risco de San Nicolás

El alcalde Augusto Hidalgo presentó ayer la nueva red

"Mami, di que te apuñalaste tú"

"Mami, di que te apuñalaste tú"

El universitario de 21 años que mató a su madre en León y Castillo trató de convencerla para que...

El canon del Santa Catalina se invertirá en el Museo Néstor y el Pueblo Canario

El canon del Santa Catalina se invertirá en el Museo Néstor y el Pueblo Canario

La cadena Barceló pagará una renta anual de 600.000 euros durante los 35 años de contrato

Media Markt de 7 Palmas se muda a Tamaraceite y liquida existencias

Media Markt de 7 Palmas se muda a Tamaraceite y liquida existencias

La cadena de electrodomésticos y electrónica ofrece a sus clientes precios rebajados antes de...

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine