09 de agosto de 2017
09.08.2017

Nueva Canarias exige al Gobierno canario que regule por ley el alquiler vacacional

El partido denuncia que la ausencia de normativa provoca la subida de los arrendamientos y expulsa a los habitantes de sus barrios

09.08.2017 | 13:28
Nueva Canarias exige al Gobierno canario que regule por ley el alquiler vacacional

Nueva Canarias ha exigido al Gobierno canario que actúe para eliminar las distorsiones que está provocando el alquiler vacacional en el sector turístico por la falta de regulación.

El partido que lidera Román Rodríguez recuerda que es el Gobierno canario el que tiene las competencias exclusivas en materia turística y debe intervenir para evitar una masificación de efectos muy negativos y regular por ley el alquiler vacacional para impedir problemas de convivencia y que el mercado se dispare con precios que hacen imposible el alquiler residencial, "como ya sucede en Barcelona o las Islas Baleares y como también ocurre ya en nuestras islas más turísticas, perjudicando gravemente a la población local".

Nueva Canarias considera que el descontrol de los pisos vacacionales ilegales está generando, además, una competencia desleal al turismo profesional que paga impuestos, genera empleo y al que se exige que cumpla determinados estándares de calidad.

Para NC, el Ejecutivo canario "debe impulsar las tareas de recuperación de las zonas turísticas obsoletas, así como apoyar la renovación de la planta. Y no apostar por un crecimiento sin límites que olvida que el turismo, junto a sus indudables beneficios económicos, supone impactos medioambientales, mayor generación de residuos, consumo eléctrico y de agua, exigencias en infraestructuras y en seguridad, saturación de las carreteras y uso de los servicios sanitarios locales".

Con relación al creciente fenómeno del alquiler vacacional –que cuenta ya con más de 130.000 camas en Canarias, según el Gobierno-, NC considera que debe ser regularizado por ley para que contribuya al bienestar de todos, evitando su localización en edificaciones residenciales por sus consecuencias en la convivencia de los vecinos y vecinas.

La formación advierte que que el peso desmedido del alquiler vacacional puede distorsiona el mercado de alquiler, expulsando a los habitantes de los barrios ante la imposibilidad de abonar cantidades desmesuradas por el arrendamiento.

Turismofobia

Nueva Canarias rechaza los brotes violentos de turismofobia que se vienen produciendo en algunas ciudades, protagonizados por grupos minoritarios, pero recuerda que el malestar existe en ciudades como Barcelona, donde el turismo es considerado el principal problema por sus ciudadanos, por encima del desempleo, y que distintas ciudades europeas están comenzando a poner límites ante los problemas que genera la masificación turística.

"Solo desde una adecuada regulación, con un turismo ordenado y que no genere graves problemas de convivencia, y con la percepción ciudadana de que el turismo beneficia al conjunto de la población, se puede combatir la turismofobia y poner en valor este sector económico.

Y para eso es imprescindible una buena gobernanza del mismo, cumpliendo las administraciones con sus responsabilidades. Cosa que no hace el Gobiernovocando el alquiler vacacional en el sector turístico por la falta de regulación.

El partido que lidera Román Rodríguez recuerda que es el Gobierno canario el que tiene las competencias exclusivas en materia turística y debe intervenir para evitar una masificación de efectos muy negativos y regular por ley el alquiler vacacional para impedir problemas de convivencia y que el mercado se dispare con precios que hacen imposible el alquiler residencial, "como ya sucede en Barcelona o las Islas Baleares y como también ocurre ya en nuestras islas más turísticas, perjudicando gravemente a la población local".

Nueva Canarias considera que el descontrol de los pisos vacacionales ilegales está generando, además, una competencia desleal al turismo profesional que paga impuestos, genera empleo y al que se exige que cumpla determinados estándares de calidad.

Para NC, el Ejecutivo canario "debe impulsar las tareas de recuperación de las zonas turísticas obsoletas, así como apoyar la renovación de la planta. Y no apostar por un crecimiento sin límites que olvida que el turismo, junto a sus indudables beneficios económicos, supone impactos medioambientales, mayor generación de residuos, consumo eléctrico y de agua, exigencias en infraestructuras y en seguridad, saturación de las carreteras y uso de los servicios sanitarios locales".

Con relación al creciente fenómeno del alquiler vacacional –que cuenta ya con más de 130.000 camas en Canarias, según el Gobierno-, NC considera que debe ser regularizado por ley para que contribuya al bienestaro de Canarias, que se limita a contar turistas", sostiene Nueva Canarias que plantea la necesidad de "una apuesta decidida por la profesionalidad, la generación de empleo y la mejora de la calidad del mismo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Las Palmas GC

Los vecinos de La Isleta veneran a La Luz

Los vecinos de La Isleta veneran a La Luz

Los isleteros han disfrutado de más de medio centenar de actos, entre ellos el concierto de Nuria...

Entre plátanos en el Cono Sur

Entre plátanos en el Cono Sur

Las zonas residenciales de la Vega de San José eran hace sesenta años un mar de fruta donde los...

Eulen se encarga de las actividades extraescolares y las universidades populares

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de la mesa de contratación,...

La Isleta se vuelca con La Naval

La Isleta se vuelca con La Naval

Los bailarines de El Hierro abren la romería en honor a la Virgen de La Luz

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine