Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Premios Puertos de Las Palmas: viaje al futuro de la gran ‘gasolinera’ del Atlántico

Los galardones reconocen como cliente distinguido a Península, que suministra combustibles en La Luz mientras se prepara de cara a las energías limpias del mañana

Operación de suministro de combustible realizada por Península. LP/DLP

El Puerto de Las Palmas tiene una merecida fama como la ‘gran gasolinera del Atlántico’. Barcos de todas las nacionalidades llevan siglos arribando a La Luz en busca de alimento para sus motores; ayer con carbón, hoy con fuel o gasóleo y mañana con un amplio surtido de combustibles de cero emisiones. La histórica variedad y calidad de las empresas suministradoras es una de las claves del éxito del recinto, que cada año suele disputarse con Algeciras el primer puesto del sistema estatal en este apartado. Los Premios Puertos de Las Palmas han querido reconocer este año el trabajo de los profesionales de Península, un suministrador de combustibles que lleva más de 20 años presente en La Luz y que amplió sus servicios a partir de 2018. La compañía recibirá el galardón al cliente distinguido este jueves en una ceremonia que tendrá lugar en las naves del Programa Mundial de Alimentos.

La empresa nació en Gibraltar en el año 1996 al detectar que existían necesidades de servicio en el mercado, que demandaba operadores más ágiles, dinámicos y enfocados a las necesidades de los clientes, y se expandió con velocidad abriendo una serie de oficinas en los principales enclaves portuarios del mundo. Uno de los primeros donde decidió instalarse fue el de Las Palmas de Gran Canaria, atraída por la estratégica ubicación de La Luz en el cruce de varias rutas transcontinentales y las condiciones del Puerto: «Su posición geográfica, la calidad de sus productos, la forma de su bahía y los servicios integrales que provee, además del hábil apoyo por parte de la muy capaz Autoridad Portuaria, han contribuido para que Las Palmas se haya convertido en un centro de operaciones de suma importancia a nivel mundial», señalan desde Península. 

En la llegada de la compañía a La Luz también tuvieron que ver los clientes a los que la compañía atendía en otros destinos, que les sugirieron la posibilidad de instalarse en Las Palmas de Gran Canaria. La primera oficina en la capital continuó desarrollándose y en la actualidad, incluso ‘exporta’ talento local: «Hoy, Península cuenta con un pequeño equipo de alto calibre presente en Las Palmas quien, a su vez, prepara y desarrolla a los egresados locales, quienes después son enviados a otras oficinas en todas partes del mundo», detalla la empresa. 

En las oficinas de la compañía trabajan en la actualidad doce personas, que ofrecen apoyo constante a los buques para garantizar la eficiencia en las entregas, cualquier día del año y a cualquier hora. La compañía controla en La Luz siete tanques de almacenamiento que le permiten contar con una capacidad de almacenamiento de 74.500 metros cúbicos en la terminal Petrologis Canarias. El servicio en gabarra es atendido por dos embarcaciones de suministro que tienen su campo de operaciones principal en el Puerto de Las Palmas, pero que llegan a desplazarse a Santa Cruz de Tenerife o Granadilla en caso de que el cliente así lo requiera. 

Aunque La Luz sea la ‘gasolinera del Atlántico’, lo cierto es que las maniobras de abastecimiento de combustible en el mar no son tan rápidas como las de los automóviles en las estaciones de servicio en tierra. El promedio que recibe cada barco es de 600 toneladas métricas, por lo que cada operación requiere un promedio de entre seis y ocho horas antes de estar completada. El producto más suministrado en el caso de Las Palmas es el fueloil de muy bajo contenido de azufre (VLSFO, por sus siglas en inglés) acompañado de un volumen menor de gasóleo marino (LSMGO). Península tiene la capacidad de suministrar ambos productos de forma simultánea y cuenta con procesos de control de calidad centralizados por los que cada cargamento es sometido a rigurosas pruebas y análisis químicos.

Más allá de las operaciones diarias que Península lleva a cabo en el Puerto de Las Palmas, en la compañía reconocen ser conscientes de las crecientes demandas de sostenibilidad de la propia industria, lo que les llevó a lanzar una iniciativa global en este sentido y a ejecutar un cambio integral de marca para comprometerse a «mantener la energía fluyendo». En este sentido, Península se ha comprometido a apoyar a sus clientes «en el suministro de transportes más limpios y a tomar proactivamente los primeros pasos hacia la futura entrega de energías marinas realmente verdes». Aunque el estado actual no permite distinguir una solución única como alternativa a los productos actuales, la recomendación de la compañía es la transición hacia el GNL, «el cual provee aproximadamente una reducción del 30 % de emisiones en comparación con los combustibles marinos convencionales».

La transición hacia el GNL es más una opción de presente que de futuro: Península tiene previsto incorporar en 2023 una unidad para este producto a su flota de embarcaciones de suministro, lo que le permitirá mejor atender esta incipiente demanda. El barco será enviado a través del mar Mediterráneo para satisfacer las necesidades de sus clientes y está previsto que también se desplaza hasta Las Palmas de Gran Canaria cuando así sea requerida. «Las autoridades portuarias a lo largo de España están interesadas en apoyar el suministro de combustible marino con menores emisiones y Península está honrada de trabajar con ellas durante este proceso», apuntan desde la empresa.

En Península recalcan su compromiso apoyando esta transformación de la industria para «beneficiar a las comunidades locales, a los clientes y a los proveedores». Lo harán desde Las Palmas, insisten, por las características del puerto en cuanto a «su tamaño, infraestructura, variedad y calidad en el servicio». Como un miembro más de la comunidad portuaria, y ahora también como cliente distinguido, los responsables de la compañía recogerán este jueves el galardón que también los reconoce como cliente distinguido. «Península se enorgullece de contribuir con su grano de arena a la reputación de los Puertos de Las Palmas y continuará trabajando para seguir creando soluciones nuevas para su futuro en conjunto», concluyen.

Compartir el artículo

stats