Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

El Puerto de Las Palmas reserva espacio para un futuro acceso al Muelle Deportivo por la GC-1

Los pliegos del concurso para la construcción y gestión de la ampliación contemplan la ejecución de las obras en dos fases durante 18 años

Recreación infográfica del nuevo Muelle Deportivo de Las Palmas de Gran Canaria. La Provincia

La ampliación del Muelle Deportivo de Las Palmas no incluirá en un primer momento un nuevo acceso para vehículos a las instalaciones, aunque la Autoridad Portuaria ha reservado un espacio al sur de las actuales instalaciones que podrá ser utilizado para generar un carril de desaceleración y una entrada directa desde la Avenida Marítima. Para ello, la administración ha decidido dejar un área de la ampliación fuera de la superficie que acaba de salir a concurso público. De este modo, la administración podrá ejecutar esta obra más adelante.

El nuevo acceso al Muelle Deportivo llegará, en cualquier caso, una vez ejecutada la ampliación. La nueva marina capitalina nacerá en dos fases, como ya proponía el Plan Especial de la zona aprobado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en 2019. El estudio de viabilidad encargado en 2021 durante la elaboración de los pliegos del concurso también planteaba dos ciclos divididos para ejecutar los alargues, de modo que el concesionario pueda adaptar su inversión a los ingresos de explotación en función de la demanda actual y la futura.

La primera fase abarcará toda la nueva dársena sur, con 61.500 metros cuadrados de superficie emergida y concesionada en los que no está incluida la zona reservada para el acceso. Tendrá una franja de 25 metros generada en paralelo a la autovía y un dique principal de abrigo en talud de 407 metros en alineación norte-sur con un martillo de otros 146 metros en perpendicular.

Los trabajos de la primera fase también incluirán la ampliación de la calle Joaquín Blanco Torrent –la que discurre en paralelo a la Avenida Marítima– en trece metros. En este tramo se llevará a cabo una de las principales transformaciones con respecto a la configuración actual, ya que los pantalanes que ahora nacen de esta vía serán trasladados al lado este de la dársena. Para disminuir el impacto sobre los usuarios, que siempre tendrán un atraque disponible, mientras duren las obras serán ubicados de forma temporal en la nueva zona sur. Asimismo, la empresa que logre la adjudicación del concurso deberá definir unas instalaciones para la Escuela de Vela de la Federación Territorial que sean equivalentes a las actuales.

Los pliegos del concurso contemplan la posibilidad de comenzar a ejecutar la primera fase de la ampliación a partir del cuarto año de la concesión y llevarla a cabo antes del décimo. Hasta ese momento, la adjudicataria podrá aprovechar las infraestructuras actuales y ejecutar obras para adecuar las instalaciones.

La segunda fase abarca la construcción de la nueva dársena exterior, a la que se podrá acceder desde el actual extremo norte del Muelle Deportivo. En esta otra zona se ganarán 44.400 metros cuadrados de explanadas gracias a un dique de 532 metros con alineación norte-sur que será atravesado por un vial de trece metros. El actual dique este se ensanchará en 8,7 metros y durante las obras se creará un canal de navegación libre de 52 metros, así como una bocana entre los diques de la dársena norte y sur de otros 40 metros. Con estas obras, la marina sumará otros 292 amarres.

La construcción completa de esta fase –que podrá tener lugar entre el año 14 y el 18 de la concesión– será opcional, aunque las empresas que presenten ofertas deberán estipular el porcentaje de ejecución previsto y este podrá ser un criterio tenido en cuenta a la hora de la adjudicación. El plazo máximo para llevar a cabo los trabajos en cada etapa es de 24 meses.

Servicios y eventos


El concesionario de la Marina de Las Palmas de Gran Canaria tendrá a su disposición un gran espacio para llevar a cabo diferentes tipos de actividades. Además de los servicios náuticos habituales, como los amarres, la aguada o el travelift, la empresa podrá poner en marcha otras unidades de negocio directamente o a través de empresas cesionarias. Entre estas propuestas, el pliego del concurso destaca el estacionamiento de vehículos, el suministro de combustible o electricidad a vehículos terrestres, tiendas de conveniencia, lavandería o realización de eventos, siempre que cumplan con los usos permitidos en el plan de ordenación. El documento explicita que el acceso peatonal a la dársena seguirá siendo gratuito, como hasta ahora, con la excepción de determinadas instalaciones. | J. C. G.

Compartir el artículo

stats