Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Muelle Deportivo estrena el primer almacén especial de artículos pirotécnicos de Canarias

El delegado del Gobierno en las Islas, Anselmo Pestana, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, inauguraron la instalación

El delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, entre otros, en el acto de inauguración en el Muelle Deportivo. LP/DLP

El Puerto de Las Palmas también se coloca como pionero en Canarias en lo que a la gestión de residuos pirotécnicos caducados se refiere. La colaboración interinstitucional ha resultado, en esta ocasión, fructífera, y así lo escenificaron el delegado del Gobierno en las Islas, Anselmo Pestana, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, que se citaron ayer en el Muelle Deportivo para presentar el primer almacén especial para material pirotécnico para uso en la marina ubicado en los puertos canarios.

En el acto estuvieron acompañados también por el teniente coronel jefe de Operaciones de la Guardia Civil de Las Palmas, Fermín Díaz, y el jefe de Operaciones Terrestres y Policía Portuaria de Puertos de Las Palmas, Ricardo Martín.

Este nuevo depósito, con forma de cubículo recubierto de hormigón, cuenta en su interior con una caja fuerte especial, tiene una capacidad máxima de 15 kilogramos netos. En principio, se recogerá el material permitido dentro de la normativa marina como las bengalas, los botes de humo y cohetes.

Red de almacenes en todas las Islas

Anselmo Pestana destacó la importancia de una instalación que permitirá «controlar los flujos y mejorar las medidas de seguridad» de este tipo de material dada su peligrosidad, así como centralizar su recogida en un punto habilitado para ellos, evitando así «los depósitos no controlados». El servicio se prestará de «forma gratuita» y la idea por parte de la Delegación es «extender una red de almacenes de este tipo» en todos los muelles deportivos de las Islas, tanto si están gestionados por Puertos del Estado como por el gobierno regional, aunque, por ahora, no hay una fecha definida para la colocación de los mismos.

La prestación del servicio de recogida de estos artículos será desarrollado desde la Autoridad Portuaria de Las Palmas, a través de un gestor autorizado que «hará una reutilización de ese material», que seguirá, a su vez, un circuito legal y controlado, «que es lo importante en este tipo de servicios», matizó Pestana.

Por su parte, Luis Ibarra manifestó que es un ejemplo más de generar «economía circular» en el ámbito portuario y apuntó que puede ser «complicado» gestionar este tipo de residuos en los vertederos, por lo que ha venido trabajando «codo con codo» con la delegación Industrial de la Delegación de Gobierno, para poder colocar «el primer punto limpio de material peligroso».

Solo usuarios del Muelle Deportivo

El presidente de Puertos de Las Palmas anunció que ya se está trabajando para intentar, a la mayor brevedad posible, instalar este mismo recurso en los puertos de Arrecife, en Lanzarote, y de Puerto del Rosario, en Fuerteventura.

Aunque es posible que la capacidad pueda ser insuficiente para la previsión de cantidad de material pirotécnico que recibirá el almacén, Ibarra recalcó que desde el ente portuario permanecerán atentos para que cuando se esté llegando al cupo máximo, comunicarse rápidamente con el gestor autorizado y que «lo recoja inmediatamente». «No se trata de hacer un almacén mayor, sino de garantizar la correcta prestación del servicio», manifestó.

Este depósito sólo dará servicio a las embarcaciones que usen el Muelle Deportivo de manera permanente (aproximadamente 1.200 usuarios) así como las embarcaciones de tránsito, como sucede cuando se disputada la regata ARC en la bahía capitalina. Luis Ibarra advirtió que siempre «se puede dar la picaresca», de que alguien que tenga un barco en otro puerto de la Isla haga uso del almacén de manera indirecta. Frente a estas situaciones, el presidente de la Autoridad Portuaria aseguró que «mientras se recicle», que es el objetivo final, no tomarán medidas específicas, aunque se llevará a cabo un exhaustivo registro documental por parte del personal del ente portuario y control de seguridad por parte de la Policía Portuaria.

Orden reglamentario

En cuanto al marco normativo, esta actividad se rige por el Reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería, donde se especifica que los propietarios de los artículos pirotécnicos caducados son los responsables de, una vez caducados (el tiempo de caducidad de una bengala es de tres años), llevarlos a un gestor autorizado para su neutralización y posterior destrucción, que en el caso de los de uso en la marina, son las empresas autorizadas para tal fin, así como los talleres de pirotecnia y los depósitos de productos terminados que dispongan de un lugar acondicionado y unas instalaciones y procedimientos adecuados para dicha actividad y cuenten con la debida autorización de la Delegación de Gobierno.

Desde de la Delegación también se apunta que en los últimos años se han recibido denuncias de las plantas de residuos orgánicos y otras entidades de reciclado que encuentran este tipo de artículos pirotécnicos entre los materiales con los que trabajan, y se han emitido también distintos informes por parte de las Intervenciones de Armas y Explosivos de la Guardia Civil en Canarias alertando sobre este problema.

Compartir el artículo

stats