27 de noviembre de 2016

"La inmortalidad de un revolucionario que seguirá combatiendo con su legado"

Empresarios de la Isla y otros afines al comunismo cuentan su experiencia con Castro

27.11.2016 | 11:31
"La inmortalidad de un revolucionario que seguirá combatiendo con su legado"

Cuando la dictadura franquista abrazaba España eran muchos los jóvenes que soñaban con una revolución como la que Fidel Castro había liderado frente al presidente cubano Fulgencio Batista y su sistema de gobierno totalitario. "En ese entonces, los jóvenes de mi época echábamos de menos un cambio como el de Cuba, casi todos éramos comunistas y admirábamos a Castro y esa cultura que le dio a su pueblo", señala el empresario grancanario Ángel Marrero. Como él, muchos otros han visto al revolucionario como un símbolo de referencia que "ha dejado un legado histórico con enseñanzas para luchas futuras", añade Carmelo Suárez, máximo dirigente del Partido Comunista del Pueblo Canario. Así, coinciden en que, aunque haya fallecido, su labor en la tierra lo ha hecho inmortal, "y así seguirá combatiendo aunque ya no esté, porque el mejor homenaje que se le puede hacer es dar continuidad a su obra con la lucha revolucionaria en el mundo", indica Suárez.

Ayer, algunos se despertaban con la noticia y recordaban esos momentos junto a Castro en algún encuentro en Cuba en su palacio y se sentían afortunados por la oportunidad, mientras otros se acercaban al consulado de su país natal para dedicarle un silencio cargado de gritos de agradecimiento y fidelidad.

"Sabía hasta cuántos plátanos se comían al año en Canarias"

Ángel Marrero, fundador del grupo de catering Vanyera, fue uno de los hombres de negocios en las Islas que durante la primera legislación de Manuel Hermoso como presidente de Canarias visitó La Habana durante un encuentro de empresarios del Archipiélago con el mismo presidente y Fidel Castro.

Asegura que su admiración hacia el revolucionario permanece desde que era joven, cuando durante la dictadura franquista vio en él un líder capaz de establecer un sistema "que aquí tanto se añoraba". Cuenta que, tras haber nacido en el año 56, los jóvenes de su época "éramos casi todos comunistas y sentíamos nostalgia y ganas de gozar de esa cultura que el pueblo de Cuba tuvo gracias a Fidel". Así, el militar se convirtió en un modelo a seguir, "porque a pesar de la desgracia del régimen que nos tocó vivir, luchamos por cambiarlo y gracias a eso conseguimos lo que hoy tenemos", señala.

De esta manera, verse frente a frente con Castro supuso una gran satisfacción y orgullo. "Se quedó plasmado en mi retina por su sabiduría inmensa y la preparación física que tenía, porque estuvimos ocho horas con él de pie y jamás mostró signos de cansancio", relata con emoción el empresario. Su firmeza y cercanía hizo que tanto él como los compañeros del sector que lo acompañaban se quedaran "maravillados". "Conocía de todo un poco, pero de Canarias incluso más que nosotros", comenta mientras afirma que "sabía incluso cuántos plátanos se comían al año en el Archipiélago". Asimismo, tuvo más oportunidades de coincidir con él en inauguraciones de hoteles y otros eventos compartidos en territorio cubano.

Aunque sus principios fueron admirados por muchos, Marrero considera que su liderazgo en los comienzos fue indiscutible, "pero se mantuvo mucho en su régimen y eso favoreció en el degrado del país". Explica además que "si hubiera seguido los pasos de Rusia y se hubiera abierto de la misma forma, hubiera sido el mejor". Desde su punto de vista, "cometió errores en los últimos años, como con la reforma agraria, y si lo hubiera hecho diferente en todos estos aspectos Cuba hubiera sido mayor en cultura y economía con ese salero único que la caracteriza".

Definitivamente, el fallecimiento del militar le ha hecho revivir, una vez más, esos momentos compartidos y sentir "enormemente" su pérdida. "Cuando encendí el televisor, a las siete de la mañana, y me enteré de lo ocurrido fue, sin duda, una mala noticia, porque siento gran admiración hacia él", asevera con voz nostálgica.

Ahora, con este nuevo punto y aparte en el mundo y con 62 años de experiencia, compara lo que le tocó vivir de joven y la situación actual y manifiesta lo que echa de menos la revolución. "La juventud de hoy no siente estas ganas de cambiar las cosas, están dormidos y sólo cuando un caballo es joven es rebelde y es ahí donde surgen los grandes cambios", critica a la vez que puntualiza que "hay muchos con 40 años que tienen muchas carreras y estudios y se quejan, pero no hacen nada por cambiar esto que estamos viviendo".

"Tenía una vitalidad terrible y jamás se le veían las riquezas"

"Él estaba ahí, con 72 años, con su uniforme y botas de militar y de pie durante horas hablando sin parar", cuenta el empresario de la isla majorera Fermín Silvera. Junto a Marrero, acudió a ese encuentro en La Habana en el que Fidel Castro los recibió con infinitas historias que contar sobre su familia y su juventud. "Hablaba sobre sus padres, algunas fincas que tenían o sobre sus estudios en los Jesuitas, pero nada de política", puntualiza.

Explica con asombro como el revolucionario, con la edad que tenía, aguantaba sin sentarse rodeado de canarios. "El resto estábamos bastante cansados y esperando para entrar a comer en un buffet en su palacio, pero él permanecía ahí, entero, con esas botas puestas", recalca mientras resalta "lo amable y sencillo que se mostraba". Así, recuerda un comentario que hizo a Hermoso durante en el encuentro, sobre el precio del pollo en España. "Le dijo que cómo podíamos comprar pollo tan barato", cuenta con gracia. La misma con la que hace un viaje al pasado para situarse en esa mesa compartida con el mandatario de Cuba, llena de comida "muy rica" y con un postre "hecho de turrón derretido" que no olvida.

Destaca, también, la vitalidad "terrible" que tenía y esas conversaciones amenas "donde el hablaba y nosotros escuchábamos". Además, determina que le llamó mucho la atención, durante esa experiencia con él y otras en el país con personas cercanas al militar, "que nunca se le veían sus riquezas". "Un día salí por la noche con su hijo Fidel y otros compañeros y este no tenía dinero ni para comprar cigarros y se los tuve que pagar yo", comenta Silvera.

Por otro lado, reconoce que "quizás se equivocó alargando la revolución tantos años, porque al final se estancó, pero no creo que lo haya hecho tan mal". Sin cuestiones posibles, lo define como "un hombre fiel a sus ideales y un personaje que hablando era una maravilla". De esta manera, aunque el empresario no se considera comunista, "de jóvenes lo veíamos tanto a él como al Che Guevara como auténticos héroes". Así, el revolucionario cubano, con sus relatos, le dejó "un buen sabor de boca".

"Ahora el mundo revolucionario experimenta soledad"

Tras toda una vida de lleno en el mundo del sindicalismo, Antonio Sardá, de 70 años y miembro de Intersindical Canaria, asegura que, como comunista y seguidor de Fidel Castro, tras su fallecimiento "el mundo revolucionario, de alguna manera, experimenta una mayor dificultad y soledad".

Coincidiendo con el líder y siguiendo su trayectoria desde joven, "tanto a nivel personal como en colectivos", hace referencia a él como "un paradigma que siempre ha estado en la mayor parte de mi vida". Conociendo las estrategias y cada una de las decisiones tomadas por el militar, no duda a la hora de afirmar que se trata de "una persona y símbolo de referencia a nivel mundial". Además, piensa que "su muerte deja un gran vacío frente a su aportación inmensa".

Con tristeza ante un acontecimiento "que era previsible por su edad y estado de salud", homenajear a Castro en el consulado cubano fue una de sus primeras respuestas al enterarse de la noticia. "Hicimos acto de presencia para, de alguna forma, evitar el silencio ante la victoria de un ser humano capaz de asumir las contradicciones en el marco de una sociedad capitalista y dar respuestas que seguirán presentes en la historia", reflexiona Sardá con conocimiento del antes y el después que supuso la revolución de su líder.

Mientras asegura que comparte los mismos ideales que el estadista y que sus enseñanzas jamás desaparecerán, lo define como un hombre "fiel a sus principios que ha mostrado que, dentro del oscuro y nefasto mundo del capitalismo, hay solución para el ser humano". Además, puntualiza que su "capacidad de respuesta" es la cualidad que lo hace destacar.

De esta forma, con una mezcla entre dolor y orgullo, acudió ayer por la mañana al consulado de Cuba en Gran Canaria para dar un último adiós al mandatario. Como caracteriza a sus seguidores y continuando con su legado y lucha incesable, lo hizo con pancartas de "revolución cubana sí" y "bloqueo no", mientras agarraba un banderín de la misma revolución. Junto a otros compañeros, ocupó la fachada del espacio en honor a su admirado.

"Es un mito que da enseñanzas para luchas futuras"

Carmelo Suárez coincidió con Castro en un encuentro de solidaridad internacional en Cuba, "donde fuimos para mostrar lo que hacíamos en Canarias", cuenta el máximo dirigente del Partido Comunista de España. Durante la reunión, asegura que el militar se mostró "con tremenda cercanía y agudeza a la hora de plantear las cosas". Así, "tratando el tema de la apertura del canal transoceánico, después de escuchar todas las intervenciones, nos dejó sorprendidos cuando preguntó sobre las repercusiones para el medio ambiente, algo que nadie había planteado", relata Suárez.

Como seguidor de sus ideales, habla de Castro como "un símbolo de lucha de un pueblo por su emancipación, jugando un papel determinante y aportando una línea política de revolución de gran transcendencia". "Incluso cuando en el 59 se veían estas revoluciones como imposibles por el imperialismo, fue capaz de activar un proceso de lucha general del pueblo para derrocar la dictadura de Batista, asentando bases que hoy duran", añade.

Sin olvidar su solidaridad con otros países, defiende que "deja un gran legado para que los pueblos del mundo y la clase obrera avancen hacia la revolución socialista y el fin del capitalismo". Determina que se trata de "un mito en la historia del que podemos aprender, porque fue capaz de prever el futuro y contarlo". Señala, también, su capacidad de análisis y enseñanzas, garantizando su inmortalidad a través de una lucha que sus seguidores jamás dejarán morir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mundo

El patrimonio de Palmira fue dinamitado por el ISIS.
El IS controla de nuevo Palmira tras una ofensiva sorpresa

El IS controla de nuevo Palmira tras una ofensiva sorpresa

Las tropas de la organización terrorisa fueron expulsadas de esta histórica ciudad en marzo

Trump ofrece a Rex Tillerson, presidente de ExxonMobil, la secretaría de Estado

Trump ofrece a Rex Tillerson, presidente de ExxonMobil, la secretaría de Estado

Trump eligió el viernes al presidente de Goldman Sachs para dirigir la política económica del país

Siete fallecidos al explotar la carga de un tren en Bulgaria

Siete fallecidos al explotar la carga de un tren en Bulgaria

También resultaron heridas 29 personas en el suceso ocurrido en Hitrino, a 360 km. de Sofía

Juan Manuel Santos recibe el Nobel de la Paz

El presidente colombiano dio por terminada la guerra en Colombia en su discurso

Carlos Gustavo entrega los Premios Nobel sin Dylan

La ausencia del cantautor, galardonado con el Nobel de Literatura, será suplida con la voz de la...

Al menos 40 muertos y 70 heridos en un atentado suicida en Yemen

El atentado se ha producido en una base militar cuando los soldados recogían sus salarios

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine