El análisis

¡Siete u ocho mil parados menos en la ciudad!

17.02.2014 | 23:00

El pasado día 11 tuve la oportunidad de entrevistar en directo al alcalde Cardona en Radio Faycán, en una colaboración que hago semanal para el programa informativo regional Antena Abierta, de David Hatchuell, sobre temas municipales de Las Palmas de Gran Canaria.

Se tocaron cuatro temas: Emalsa, el Plan de Internacionalización de la Ciudad (PIC), el paro y los Servicios Sociales. Reproduzco algunas de las declaraciones del alcalde, por ser cuanto menos curiosas.

Hablando del PIC, proyecto que lidera el Ayuntamiento en el que participan un amplio listado de organizaciones públicas y privadas (Universidad de LPGC, Autoridad Portuaria, Cabildo, Cámara de Comercio, Confederación Canaria de Empresarios, etc.,), Cardona dijo literalmente "?estamos consiguiendo que se establezcan, en Las Palmas de Gran Canaria, empresas del sector de la minería, plataformas petrolíferas, del sector tecnológico?". Ese "estamos consiguiendo" me llamó mucho la atención, porque que yo sepa, en el caso de las plataformas petrolíferas, la gestión es de las empresas privadas y de la Autoridad Portuaria. No sé qué pinta ahí el Ayuntamiento. Al igual que tampoco sé qué empresas del "sector tecnológico" son las que se han establecido últimamente en nuestra capital.

En cualquier caso, Cardona dio un plazo de dos años para que los ciudadanos puedan ver los resultados prácticos en cuanto a la implantación de nuevas empresas, como resultado del Plan de Internacionalización de la Ciudad. Los dos años se cumplirán en 2016, después de las elecciones locales, autonómicas y generales del 2015 ¡Largo me lo fiáis!

Sobre el paro en la ciudad, y repasando los datos actuales (casi 4.000 parados más a 31 de enero que al comienzo de su mandato en 2011), el alcalde Cardona dijo de forma rotunda "?cuando termine este año 2014, calculo que habrá 7 u 8.000 parados menos que ahora".

Casualmente, esa misma mañana el Servicio de Estudios del BBVA había dado sus previsiones de creación neta de empleo en 60.000 personas a final de año, para toda España. Y claro, si el alcalde dice que en Las Palmas de Gran Canaria se van a crear 7 u 8.000 empleos este año, es evidente que para el resto de España (y de las otras islas Canarias) solo van a quedar entre 52 y 53.000 empleos netos. ¡Me queda la duda de si el alcalde estaba o no bajo los efectos de la Propalgina Plus que se tomó antes de la entrevista!

Referente a los Servicios Sociales municipales, partimos de unas declaraciones que había realizado la secretaria general de Cáritas Diocesanas a final del pasado año, en las que decía, de manera rotunda, que el mensaje que se está trasmitiendo de que "la economía mejora, está alejado de la realidad social" puesto que detectan un constante "aumento de la pobreza, la misma es cada vez más dolorosa, crónica y duradera en el tiempo". También decía que se ha aumentado de manera significativa el número de personas que solicitan las ayudas, pero los empleados (municipales) que las tramitan siguen siendo los mismos, por lo que se hace mucho más lento el trámite.

El alcalde hizo su exposición sobre las ayudas de los Servicios Sociales municipales que se habían triplicado (en este mandato) tanto en número como en importe, y cantó las alabanzas de la red de asistencia social con que cuenta la ciudad (Cruz Roja, Cáritas y Banco de Alimentos) que, junto con el Ayuntamiento, atienden las necesidades que los ciudadanos demandan.

Creo que el Ayuntamiento tarda mucho en atender al ciudadano, porque habiéndose triplicado las necesidades, no ha ampliado el número de empleados dedicados a este menester, y están desbordados. El alcalde negó esa situación, a pesar de un escrito del pasado mes de enero, de la Concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento, en el que dice que "la media de espera es de 20 días naturales". Y eso para las ayudas de emergencia (agua de abasto, energía eléctrica y alimentos) que deberían darse en 48 horas.

Cuando una familia deja de cobrar prestaciones y no tiene ingresos de ningún tipo en casa, y acude al Ayuntamiento para que le den una ayuda económica para alimentos, no puede esperar veinte días. La gente tiene la mala costumbre de comer todos los días.

La mejora de la macroeconomía (incremento de las exportaciones y de las inversiones extranjeras en España, retorno de capitales, etc.,) todavía no se traduce en mejora de la economía familiar. Los seis años de crisis han acabado con las reservas familiares, han disminuido los sueldos de los que trabajan, han reducido o eliminado las prestaciones de los que no trabajan, y están aumentando la pobreza, que es cada vez más dolorosa, crónica y duradera en el tiempo, como bien dice Cáritas.

Estoy seguro de que los parados de nuestra ciudad quisieran tener una visión del futuro tan optimista como la del alcalde Cardona, pero la realidad es que en nuestra ciudad hay 53.479 parados inscritos en el Servicio Canario de Empleo (de los que casi 30.000 no cobran prestaciones) y más de 67.000 parados según la última Encuesta de Población Activa (EPA).

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine