31 de marzo de 2015
31.03.2015
La columna del lector

La Semana Santa

30.03.2015 | 22:21

La semana pasada, el accidente del avión de de Germanwins, siniestrado en los Alpes franceses, ha sido un acontecimiento que ha acaparado nuestra atención influidos, como siempre, por la especial incidencia de los informativos de la TV. Tendríamos que tomar, con parecido interés, los últimos días de la vida de Jesús y su muerte en la Cruz. Hay gente que le tiene miedo a la muerte, dicen que es porque no han visto lo que hay después. Algunos no se explican por qué existe el sufrimiento; y, sobre todo, por qué sufren los inocentes. Jesús el Hijo de Dios también sufrió y murió en la Cruz, para perdonar nuestras faltas o pecados y demostrarnos que el dolor suele ser imprescindible para hacer las cosas que en realidad valen la pena, no según nuestro capricho o nuestra comodidad, sino para cumplir la voluntad de Dios, y poder hacer el bien a los demás. Por eso Los que tienen sentido espiritual procuran unir su dolor a la Cruz de Cristo. Ya se ve, entonces, que, acercándose a la Iglesia, la Semana Santa puede llevar a considerar y encontrar la respuesta a las grandes incógnitas del hombre sobre su vida y su destino; esas importantes cuestiones que superan en importancia a la novela que estamos leyendo, la clasificación del fútbol o si va a hacer sol para poder ir a la playa.

José Luis Mota Garay

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine