18 de noviembre de 2016
El análisis

Subida de tarifas y tasas municipales

18.11.2016 | 01:14
Subida de tarifas y tasas municipales

No sé qué extraña costumbre tienen los regidores socialistas para que, siempre que están gobernando en nuestra ciudad, nos suban los impuestos y tasas municipales. Pasó con Jerónimo Saavedra alcalde y nos va a suceder con Augusto Hidalgo.

En julio de 2009 Saavedra nos anunció que en 2010 subiría el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) un 19,23% a todas las viviendas de la ciudad, el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (conocido por el impuesto de circulación) en un 20,58% y el Impuesto sobre el incremento del Valor de los Terrenos de Naturale-za Urbana (conocido como "plusvalía" y que grava el incremento de valor de los terrenos, en el momento de la venta) con un 20%.

Subieron también otros impuestos que afectaban a empresarios, como el IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas, aplicado a empresas con una cifra de negocio superior a un millón de euros), que se incrementó en un 59,47%, el ICIO (impuesto sobre la construcción) un 21,21% y otros más.

En 2016, como consecuencia de una petición por escrito de Augusto Hidalgo el año pasado, el IBI ha subido un 10%, aunque de cara a los ciudadanos el importe a pagar este año es el mismo del pasado año, porque el aumento neutralizó una bajada autorizada en toda España del mismo porcentaje. Se mire por donde se mire, los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria no nos hemos beneficiado de una disminución del impuesto por una decisión del alcalde.

El pasado 27 de octubre Hidalgo dio una rueda de prensa en la que anunciaba una "reestructuración tarifaria" para el próximo año 2017 en el recibo del agua potable que nos suministra Emalsa,

El alcalde explicó que se está depurando el doble de metros cúbicos de aguas residuales que hace unos años, lo que significa que nos van a subir la tasa de depuración, que actualmente está en 0,2760? por metro cubico de agua potable consumido.

También dijo que el alcantarillado ha pasado de 350 kilómetros (en 1998 cuando se firmó el actual contrato de saneamiento en vigor entre el Ayuntamiento y Emalsa) a 1.000 kilómetros en la actualidad, lo que va a significar que nos van a clavar otra tasa por alcantarillado, ésta de nueva creación.

Con respecto a la nueva tarifa del agua potable, además del ya conocido argumento utilizado por el alcalde de que será "socialmente más justa" porque van a pagar más los que más consumen (¿acaso hasta ahora pagaban menos los que más consumían?), la novedad es que se va a suprimir el mínimo de percepción de 10 metros cúbicos, que es de 10,39?. Como todos sabemos, en el recibo del agua se incluye este mínimo que, aunque tenga cerrada su casa, le llega cada bimestre a su domicilio, simplemente por tener un contador de agua dado de alta en Emalsa.

¿Cuántos euros percibe Emalsa de viviendas vacías en concepto del mínimo de percepción de 10 metros cúbicos? ¿Quién va a pagar esos cientos de miles de euros? ¿Los va a perder Emalsa? Está claro que lo pagaremos los ciudadanos, en el precio "reestructurado" del metro cúbico de agua potable. Seguro.

Además, y dado los elevados costes del mantenimiento de infraestructuras básicas de saneamiento y alcantarillado, según informa el alcalde, cada año se prevé ingresar 1,5 millones de euros, dentro de la nueva estructura tarifaria. A la que se le añadirá el coste del Bono Social del Agua (dotado con 500.000 euros), que también pagaremos entre todos.

Resumiendo. Nos van a subir el precio del metro cúbico del agua en no se sabe cuánto, pero la subida va a ser sabrosa. Nos van a subir la tasa por depuración de aguas residuales. Nos van a cobrar por otra nueva tasa de alcantarillado. También por otra -no sé si tasa o impuesto revolucionario- por nuevas infraestructuras básicas de saneamiento y alcantarillado, y además pagaremos entre todos -muy solidariamente- el Bono Social del Agua, que también estará reflejado en el recibo del agua.

A todas éstas hemos sabido que, según un Informe de la Audiencia de Cuentas, en 2011 los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria pagábamos el precio medio por metro cúbico de agua más caro de Gran Canaria, en comparación con la suministrada por otros Ayuntamientos y/o empresas concesionarias de la isla. Pagamos 1,72? metro cúbico frente a 0,86? de San Bartolomé de Tirajana o 1,01? de Mogán. También hemos conocido, gracias al mismo informe, que Emalsa fue la única empresa concesionaria y/o servicio municipal de aguas de los municipios de Gran Canaria, que obtuvo superávit en los cinco años auditados (2007-2011). Un superávit medio del 5,56% de los ingresos.

Pero esto no es todo. Se está cociendo a fuego lento la recuperación de la tasa por recogida de basura doméstica que en los años 80 se incorporó al IBI y desapareció como tal. La concejala del ramo, Pilar Álvarez, dijo en el último pleno: "Estamos trabajando para ver si la ponemos o no". Les apuesto doble contra sencillo a que va a ser que sí.

Las subidas de impuestos y tasas municipales les costaron en 2011 el sillón a Saavedra y a los socialistas el irse a la oposición. A buen entendedor, pocas palabras bastan?

(*) Exconcejal del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine