23 de noviembre de 2016
23.11.2016
Obituario

Juan Castellano, sacerdote

23.11.2016 | 00:56
Juan Castellano, sacerdote

Santa Cecilia, patrona de los músicos, tuvo un deseo y le pidió a Dios que lo hiciera realidad: "quiero, Señor, que Juan Castellano dirija el Coro Celestial ayer, 22 de noviembre, festividad de mi onomástica", le dijo? El Señor no podía negárselo, hizo realidad el deseo de la Santa , precisamente para estar con Él hoy en el Paraíso. Dios conocía a Juan desde la eternidad, pero, sobre todo y en especial, desde aquel día de San Blas -3 de febrero de 1939- en que Juan Castellano Ramos nació en Santa maría de Guía y, desde entonces -como ya lo había decidido desde la eternidad- Dios lo quiso para sí hasta que, cumplidos los 12 años de edad, lo llevó al Seminario Diocesano de Canarias, donde lo formó, lo hizo sacerdote y, complementó su formación con la música, de la que era gran enamorado y consagrado melómano?

¡Cómo dirigía Juan Castellano el "Coro Jubilate" y de qué manera contrapunteaba los acordes de la música gregoriana en sintonía con los motetes y cánticos litúrgicos de las misas dominicales y festivas en el Seminario de Tafira Baja!. Al igual que los villancicos, canciones regionales y de tunas en los días de las vacaciones internas que nos mantenía disfrutando del Seminario todo el ciclo de Navidad y Epifanía. Juan supo hacer suyas desde muy joven lo que expresa el leccionario del "Breviario" en la festividad de Santa Cecilia: "cantad a Dios con maestría" lo que conjugaba con sus jubilosas manos en aquel suave ondear en la que confluían en miradas atónitas los ojos de los fieles que lo contemplaban en su función de director que infundían hermosísimas y cadenciosas melodías imperantes de musicalidad, armonía, acordes, cadencias, sonoridad y canción.

Ingente labor la desarrollada por este amigo y compañero sacerdote que se nos fue ayer con el Padre después de haber entregado su vida presbiteral como profesor de Religión en los Institutos Pérez Galdós y Vega de San José; formador del Seminario Menor, profesor en el Centro de Estudios Teológicos de Canarias, coadjutor de parroquias, como la del Santísimo Cristo de Ingenio, consiliario diocesano de Pastoral Familiar, colaborador en el Secretariado Diocesano de Liturgia; párroco de Nuestra Señora del Pilar (Guanarteme), Santa María de la Vega, en la Vega de San José; Nuestra Señora del Pino de Arinaga y Sagrada Familia de Alcaravaneras. Últimamente colaboraba en la parroquia de Santo Domingo de Guzmán, en Vegueta, donde ayer, se celebraba una misa de "corpore insepulto" con todo el clero diocesano y religioso y centenares de fieles que llenarán las naves del histórico templo de la Alta Vegueta.

Querido Juan Castellano: goza en el Cielo en este día grande para los músicos, con Santa Cecilia en el día grande de su festividad que armonizará su órgano como nunca porque estoy seguro que te pondrá a dirigir el "Jubilate Deo" de Giovanni Pierluigi Palestrina que tanto te gustaba escuchar e interpretar cuando compartíamos los buenos tiempos de compañeros de la "Schola Cantorum" y "Coro Jubilate Deo" en el Seminario Diocesano de Canarias. Antonio Cruz Domínguez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine