17 de septiembre de 2017
17.09.2017
TRIBUNA LIBRE

Los eSports son deporte y serán deporte

17.09.2017 | 03:17
Los eSports son deporte y serán deporte

Los e-Sports me parecieron apasionantes cuando comencé a estudiarlos hace ya casi diez años. Actualmente soy Diplomado en Magisterio especialista en Educación Física, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física, he impartido clase en todos los niveles educativos, dirijo varios equipos en la entidad Valencia CF y soy el autor del libro E-sports y LOL como práctica deportiva. He dedicado mi vida al deporte desde joven al igual que a los videojuegos y nunca he tenido ningún interés especial en que lo uno se convirtiera en lo otro.

Creo que es una obligación del docente mostrar interés por ampliar su conocimiento y descubrir la verdad para luego extender este saber a sus alumnos. A lo largo de estos diez años de estudio de los e-Sports me he encontrado con muchos detractores de la idea de que estos sean un práctica deportiva. Normalmente se trataba de compañeros de carrera o profesión que aun sabiendo mucho sobre el deporte tradicional no sabían nada acerca de e-Sports.

Introducir los e-Sports en la universidad era una utopía hace unos años, sin embargo hoy las cosas son diferentes. Este 2017 tuve la oportunidad de participar en el primer paso que dió la Universidad de Valencia, de la mano de José Campos, proponiendo incluir los e-Sports dentro del Campeonato Autonómico de Deporte Universitario (CADU) y creando una liga interna equiparable a las ligas de deportes tradicionales. Esto nos situó a la cabeza de los e-Sports de nuestro país en materia universitaria y es algo de lo que me siento especialmente orgulloso. No fue algo sencillo, de nuevo muchos compañeros se mostraron en contra de este movimiento, pero por suerte en Valencia tenemos grandes profesionales con una visión moderna y actual de la práctica deportiva.

Existen muchas teorías sobre el deporte y la mayoría de ellas se contradicen entre sí en muchos puntos. Podemos convertirnos en puristas de lo teórico o podemos ver qué es lo que impera en el mundo que tenemos a nuestro alrededor para no quedarnos atrás. En los países a la vanguardia del deporte mundial lo que de verdad se toma en cuenta para no caer en un debate cíclico sin fin es lo que dicen las grandes instituciones deportivas.

En el mundo, las Federaciones Internacionales de deportes olímpicos y no olímpicos se agrupan en una gran organización llamada Sportaccord. El Comité Olímpico Internacional adopta la definición de deporte de Sportaccord como válida y fue esta definición la que abrió la puerta a prácticas deportivas como el bridge. Esta definición dice que para ser un deporte se deben cumplir los siguientes puntos: ser competitivo a todos los niveles; el resultado competitivo no debe depender de la suerte; no se debe poner en riesgo la salud del deportista ni hacer daño a otros seres vivos y no debe existir un monopolio en cuanto a material deportivo. En consecuencia vamos a ver si los e-Sports cumplen con todos estos puntos o por el contrario no lo hacen.

Es bien sabido que los e-Sports tienen competiciones en todo el mundo por lo que la primera de estas condiciones la cumplen con facilidad. E-Sports League One (ESL One) o League Championship Series (LCS) son, entre otros muchos ejemplos, competiciones internacionales que llenan estadios y que tienen un número de espectadores superior al de la mayoría de deportes tradicionales.

En cuanto al siguiente punto hay que comprender que todos aquellos videojuegos cuyos resultados competitivos se fundamentan en la suerte no pueden ser prácticas deportivas y por tanto no son e-Sports, serán videojuegos de azar. Es un hecho que todos los deportes fueron en origen juegos y del mismo modo todos los e-Sports fueron en origen videojuegos.

Cuando afrontamos el tercer punto nos encontramos con los típicos prejuicios acerca de los videojuegos. El más habitual es afirmar que los videojuegos son malos para la salud ya que fomentan el sedentarismo así que voy a tratar de explicar con claridad que esto es un error de concepto claro. Decir que los videojuegos son perjudiciales para salud es tan absurdo como decir que el tiro olímpico, cuya actividad física es menos intensa que la de la mayoría de e-sports, es malo para la salud. No quiero decir con esto que no realizar actividad física intensa sea algo recomendable. Simplemente aclaro que se afirma falsamente que todo lo que no promueva una actividad física intensa es perjudicial para salud o fomenta el sedentarismo cuando normalmente simplemente es inocuo. Es fácil desacreditar esta falacia con un sencillo ejemplo: leer conlleva una actividad física mínima y a nadie se le ocurriría la desfachatez de decir que leer es malo para la salud o que fomenta el sedentarismo. A esto sumemos que ni todos los lectores tienen una vida sedentaria ni todos los jugadores profesionales de e-sports tampoco, de hecho todo lo contrario.

En 2006, la Dirección General de Deportes del gobierno de Canarias dictaminó que el dominó era una modalidad deportiva a pesar de que la actividad física del dominó no es intensa y por tanto este mismo proceder debería aplicarse de igual modo para los e-sports . Nadie en aquel momento presentó recurso alguno y por tanto presentarlo en el caso del deporte electrónico no tiene cabida. Hay muchos ejemplos en el mundo que dejan claro que actividad física intensa no equivale a deporte. De todos modos para los puristas de la actividad física intensa existe un deporte que deja flagrantemente claro que esta no es requisito indispensable para ser una actividad deportiva: el bridge. El bridge fue confirmado como deporte por el C.O.I. en 1999 en su sesión de Seúl. Dejaré aquí una cita que pasará a la historia del deporte y que muchos no conocen de nuestro querido Juan Antonio Samaranch que presidió el C.O.I. hasta 2001: "Quiero terminar con la afirmación citada ya por el Presidente Damiani, en la que dije y, repito, que el bridge es un deporte, y como tal, forma parte de la Familia Olímpica."

Ya que no intervienen a día de hoy otros seres vivos en la práctica de e-sports pasaremos al último punto. Un monopolio se define como el mercado en el que no existen productos sustitutivos, es decir, no existe ningún otro bien que pueda reemplazar el producto determinado y, por lo tanto, es la única posibilidad que tiene el consumidor de comprar. Dejemos claro que los e-Sports son gratuitos y no se compran. Aquellos videojuegos donde el consumidor pague por competir no serán e-sports, serán videojuegos y no pueden ser prácticas deportivas si nos ajustamos a la definición estricta de deporte.

Lo anterior ya es más que suficiente para asegurar sin miedo a equivocarse que los e-sports son una práctica deportiva pero añadamos a esto la existencia de: una técnica (aunque en el mundillo se mal denomina "mecánica"); un táctica que en el caso de League Of Legends por ejemplo se divide en el draft y en las rotaciones; un lugar de práctica como lo es la gaming room y un reglamento a la altura. Todos estos aspectos suelen ser desconocidos para mis compañeros de carrera que suelen ser poco duchos en esta materia.

Por tanto, los e-Sports cumplen con todos los requisitos para ser un una práctica deportiva, de hecho lo son en muchos países del mundo de forma reconocida e incluso optan a formar parte de los Juegos Olímpicos. Se puede alegar mucho en contra de que los e-sports no son un deporte pero siempre cualquier argumentación que se base en hechos y no en teorías o con un desconocimiento total de lo que se juzga, los e-sports, lleva en todo caso, a fijarnos en la definición de deporte de Sportaccord y el C.O.I. No podemos ser tan irresponsables de basar algo tan importante en nuestra opinión personal o en lo que estamos acostumbrados además de que, por otro lado, es un poco presuntuoso creer que tenemos la razón y que en el resto del mundo se equivocan. Esta forma de proceder pondrá a nuestro país a la cola del progreso y eso es algo muy peligroso para nuestros jóvenes, sobre todo cuando además ya viven esta realidad y esta cultura de los e-Sports a la que no debemos dar la espalda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine