Entrevista a Javier Puga

"Trabajamos mejor que nadie los productos ecológicos"

"Nos hemos dado cuenta de que según ha ido mejorando la situación económica, para el consumidor el precio no lo es todo", argumenta el Consejero Delegado del Grupo Dinosol

30.03.2017 | 00:46
"Trabajamos mejor que nadie los productos ecológicos"

La satisfacción del cliente, la excelencia en el servicio y lograr que el equipo humano se sienta orgulloso de pertenecer a una empresa que sabe que el trabajador optimista, creativo, flexible y empático es más productivo, son algunas de las grandes metas que hoy día afronta con ilusión el Grupo Dinosol, referente de la sociedad canaria y que aspira a ser modelo de 'empresa feliz'.

-¿Cómo han ido evolucionando las directrices empresariales desde que usted tomó las riendas del grupo hasta ahora, cuando se han incorporado otras grandes superficies al mercado canario?

-En 2012, cuando compramos el Grupo, nuestra prioridad fue remodelar las tiendas y tener unos precios muy agresivos. De hecho, nuestro lema 'los mejores precios de Canarias", es completamente cierto, para lo que tenemos un equipo de 14 personas cotejando entre 12.000 y 13.000 precios diarios, que procesan por radiofrecuencia por ordenador cada día, para saber si hay alguno de nuestros precios que esté más caro que la competencia. Si es así, lo cambiamos inmediatamente, y podemos afirmar que somos entre un 3% y un 7% más baratos que la competencia.

-Pero hoy en día, para el consumidor, el precio no lo es todo...

Es verdad, a medida que hemos ido saliendo de la crisis, nos hemos dado cuenta que, según ha ido mejorando la situación económica, para el consumidor el precio no lo es todo, sino que pide algo más: un buen servicio. Por eso empezamos hace más de año y medio el proyecto DA+ que consiste en lograr la excelencia del servicio a nuestros clientes a través de la satisfacción de nuestros empleados. Y estamos realmente contentos con el resultado, aunque aún queda mucho por hacer. Este año hemos logrado una media de 352 puntos sobre 500 y en más de 20 tiendas hemos superado los 400 puntos, y esa alegría se nota muchísimo.

¿Cómo han conseguido esa mejora?

Nos hemos dado cuenta de que para lograr esa excelencia, lo más importante es que el personal esté contento con su puesto de trabajo. Para ello, hemos trabajado en dos líneas: dar muchos cursos de formación a los gerentes de las tiendas para que sepan que ser jefe no es mandar, sino liderar, ser compañero, dar ejemplo y preocuparse por su gente; y otra línea muy importante, que consiste en dar muchas medidas de tipo social, para que el empleado sepa que cuando tenga dificultades, la empresa estará ahí cuando a ellos les hace falta. En este ámbito llevamos trabajando 6 meses, un proyecto cuyos primeros resultados presentaremos en abril.

¿Qué planes tiene una empresa que valora tanto a su equipo humano?

Ahora es el momento de demostrar estos planes que comento. Hace poco tiempo nos reunimos el comité de dirección y todos los consejeros, y cuando nos planteamos cuál era nuestra misión a medio y largo plazo, todos coincidimos en que no era ganar mucho dinero, sino sentirnos orgullosos de colaborar en la sociedad que nos rodea, que algún día seamos una empresa referente en Canarias, no por ganar mucho dinero, sino por hacer las cosas bien. Que nuestro personal, aún sabiendo que no es el que más dinero gana, se sienta orgulloso de pertenecer a esta empresa porque estamos a su lado cuando lo necesitan.

¿En qué consisten esas mejoras?

No pretendemos cubrir las necesidades que tiene que cubrir el Gobierno de Canarias, pero por ser una empresa privada, sí tenemos esa agilidad que no tienen las empresas públicas, de poder evaluar a nuestro personal, conocerlo, y queremos que la gran mayoría se sienta orgulloso de trabajar en esta empresa. A las personas que trabajan en nuestra casa siempre les decimos: usted cuide mi casa como si fuera suya, y yo cuidaré de usted como si fuera de mi familia. Esto, extrapolado a la empresa, es posible, pero requiere un trabajo a largo plazo. Son palabras muy bonitas, pero hay que hacerlo, y hacerlo bien.

¿Dónde queda entonces el beneficio económico?

Todos los directivos de la compañía estuvimos de acuerdo en decir que la empresa tiene que ganar dinero para poder reinvertir, pero el objetivo no es repartir dividendos, sino generar unos beneficios que te permitan ser competitivos en el mercado y, sobre todo, reinvertir en proyectos que nos gusten, porque no hay nada que te haga más feliz que trabajar en lo que te gusta.

-¿Cómo se consigue ese bienestar de su personal?

-Tenemos que conseguir que la gente sea feliz, es importantísimo que se sientan a gusto en el trabajo. Y a algunas personas les gusta por naturaleza, y a otros hay que ayudarles. Por ejemplo, un reponedor puede pensar que estar todos los días colocando latas es aburrido, y otro que conocer clientes nuevos cada jornada es algo divertido. A veces el trabajo no es tan entretenido y satisfactorio, pero también puedes ver el lado positivo de cada puesto. Es una cuestión de actitud, y el gerente de cada tienda es una pieza clave en transmitir ese entusiasmo, lograr que el equipo se sienta como un grupo de amigos trabajando junto para que se sientan contentos. Esto está dando sus frutos, algo que se nota nada más entrar en una tienda. Tenemos muchas tiendas donde se respira mucha alegría.

-¿La sociedad canaria lo nota?

-No hemos llegado ahí todavía. Estamos en el proceso interno para que dentro de unos años la sociedad canaria sí lo perciba. Eso sucederá cuando hayamos demostrado que lo que estoy diciendo es verdad. Tenemos que tener claro que nuestro personal es nuestra publicidad directa más potente, nuestro principal comunicador. Que se sientan felices y orgullosos de trabajar aquí, que sepan que si hay algún problema grave, la empresa estuvo ahí para ayudarles, siempre que lo necesiten de verdad.

-¿A qué tipo de ayudas se refiere?

-Por ejemplo, es muy triste que un matrimonio que trabaje con nosotros y tengan unos ingresos moderados, tengan un hijo con un expediente magnífico y no pueda estudiar una carrera por falta de recursos. Ahí llegamos nosotros para darle una oportunidad para en el futuro tenerla dentro de nuestra organización. Este tipo de actuaciones darán su fruto en unos años, porque el compromiso con la sociedad nos produce mucha satisfacción.

-¿Qué otras características encontramos en Dinosol que no encontramos en otras grandes superficies?

-Primero, los mejores precios. Segundo, tenemos una colección muchísimo más amplia de productos canarios. Tercero estamos trabajando para conseguir mejor servicio, más personalizado y mucho más cercano, y es cierto que ya damos servicio, como llevar la compra a domicilio gratuitamente por importes inferiores al resto de supermercados, así como también es gratuita en determinadas comprar on line. Otra cualidad en la que destacamos es nuestro interés por aquellas personas con necesidades específicas en alimentación con nuestra oferta en productos sin gluten o en cómo trabajamos, mejor que nadie, los productos ecológicos, donde somos líderes. Además estamos pensando en desarrollar unos rincones gourmet en tiendas grandes, realmente interesantes.

-¿Qué proyectos de futuro tiene el Grupo?

-Hay muchos, pero los más inmimentes es que estamos construyendo el Hiperdino de Arucas y el del Centro Comercial de Tamaraceite. También estamos en fase de obtener licencia de otro que estará en San Cristóbal, y haciendo el proyecto de otro más en Güimar. Por último, ya hemos comprado la parcela para construir un Hiperdino en Mesa y López, donde Dinosol tiene una participación del 20% de una sociedad que se llama Residencial América, junto a Satocan y otros nueve accionistas de Tenerife y Gran Canaria. Ahí irán también 400 viviendas y las oficinas centrales donde estaremos en un futuro, un proyecto realmente bonito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine