27 de marzo de 2015
27.03.2015

Una trampa de seguridad

Las cabinas de los pilotos disponen, tras la tragedia del 11-S, de un dispositivo que permite bloquear el acceso desde el exterior

27.03.2015 | 02:35

Las medidas de seguridad implantadas en los aviones para evitar secuestros aéreos como los que provocaron la tragedia del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos (EE UU) pudieron haber facilitado que el copiloto Andreas G. Lubitz estrellara en los Alpes el avión de Germanways que cubría el martes la ruta entre Barcelona y Düsseldorf.

El obligado blindaje de las cabinas de los pilotos, que favorece su aislamiento absoluto ante posibles ataques, impidió que el comandante de la nave, que había salido momentáneamente al servicio, pudiera regresar a la cabina para tratar de evitar el siniestro. Su compañero activó el bloqueo interior de la puerta, para que nadie pudiera abrirla, y después, de acuerdo con la versión facilitada ayer por el fiscal del caso, destruyó deliberadamente la nave.

Las puertas de los aviones como el Airbus de Germanwings, que están totalmente blindadas, disponen en su exterior de un teclado con diez números que permiten la apertura con la inserción de una combinación de cuatro dígitos que únicamente conocen los pilotos o el sobrecargo del vuelo, que es el responsable de los auxiliares de tripulación. Además, para cuando la aeronave se encuentra en pleno vuelo, existe un segundo código secreto, que activa una alarma en el interior de la cabina para que los pilotos puedan observar por una mirilla o por una videocámara quién quiere entrar en su compartimento, autorizando o no el paso.

Tres posiciones

En el cuadro de mandos del piloto está instalado un sistema de apertura de la puerta que cuenta con un dispositivo de tres posiciones. Una de ellas permite la apertura sin mayores problemas. Otra la bloquea durante cinco minutos y una tercera aísla totalmente el compartimento. Sería esta la que activó el copiloto cuando el comandante llamó por el interfono para regresar a su puesto tras haber ido al servicio. Los pilotos comparten cuarto de baño con el resto de la tripulación y del pasaje. Instalar uno exclusivo para ellos en la cabina obligaría a eliminar varios asientos en la parte delantera del avión.

Germanwings no tiene entre sus protocolos de seguridad el que cuando uno de los dos pilotos abandona la cabina deba de ser sustituido por el sobrecargo u otro integrante de la tripulación, algo que sí se hace en aerolíneas españolas como Iberia o Vueling. El objetivo es que siempre haya dos personas pendientes de la navegación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

Un corrimiento de tierra daña unos 15 coches nuevos en el Parque Empresarial Tívoli

Un corrimiento de tierra daña unos 15 coches nuevos en el Parque Empresarial Tívoli

Tres de los vehículos de la marca Ford quedaron semienterrados bajo una montaña de piedras y tierra

Detenido por violar a una mujer en Arucas tras engañarla con una oferta de trabajo falsa

El arrestado, vecino de Vecindario y sin antecedentes penales, ingresa en prisión

Muere una cría de delfín al ser manoseada por cientos de bañistas en Almería

Un gran número de personas se abalanzó sobre el animal para tocarle y hacerle fotos

Muere Salva Delhom, el joven valenciano que sufría leucemia

Muere Salva Delhom, el joven valenciano que sufría leucemia

El chico esperaba desde hace meses un donante compatible para un transplante de médula

Detenido por disparar a un perro con un arco de caza

Detenido por disparar a un perro con un arco de caza

Encontraron al perro con un orificio en el costado y rodeado de un charco de sangre

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine