ÚLTIMA HORA
Localizada en Turquía la chica de Málaga desaparecida junto a su novia

39 detenidos en Las Palmas por la falsificación de 2.200 recetas médicas

La denuncia de seis médicos desmantela la red que retiraba medicamentos en farmacias de las Islas y Granada

20.04.2017 | 02:47
Un policía, con documentación y recetas intervenidas a una banda que introducía psicotrópicos en el mercado negro.

Un sistema que permite descubrir anomalías

  • Tras saber que desde hacía tres años se habían sustraído diversos talonarios de recetas en centros de salud pública de la provincia de Las Palmas, fue el Colegio de Farmacéuticos el que "detectó la existencia de recetas que se dispensaban de forma no adecuada", como señalaron a este periódico fuentes del citado colectivo. Según estas mismas fuentes había sido el propio sistema informático del Colegio de Farmacéuticos, desde el que se puede controlar la naturaleza y todo lo relacionado con las recetas médicas, el que detectara "esta incidencia", sin saberse que iba a tener este alcance. Después de este descubrimiento, el mencionado colegio informó de esta situación al Departamento del Uso Racional del Medicamento del Servicio Canario de la Salud (SCS), así como también al Colegio de Médicos de Las Palmas. A partir de las denuncias de los seis facultativos sobre el robo de los talonarios y todos los datos que proporcionaba cada colectivo, el Cuerpo Nacional de Policía pudo iniciar esta operación. Tras localizar a un primer sospechoso que contaba con 2.200 recetas falsificadas, los agentes investigaron a un total de 53 personas, de las que detuvieron a 39 en la provincia oriental, 29 hombres y diez mujeres. Asimismo, descubrieron que son ocho los que se encargaban de la distribución de los psicotrópicos a precio mucho más elevado, logrando así grandes beneficios económicos. Estos fármacos habían sido retirados no sólo en la provincia de Las Palmas, sino también en la de Santa Cruz de Tenerife y en la de Granada con la intención "de despiste". M. Á. M.

El Cuerpo Nacional de Policía ha desmantelado una banda que en el archipiélago canario retiraba medicamentos, psicotrópicos, de farmacias de las dos provincias, así como de Granada, tras la sustracción de talonarios de recetas, y después introducía dichos medicamentos en el mercado negro.

De esta manera, la Policía Nacional arrestó en la provincia oriental a un total de 39 personas por falsificar miles de recetas de fármacos que actúan en el sistema nervioso central que fueron sustraídas de centros de salud públicos, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Canarias en un comunicado.

Los agentes identificaron a 53 personas, de las cuales se procedió a la detención de 39, de las cuales 29 son hombres y el resto mujeres. Las edades oscilan entre los 22 y los 60 años. Son investigados como presuntos autores de delitos de estafa y falsificación de documentos, si bien a ocho de ellos se les atribuye además un delito contra la salud pública por comercializar los fármacos en el mercado negro. Treinta de los detenidos tenían antecedentes policiales.

Los medicamentos eran retirados en farmacias de las provincias de Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife y Granada, mientras que los talonarios de recetas y los sellos eran sustraídos en centros de salud públicos. Según las fuentes policiales, fueron localizadas 2.200 recetas falsificadas fechadas durante los años 2015 y 2016.

La investigación se inició a raíz de una intervención rutinaria en la que policías intervinieron a un individuo gran cantidad de recetas de fármacos psicotrópicos, así como la fotocopia de una tarjeta del Servicio Canario de Salud (SCS) que no le pertenecía. A raíz de las pesquisas policiales salieron a la luz gran cantidad de talonarios de recetas y sellos facultativos sustraídos en centros de salud públicos, cuyos titulares no reconocieron las firmas o la caligrafía plasmada en los documentos médicos.

Las recetas sustraídas eran cumplimentadas prescribiendo dos conocidos fármacos psicotrópicos, firmadas y selladas, para luego ser entregadas a terceros que se encargaban de retirar los medicamentos en calidad de pacientes y en distintas farmacias de las provincias de Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife y Granada para no levantar sospechas. Una vez en posesión de los fármacos, eran entregados a los principales investigados, quienes los comercializaban en el mercado negro sin prescripción médica y a precios mucho más elevados, obteniendo así grandes beneficios.

La mayor parte de las cerca de 2.200 recetas falsificadas fueron localizadas en Canarias y, en menor medida, en la provincia de Granada. Una vez instruido el atestado policial fue puesto a disposición de la autoridad judicial. Esta operación fue llevada a cabo por agentes del Grupo de Delitos Patrimoniales de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas.

El descubrimiento y desmantelamiento de esta organización ha sido motivo de "alegría" para el Colegio de Médicos de Las Palmas, aunque no de sorpresa, ya que conocía desde hacía tres años que se robaron de centros de salud públicos. Seis médicos -cuatro en Lanzarote, uno en Gran Canaria y otro en Fuerteventura- fueron los que denunciaron estas sustracciones.

Alerta

La secretaria de la junta directiva del Colegio, Marta León, informó de estas denuncias cuando fue preguntada por esta operación policial e indicó que fueron las farmacias las que alertaron de la existencia de dichas recetas falsificadas, no sólo de psicotrópicos, sino de fármacos de otro tipo, que además pertenecían a un mismo médico cuya firma se falsificó.

En cambio, la directiva del Colegio de Médicos de Las Palmas reconoció su sorpresa por el número de recetas localizadas y sin usar, "entre 200 y 2.000", a una de las personas que fue detenida ya que los facultativos denunciantes barajaban una cantidad de una veintena.

Marta León señaló asimismo que la persona detenida, que contaba con gran número de recetas médicas, era la que distribuía las recetas a otras personas de la organización para comprar medicamentos en distintas farmacias y conseguir la distracción policial porque sabían que existían sospechas sobre su actuación.

Finalmente, la secretaria de este colegio indicó también que los médicos de primaria ya prácticamente no tienen talonarios como los que fueron intervenidos por los agentes, pues actualmente su uso está relegado prácticamente al director del centro de salud público, y únicamente los emplean cuando efectúan los facultativos alguna visita domiciliaria del paciente o en el caso de que falla el ordenador y no pueden emitir las recetas electrónicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

Localizan a la joven de Málaga y su novia desaparecidas en Turquía

Las autoridades del país retienen a ambas chicas - El padre asegura que ambas están bien

Detenido un sospechoso de vender psicotrópicos

Detenido un sospechoso de vender psicotrópicos

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 61 años por supuestamente haber...

Una contaminación bacteriana obliga a cerrar al baño la playa de El Confital

Una contaminación bacteriana obliga a cerrar al baño la playa de El Confital

El Gobierno de Canarias detecta un episodio puntual que no está relacionado con el vertido del ferry

Rescatan a un hombre atrapado en su trabajo en la capital grancanaria

Rescatan a un hombre atrapado en su trabajo en la capital grancanaria

Los bomberos lo sacaron por una ventana con una escalera - Ocurrió en un edificio de la calle León...

Atrapado en su oficina

Atrapado en su oficina

Un empleado de Arenales sale de su empresa con ayuda de los bomberos al quedar encerrado

Un vecino de Arucas, grave al caer por el acantilado junto al Puertillo

Un varón de 52 años sufrió ayer politraumatismos graves tras caer de forma...

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine